El cambio climático: ¿qué puedes hacer al respecto?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

el cambio climático, el cambio climático consecuencias, el cambio climático y sus consecuencias

El cambio climático desgraciadamente es un hecho: la semana pasada un iceberg más grande que la isla de Mallorca (5800Km)  se desprendió de la Antártida, los aguaceros fuera de época malmeten las cosechas y el aumento de temperatura es constante. Pero aplicando estos simples consejos entre todos lo podemos frenar.

Existen ciertos comportamientos que resultan efectivos para controlar las consecuencias del cambio climático, aunque te recomendamos que, contrates el seguro de vivienda habitual de  Seguros Plus Ultra para estar protegido y tranquilo ante cualquier inclemencia del tiempo que pueda afectar a tu hogar.

Medidas que puedes tomar en tu casa:

  • Recuerda apagar del todo la TV y el PC, no los dejes en Stand by, evitarás que miles de kilos de CO2 contaminen la atmósfera.
  • Desconecta el cargador de tu móvil si no lo estás usando. De lo contrario gastas en balde.
  • Reemplaza las bombillas antiguas por las modernas led o bajo consumo. Es cierto que son más caras, pero a la larga suponen una clara inversión traducida en un ahorro de 45 kg de dióxido de carbono al año, que se traduce en unos 60€ en los gastos de electricidad según la Comisión Europea.
  • Utiliza menos agua caliente. Los electrodomésticos actuales y los detergentes están preparados para lavar casi en frío ahorrando 150 kg de CO2.

Evita las consecuencias del cambio climático adaptando estos hábitos diarios:

  • Cambia el coche por el transporte público o la bici. Ahorrarás 30 gr de CO2 por cada 4 km y medio que no conduzcas. Además de los 2,5 kg de CO2 por cada litro de combustible que libera un coche de media según la Comisión Europea.
  • Revisa la presión de los neumáticos, si está 0,5 bares por debajo de lo que debiera, tu vehículo gastará un 2,5% más de combustible incrementando la liberación de CO2 también en un 2,5%.
  • Pásate a la comida “bío”, de proximidad y no abuses de la carne ya que la ganadería es de los principales causantes de la contaminación atmosférica en nuestros días.

Desde  tu cocina, también puedes colaborar en pausar el cambio climático:

  • Usa la olla a presión y las “vaporeras”, ahorrarás mucho en energía. Si no dispones de ellas, prueba simplemente a tapar la cazuela mientras la tienes en el fuego.
  • No conectes el lavavajillas hasta que esté completamente lleno y nunca pongas alimentos calientes en la nevera pues incrementa considerablemente el gasto energético.
  • Y por último, recuerda la regla de las tres R: recicla (basura, papel, envases…), reutiliza (bolsas, papeles por las dos caras, trapos …) y reduce (la compra de envoltorios, embalajes…)

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =