¿Cómo funcionan las ayudas hipotecarias que ha aprobado el Gobierno?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Para muchos, contratar una hipoteca es la única forma de adquirir una vivienda a pesar de disponer de ahorros. Aunque sin duda se trata de una herramienta valiosa, lamentablemente no todas las familias disponen de medios suficientes para acceder a ella. Por ese motivo, el Gobierno ha puesto en marcha un plan de ayudas hipotecarias con el acuerdo de las entidades bancarias.

Este plan de ayudas a las hipotecas se orienta a familias con ingresos bajos, y establece una serie de medidas para facilitar la devolución de la deuda contraída con el banco. Si quieres saber cómo solicitar ayuda del Gobierno para tu hipoteca, sigue leyendo: en este artículo indicamos cómo funcionan las ayudas para las hipotecas, qué requisitos exigen y qué gestiones debes realizar para tramitarlas.

¿En qué consisten estas ayudas para hipotecas?

Aunque se conocen como ayudas para las hipotecas, el paquete de medidas que ha puesto en marcha el Gobierno no consiste en una subvención ni otra clase de prestación monetaria. Las ayudas del Estado para las hipotecas consisten en una serie de alternativas y ventajas que se proporcionan a personas y familias en situación de vulnerabilidad acreditada.

Las medidas de ayuda del Gobierno para la hipoteca se clasifican según los hogares a los que van destinadas, como se indica a continuación:

  • Familias muy vulnerables y vulnerables: Los hogares que tengan ingresos que no superen los 25.200 euros se considerarán vulnerables, y podrán acogerse a las siguientes medidas:
    • Reestructuración de la deuda: Podrá solicitarse la reestructuración de la deuda por segunda vez.
    • Carencia: Se podrá solicitar una carencia de cinco años, en la que solo se pagará un tipo de interés reducido, del Euribor + 0.25% al Euribor + 0.10.
    • Plazo de solicitud de dación en pago: Las familias que quieran saldar la deuda entregando la vivienda podrán solicitar este proceso hasta 24 meses después de la firma de la hipoteca. Si están sometidas a desahucio, también podrán solicitar vivir en la vivienda como arrendatarios por un alquiler máximo del 3% del valor de la vivienda.
    • Ampliación: En caso de esfuerzo hipotecario provocado por la subida de los intereses (un encarecimiento mínimo de 50%), se podrá ampliar el plazo para la devolución de la deuda hasta un máximo de siete años.
  • Familias en riesgo de vulnerabilidad: Los hogares con ingresos inferiores a 29.400 euros podrán optar por lo siguiente:
  • Congelación: podrán congelar la cuota de la hipoteca durante 12 meses, pagando un tipo de interés reducido.
  • Ampliación: También estos hogares podrán alargar el pago de la hipoteca hasta siete años en caso de esfuerzo hipotecario.

¿Quién puede beneficiarse?

Como hemos indicado, podrán beneficiarse las familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad, definidas en los siguientes términos:

  • Familias muy vulnerables: las que ingresen como máximo 25.200 euros anuales, dediquen más del 50 % de la renta a pagar la hipoteca y sufran esfuerzo hipotecario. El precio máximo de la vivienda será de 300.000 euros.
  • Familias vulnerables: que ingresen un máximo de 25.200 euros anuales y dediquen más del 50 % de sus rentas a pagar la hipoteca. En este caso no podrán solicitar la ampliación de la hipoteca hasta siete años.
  • Familias en riesgo de vulnerabilidad: con ingresos máximos de 29.400 euros anuales y dediquen 30% de sus rentas al pago de la cuota hipotecaria, que debe haberse encarecido un 20% como mínimo.

¿Cómo solicitar ayuda para hipoteca?

Las anteriores medidas de ayuda del Gobierno para pagar la hipoteca entró en vigor el 1 de enero de 2023, y se manifestó en una actualización del Código de Buenas Prácticas de 2012. Este Código regula la conducta de las entidades financieras, que pueden aplicar sus medidas de forma voluntaria.

Al no tratarse de prestaciones monetarias por parte del Gobierno, las medidas de ayuda deberán solicitarse a la entidad financiera con la que se contrate la hipoteca. Es importante tener en cuenta el carácter voluntario de estas medidas: la entidad bancaria deberá comunicarnos que se suma al plan de ayuda del Gobierno y poner a nuestra disposición toda la información necesaria. Formar parte del plan de ayudas beneficiará a la entidad bancaria, puesto que si no implementa las medidas se arriesga a que traslademos la hipoteca a otro banco.

Una vez sepamos que nuestra entidad financiera sigue el Código de Buenas Prácticas, sólo tendremos que proporcionar la información relativa a nuestros ingresos y solicitar que se nos aplique alguna de las medidas de ayuda para el pago de la hipoteca.

Protege tu nuevo hogar con un seguro de vivienda

Sin duda, las nuevas medidas del Gobierno son una buena noticia. Cuando entren en vigor, muchas familias dispondrán de más tiempo y recursos para pagar la hipoteca y escoger mejores seguros obligatorios en su contratación. Así, los nuevos propietarios sólo tendrán que preocuparse de disfrutar de su vivienda.

Sin embargo, es importante recordar que no basta con hacer frente al pago de las deudas. También es fundamental mantener nuestro hogar en buen estado y estar cubiertos ante imprevistos: recuerda que el seguro de vivienda habitual de Plus Ultra Seguros protege tu vivienda con las coberturas más completas, flexibles e innovadoras, tu casa, tus pertenencias y muchas de las situaciones en las que tu familia pueda verse involucrada. Un seguro de hogar para tu vivienda habitual con todo lo imprescindible y la posibilidad de complementarlo con coberturas opcionales.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 15 =