Alergia a alimentos: qué hay que hacer y cómo hay que actuar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4 basado en 4 valoraciones
  • Una alergia alimentaria es una respuesta desproporcionada del sistema inmunitario que se manifiesta poco tiempo después de haber ingerido un alimento concreto.
  • Todas las alergias deben ser diagnosticadas por un alergólogo o médico especialista en alergias.
  • Es fácil confundir una alergia a un determinado alimento con una intolerancia alimentaria.
(Última actualización 05 de agosto de 2020)

Existen gran cantidad de tipos de alergias, en esta ocasión nos vamos a centrar en la alergia a los alimentos, hablaremos de las más comunes y cómo debemos actuar ante ellas. Este artículo te dará unas cuantas claves para evitar pasarlo mal si ingieres algún alimento peligroso para ti, aunque recuerda que si te encuentras en esta situación deberás acudir a profesionales médicos para que te traten. Gracias al servicio de asistencia sanitaria de tu seguro de salud, podrás acceder a un diagnóstico preciso, de urgencia si fuera necesario, para tener un tratamiento con rapidez.

Alergia alimentaria: síntomas y tratamiento

Hay alergias a gran cantidad de alimentos. A continuación detallamos las alergias alimentarias más comunes junto a sus síntomas. Todas ellas deben ser diagnosticadas por un alergólogo o médico especialista en alergias y tienen en común su tratamiento: en todas ellas consiste en eliminar de la dieta el alimento que nos provoca la alergia, aunque en algunos casos existen tratamientos que consisten en vacunas antialérgicas, inmunoterapia oral o desensibilizaciones orales.

Alergia al huevo

La alergia al huevo deriva en reacciones tras el consumo y/o el contacto con este alimento. Si tienes antecedentes familiares, has padecido alergias a otros alimentos o tuviste dermatitis atópica en la infancia, hay más posibilidades de que la sufras. Se trata de una alergia alimentaria más frecuente en niños de entre 12 meses y 2 años. En adultos su prevalencia es de tan solo el 1%.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Ligero picor en la boca y/o en la garganta.
  • Enrojecimiento de la piel, picor o urticaria aguda.
  • Otras reacciones alérgicas cutáneas: Labios y/o párpados hinchados.
    Vómitos, dolor abdominal y diarrea.
  • Dificultad para respirar y tragar, con menor frecuencia.

Alergia a los frutos secos

La alergia a los frutos es una de las alergias alimentarias más frecuentes.

La alergia a los frutos secos es la primera causa de alergia alimentaria en adultos y una de las más frecuentes en niños.

El cacahuete es el fruto seco que más alergias produce, especialmente en los países anglosajones. En ocasiones tienen lugar casos tan graves que incluso pueden producir la muerte. Las avellanas también producen con frecuencia reacciones alérgicas y, en España, también las nueces y las almendras.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Realizar sonidos sibilantes al respirar.
  • Dificultad respiratoria.
  • Tos y/o estornudos.
  • Ronquera y/o presión en la garganta.
  • Dolor de estomacal y/o vómitos.

Alergia LTP (proteína LTP)

La conocida como alergia LTP (Proteína Transportadora de Lípidos) consiste en un tipo de alergia a una proteína que generalmente se encuentra en algunas frutas y verduras frescas. La proteína LTP puede hallarse en numerosas frutas como manzanas, peras, albaricoques, ciruelas o fresas, entre otras. Además podemos encontrarla en otros alimentos tan comunes como el tomate, la zanahoria, el perejil, el maíz o el trigo.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Picor e irritación de boca y faringe con posible hinchazón de labios y laringe.
  • Dolor abdominal, vómitos y/o diarrea.
  • Piel irritada y/o urticaria.
  • Asma y/o conjuntivitis.
  • Hinchazón de la glotis y anafilaxia, la afección más grave.

Alergia a la leche

La alergia a la leche suele ser hereditaria aunque también podemos desarrollarla a causa de factores ambientales, habitualmente durante el primer año de vida. En cambio, la alergia a la leche termina desapareciendo a partir de los 10 años de edad en el 90% de los casos. Cabe destacar que la gravedad puede ser diversa, dependiendo del grado de sensibilización que tengamos y de la cantidad de leche que hayamos ingerido. Además, las reacciones alérgicas pueden ser peores al realizar ejercicio, consumir alcohol o tomar determinados medicamentos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cuáles son los síntomas?

