Calculadora IRPF para autónomos: ¿Cuánto debes pagar como autónomo?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Calculadora de IRPF para autónomos

¿Cuánto cuesta hacerse autónomo? Este colectivo tiene obligaciones muy particulares. Y para responder a esta pregunta de la manera más exhaustiva posible, hay que tener en cuenta que hay más gastos a parte de la cuota correspondiente. El impuesto del IRPF es uno de ellos. En este post te explicamos en qué consiste y ponemos a tu disposición una calculadora de IRPF para autónomos con la que puedes salir de dudas, informándote del valor que te corresponde en cuestión de segundos.

¿En qué consiste el IRPF para un autónomo?

El Impuesto de la Renta de Personas Físicas (IRPF) es un importe con carácter recaudatorio y al mismo tiempo una obligación para los autónomos. Si trabajas por tu cuenta, hay un porcentaje de la base imponible de tus facturas que debes descontar para abonársela al Estado, de manera similar a la retención de IRPF en la nómina de los trabajadores por cuenta ajena.

¿Cuánto paga un autónomo de IRPF?

En el caso de que lleves menos de tres años de alta como autónomo, el valor que te corresponde es del 7%, en cambio, si superas este periodo, el IRPF que tienes que entregar a Hacienda es del 15% para actividades profesionales y artísticas, del 2% para actividades agrícolas, forestales y ganaderas; y del 1% para el resto, excepto si estás inscrito en el primer epígrafe del IAE, donde no tienes esta obligación.

¿Cómo se aplica el IRPF en las facturas?

A la hora de realizar una factura, debes calcular el porcentaje de IRPF sobre la base imponible y restarle ese valor a la misma, siempre y cuando le factures a una empresa. En otras palabras, le adelantas este importe a Hacienda a través de la empresa que está obligada a liquidarlo.

Si le facturas a un particular no debes restar el IRPF de la base imponible, ya que los particulares no tienen que realizar este tipo de liquidación.

Gastos deducibles para autónomos en la declaración de la renta

Si eres autónomo y habitualmente realizas trabajos para empresas, es probable que Hacienda te devuelva una determinada cantidad tras realizar la declaración de la renta. Existen ciertos gastos que te puedes deducir y así minimizar el importe total de IRPF que te corresponde pagar:

  1. Contar con un seguro para tu oficina, por ejemplo, se considera un gasto deducible.
  2. Los consumos de explotación son igualmente deducibles. La compra de mercancías, materias primas y combustibles son algunos de ellos.
  3. Si tienes trabajadores a tu cargo, sus salarios también son deducibles. Lo mismo para los gastos en formación para la plantilla o similares.
  4. Los importes de alquileres y cánones se pueden deducir, como el valor de arrendamiento de un local, por ejemplo.
  5. Las reparaciones y las tareas de conservación de los materiales y las herramientas que necesites para trabajar también son deducibles si eres autónomo.
  6. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Actividades Físicas (IAE) se deducen igualmente.
  7. El IVA soportado para aquellos autónomos que estén exentos de declarar este impuesto.
  8. Los intereses de préstamos y las amortizaciones son también deducibles para los autónomos.

Conclusión

Si quieres realizar el cálculo correcto sobre cuánto se paga de autónomo realmente, no debes considerar únicamente el importe que le corresponde a tu cuota. La retención de IRPF para los autónomos es un valor que puede llegar a adquirir una magnitud bastante llamativa.
Recuerda que hay multitud de gastos que puedes deducirte, como lo son los seguros para comercio, entre otros.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 20 =