Bulos y falsos mitos sobre la alimentación

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 1 basado en 1 valoraciones

Tanto en boca de amigos y conocidos como en artículos de Internet, los mitos sobre nutrición están por todas partes. En ocasiones son inofensivos, pero en otros casos (como las conocidas “dietas milagro”) pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud.

La mejor manera de combatir los peligros de la información falsa es estar bien informados. En este post te contamos los mitos sobre alimentación más recurrentes, y te damos las claves para llevar una dieta verdaderamente saludable.

¿Cuáles son los mitos de la nutrición y la alimentación más comunes?

Todos los mitos sobre la alimentación tienen en común su falta de fundamentación científica. Por norma general, se tratan de afirmaciones infundadas sobre las propiedades de un alimento, que acaban extendiéndose como sabiduría popular a pesar de no ser ciertas. A continuación repasamos los mitos más habituales.

¿Cuándo es mejor comer fruta?

Independientemente de la hora del día en la que comamos una pieza o ración de fruta, siempre aportan el mismo número de calorías y vitaminas. Si bien a nivel nutricional no se ve afectada su ingesta en este sentido dependiente del momento del día, sí que influye en su digestión y absorción el hecho de consumirlas aisladas de otras comidas, como las comidas principales. Además, comerlas entre comidas puede ayudarnos a evitar caer en otros aperitivos más calóricos y reducir el hambre antes de una comida principal. Lo que sí es conveniente es valorar los azúcares que nos puede aportar según qué fruta, por ejemplo no tiene la misma cantidad de azúcar un plátano que un pomelo, así como la carga de vitamina C que puedan contener y aplicarlo según nuestro caso.
Teniendo en cuenta unas sencillas pautas, prestando atención a la composición nutricional de la fruta y el beneficio que nos puede aportar, recordar que siempre es bueno y recomendable tomar al menos un par de piezas de fruta al día.

¿El pan es saludable? ¿Y engorda?

También es frecuente oír que el pan engorda y que, además, no es bueno para nuestra salud. Desde luego, contiene calorías como cualquier otro alimento: tiene un contenido calórico de 260 kCal cada 100 gramos, que pueden ser algo más según el tipo de harina con el que esté hecho.

Pero eso no significa que no sea sano: tiene poca grasa y nos aporta hidratos de carbono complejos necesarios para una nutrición equilibrada. Por ese motivo es un pilar de la dieta mediterránea: es un acompañamiento ideal para cualquier comida del día, y no tiene por qué engordarnos si consumimos la cantidad adecuada.

Por tanto, con el pan, lo recomendable es tener consciencia de la cantidad diaria que consumimos, así como atender a las diferentes posibilidades que hoy en día podemos encontrar en el mercado, con harinas muy diferentes, algunas muy bajas en gluten que nos pueden ayudar a mejorar su digestión, y otras integrales con mayor contenido de fibra y que nos ofrece una asimilación de carbohidratos más lenta.

¿Cuándo tomar agua?

Como ya habrás escuchado alguna vez, es importante beber una cierta cantidad de agua al día, entre 1,5 y 2 litros, agua ‘limpia’ en la medida de lo posible, o también en forma de té infusión. En vasos pequeños o ‘sorbitos cortos’ como solemos decir, es suficiente para trasladar a nuestro organismo la hidratación que necesita.

Es recomendable no tomarla en exceso durante las comidas, ya que nos puede generar mayor sensación de hinchazón y pesadez en el estómago.

¿Los alimentos congelados son menos saludables que los frescos?

Los alimentos congelados son saludables en la misma medida que los frescos. La congelación no modifica las propiedades de los alimentos, por lo que comer pollo o pescado congelado nos aportará el mismo contenido nutricional. Además, la congelación tiene una ventaja evidente: nos permite almacenar los alimentos durante más tiempo y tenerlos al alcance cuando los necesitemos.

Sí que tenemos que prestar atención a la cadena de frío y a su descongelación. Es importante no romper el ciclo de congelación ya que ahí sí que estaríamos alterando sus propiedades si medio descongelamos un alimento, porque lo dejamos fuera del congelador más tiempo de la cuenta desde que salimos del supermercado y hasta que llegamos a casa. Así mismo, cuando lo sacamos del congelador para cocinarlo, lo recomendable es dejarlo en el frigorífico para que tenga una descongelación progresiva, de manera que poco a poco vaya perdiendo la congelación.

¿Hay que tomar suplementos vitamínicos para llevar un estilo de vida saludable?

Los suplementos vitamínicos no son imprescindibles para tener buena salud, excepto en casos concretos como el embarazo o enfermedades relacionadas con la nutrición, donde la falta o mala absorción de alguna vitamina haga necesario recurrir a la suplementación. Pero si nuestra dieta es saludable y equilibrada, no es necesario que le añadamos suplementos ya que todas las vitaminas y nutrientes que necesitamos los tendremos a través de los alimentos

No tenemos que perder de vista también que hacer más actividad física y modificar nuestra dieta es bueno para fortalecer el sistema inmune. La gran ventaja de confiar en una dieta equilibrada es que los alimentos actúan en conjunto, combinando sus propiedades y aportando beneficios que los suplementos no proporcionan.

Una dieta equilibrada y asesoramiento especializado, los mejores aliados

Los bulos sobre la nutrición pueden parecer inocuos, pero pueden llevarnos a modificar nuestros hábitos alimentarios y afectar a nuestra salud a largo plazo. La mejor manera de conseguir una vida sana es hacer ejercicio con regularidad y escoger una dieta saludable que se adapte a nuestras necesidades y preferencias. Siempre que vayamos a seguir una determinada dieta donde vayamos a priorizar un tipo de alimentos u otros, relacionado normalmente con un fin, es importante que contemos con el asesoramiento y pautas de un experto en nutrición. Pues, además de guiarnos en nuestro objetivo y pautarnos una dieta correcta, adaptará ambos a nuestro organismo, ya que cada persona podemos ser y reaccionar de manera diferente ante un mismo tipo de dieta y alimentación.

Para ello, recuerda que con el seguro Cosalud Bienestar puedes contar con un profesional médico y experto en dietética y nutrición, que te asesorará para llevar una dieta equilibrada acorde con tu perfil médico.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + cinco =