  • Picor junto a piel enrojecida, habones, urticaria y/o edema en zonas como los labios o los párpados.
  • Dermatitis atópica.
  • Dolor en el abdomen, vómitos y/o diarrea ocasional.
  • Dificultad al tragar.
  • Rinitis o asma, con menor frecuencia.

Qué puede provocar las alergias alimentarias

Tal como hemos adelantado, una alergia alimentaria es una respuesta desproporcionada del sistema inmunitario que se manifiesta poco tiempo después de haber ingerido un alimento concreto, incluso tratándose de una pequeña cantidad. Es fácil que confundamos una alergia a un determinado alimento con una Hay que tener en cuenta que esta última es menos frecuente y consiste en una intolerancia alimentaria.enfermedad menos grave, ya que el sistema inmunitario no está involucrado.

Una vez que hemos detallado los síntomas asociados a los alimentos alérgicos más frecuentes, veamos cómo se puede manifestar una reacción alérgica alimentaria, en líneas generales, para ayudarte en caso de sospechar que pudieras tener alergia a algún otro tipo de alimento:

  • Sensación de hormigueo o picor en la boca.
  • Picor en la piel, urticaria o eczema.
  • Hinchazón en diferentes zonas de la cara: mejillas, labios, lengua o garganta.
  • Congestión nasal, ruidos sibilantes al respirar o dificultad respiratoria.
  • Dolor en el abdomen, náuseas, vómitos o diarrea.
  • Aturdimiento, desmayos o mareos.
  • Anafilixia, una afección grave que requiere asistencia sanitaria urgente y que se caracteriza por los siguientes signos:
    • Vías respiratorias oprimidas.
    • Garganta inflamada o sensación de garganta obstruida que dificulta la respiración.
    • Tensión arterial muy baja.
    • Pulso acelerado
    • Aturdimiento, mareo o pérdida de conocimiento.

¿Cómo debe ser la asistencia médica?

Como sabrás, tu seguro de salud vela siempre por tu bienestar, y es por eso que resulta ideal para recibir la asistencia médica que necesitas en caso de alergia alimentaria. Si cuentas con un buen seguro de salud, incluirá coberturas que contemplan los servicios que necesitas. Presta atención a todo lo que tu seguro de salud te puede ofrecer:

  • Tienes a tu disposición un cuadro médico amplio que te permitirá acceder a los mejores especialistas y profesionales de la medicina para diagnosticar y tratar tus alergias rápidamente.
  • Gracias a tu seguro de salud evitarás esperar largas semanas para tener los resultados o pasar por tediosas listas de espera antes de una cita.
  • Te beneficias de un servicio de medicina preventiva y de eficaces tratamientos con los que podrás tener bajo control tu alergia alimentaria.
  • Dispones de una cobertura de farmacia que se encargará de abonarte una parte del gasto que tengas que hacer en medicinas, y la cobertura de asistencia en el extranjero por si te da un fuerte ataque de alergia durante un viaje fuera del país.

Control y vigilancia ante las alergias alimentarias

Si sospechas de que puedes tener alguna alergia alimentaria, es necesario que acudas a un médico especialista para obtener un diagnóstico acertado. Una vez que sabes a qué alimento tienes alergia, deberás excluirlo totalmente de tu dieta para evitar que tu salud se complique. No obstante, no siempre es fácil eliminar un alimento completamente de nuestra dieta, ya que en ocasiones puede formar parte de los ingredientes en determinadas comidas y no siempre lo podemos saber como por ejemplo, si acudimos a un restaurante. Por otra parte, es esencial leer las etiquetas de los productos que compramos en el supermercado para evitar aquellos que contengan nuestro alimento prohibido.

En caso de llevar a raya tu alimentación sea complicado para ti, consulta con tu médico especialista si existe algún tratamiento que pueda acabar con tu alergia alimentaria. Existen tratamientos para determinados alimentos que pueden ayudarte. Además, ten en cuenta que si sufres una reacción alérgica, puedes acudir al tratamiento correspondiente que contribuya a sobrellevar los síntomas.
Ahora que ya sabes cómo puede ayudarte tu seguro de salud a afrontar tu alergia alimentaria, puedes sentirte más aliviado y tranquilo sabiendo que cuentas con todo lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 7 =