Líquido refrigerante: ¿Por qué es tan importante?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3 basado en 2 valoraciones

cambio del liquido refrigerante del coche

El líquido refrigerante es un compuesto químico que permite que el motor funcione a una temperatura estable aunque te encuentres en un lugar con altas o bajas temperaturas.

Según los especialistas, para que el motor trabaje de manera correcta y eficiente, no debe superar los 90 grados. De ahí la importancia que le debes dar a este líquido, ya que estarás protegiendo el corazón de tu vehículo evitando que se sobrecaliente o se congele.

Conocido también como líquido anticongelante, el compuesto trae otros añadidos como anticorrosivos, que evitan la erosión del sistema de refrigeración. Se acostumbra a cambiarlo cada 40 mil kilómetros o bien cada 2 años.

Cómo cambiar el líquido refrigerante

Antes de realizar el cambio del líquido, es importarte que tengas en cuenta que debes realizar este mantenimiento con el motor parado y frío, además, deberás situar tu vehículo en una superficie plana.

A continuación te detallamos los pasos a seguir:

Localiza el vaso de llenado del circuito de refrigeración

Normalmente se ubica fácilmente, pues es un contenedor semitransparente, situado en el capó del coche y del cual sale un tubo. Se identifica también por su tapón, que suele ser negro o azul. Si aún así no lo encuentras, consulta el manual del vehículo para saber exactamente dónde está.

Comprueba el nivel del líquido

En el vaso de llenado verás dos marcas que corresponden al nivel mínimo y el máximo. Siempre que el líquido se encuentre entre estas dos marcas estará en el nivel adecuado. En caso contrario si ves que el nivel ha disminuido podría deberse a una fuga.

Vacía el líquido antiguo

Para hacerlo, deberás vaciar el circuito refrigerante. Para ello deberás abrir este circuito mediante un tornillo, tapón o el mecanismo que proceda (dependiendo del vehículo). Y, con un recipiente debajo para recoger los restos de líquido, dejar que salga todo.

Limpia el sistema de refrigeración

Una vez vacío, con una manguera rellena el vaso para limpiar el sistema de refrigeración y evitar que queden impurezas. Tras esto, vuelve a cerrar el circuito.

Añade el líquido refrigerante

Una vez hecho esto, deberás añadir el líquido refrigerante en el vaso de llenado hasta que el nivel del líquido se mantenga entre el máximo y el mínimo.

Si el nivel se mantiene habremos acabado, en caso de que haya bajado, habrá que añadir un poco más.

Qué liquido refrigerante utilizar y precios

La tipología del líquido depende en gran medida del vehículo, por lo que deberás consultar cuál es el mejor para tu coche en el manual de mantenimiento del mismo. En caso de no encontrarlo, podríamos utilizar agua destilada.

Los precios del líquido anticongelante pueden variar según la marca y las concentraciones. Habitualmente, las botellas de 5 litros tienen un precio que oscila entre los 8 y los 15 euros.

Conservar tu vehículo en buenas condiciones es indispensable para ganar seguridad en la carretera. Para ello, no olvides realizar una revisión antes de salir de viaje durante tus vacaciones. En caso de que suceda un imprevisto durante tu trayecto, los seguros de coche te aportarán la tranquilidad de saber que estás protegido pase lo que pase.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =