Cocina de aprovechamiento: ¡No tires las sobras!

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

A menudo no le damos a los alimentos la importancia que se merecen, y desperdiciamos cantidades importantes tirando sobras de comida a la basura, así como algunos alimentos que están a punto de caducar. Pero es muy importante saber que hay un amplio recetario en la cocina de aprovechamiento. Carnes, verduras, legumbres o cereales son perfectos para elaborar recetas de aprovechamiento.

En este post veremos algunas ideas deliciosas y sencillas a través de la cocina de aprovechamiento, para la que hay un amplio recetario de carnes, legumbres y verduras. Con estas recetas además de reducir el desperdicio de comida, también podrás reducir el consumo de alimentos ultraprocesados.

Recetas de aprovechamiento

Es un buen momento para dedicarlo a cocinar en casa y descubrir que comer bien no es tan complicado, y que además hay muchas maneras para aprovechar todos esos alimentos que están a punto de caducar o aprovechar las sobras del día anterior.

Con la cocina de aprovechamiento, además de aprovechar todo tipo de alimentos, podrás hacer recetas muy originales y a la vez beneficiosas para el organismo. Por ejemplo puedes aprovechar la fruta que está a punto de estropearse para hacer un zumo o un licuado, y además fortalecer el sistema inmunitario con vitaminas y minerales esenciales que contengan estos batidos.

Carne y pescados

Algunas recetas de aprovechamiento son ya un clásico como las tradicionales croquetas que hacían nuestras madres y abuelas. Pero no son los únicos platos que se pueden preparar. Hoy en día hay un catálogo muy extenso de recetas de este tipo, sobre todo en Internet, para hacer platos rápidos y sencillos con los que aprovechas los alimentos así como todos sus beneficios.

Por ejemplo, puedes picar la carne que ha sobrado en la comida y saltearla un poco con cebolla y tomate para rellenar unas empanadillas, hacer un rico pastel de carne o acompañar unos espaguetis.

Esta sería un ejemplo de receta fácil y sencilla, que además es perfecta para cocinar con niños. Una rica ensalada de pollo asado:

  • El pollo asado que sobró el día anterior
  • Picatostes (puedes aprovechar el pan de ayer para prepararlos)
  • Lechuga
  • Tomate
  • Mayonesa
  • Ketchup

Elaboración:

  1. Separar la carne del pollo de la piel y huesos que pudieran quedar, y a continuación desmigarlo con una tijera.
  2. En un bol, mezcla la mayonesa y el ketchup para hacer una salsa rosa.
  3. Pica el tomate como más te guste y haz lo mismo con la lechuga.
  4. Monta el plato poniendo primero en la base la lechuga y a continuación el tomate, un poco de pollo de pollo encima y adereza con la salsa rosa al gusto.
  5. Decora con unos picatostes.

Además de un plato de aprovechamiento estupendo, es una manera genial de hacer que los pequeños de la casa se involucren en la cocina pues es fácil, no requiere la utilización de utensilios de cocina peligrosos para ellos, ni el uso de la vitrocerámica.

En cuanto a recetas con sobras de pescado puedes aprovecharlas para acompañar unas verduras al vapor. Y si el pescado lo has cocinado cocido, no tires nunca el agua de la cocción, porque es perfecta como sopa o caldos para algún guiso.

Verdura y hortalizas

Seguro que alguna vez se ha quedado en la nevera medio pimiento, o un tomate que se ha estropeado un poco. No lo tires y aprovecha para preparar sofritos. Si no lo vas a hacer por ahora, pícalo en trozos pequeños y guárdalo en el congelador. Así lo tendrás listo para cuando te haga falta.

Las cáscaras de las verduras y algunas frutas también se pueden aprovechar. Por ejemplo, puedes elaborar un zumo detox:

  • Peladuras de calabacines
  • Hojas de espinaca
  • Zanahorias

Elaboración:

  1. Corta las peladuras en trozos y añádelos al vaso de la batidora. Incorpora las hojas de espinaca y las zanahorias (puedes dejarles la piel).
  2. Bate hasta que todo esté bien triturado. Si se ha quedado muy espeso, puedes añadir un poco de agua o zumo.

Gracias a estas recetas, aparte de aprovechar todo lo que tengas en la nevera, ganarás en salud pues las vitaminas como la A y B de las espinacas y las zanahorias te aportarán todo lo necesario para que tu organismo y sistema esté siempre cuidado.

Cereales y legumbres

Los restos de arroz o legumbres son una excelente base para enriquecer ensaladas. También los puedes añadir a sopas o aprovecharlos en salteados con huevo o tipo wok, verduras y legumbres. Mézclalos y obtén un delicioso plato enriquecido en hidratos de carbono para que tengas tus reservas de energía siempre completas. Añades un poco de salsa de soja, o vinagreta, y queda un plato sano, fresco y con muchas vitaminas.

¿Y qué hacer con pan duro? Puedes elaborar pan rallado casero para empanar, hacer torrijas, cortarlo en dados pequeños y servirlos como picatostes o las tradicionales migas. Por no hablar del pudín, que también se puede hacer con bizcochos o cualquier otro bollo que se haya puesto duro.

Otro ejemplo que puedes hacer con los más pequeños, un pudin de plátano al microondas:

  • Pan del día anterior o bizcocho duro
  • 1 huevo
  • 50 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ plátano

Así es como se prepara:

  1. Mientras los niños baten el huevo y la leche con el azúcar, corta el plátano y el pan. Ponlo en una taza y vierte la mezcla líquida para que se empape bien.
  2. Mete la taza en el microondas a toda potencia alrededor de 2 minutos, hasta que al pinchar con un palillo este salga seco. Prueba con un minuto y medio y si todavía le falta un poco, ponlo medio minuto más.
  3. Deja que se enfríe y desmóldalo o sírvelo en la propia taza.

Importancia del aprovechamiento de los alimentos

Más allá de que ahora tengas un poco más de tiempo para cocinar y preparar recetas de aprovechamiento, aprender a elaborar platos originales y nutritivos con productos que se suelen tirar es importante por varias razones.

Además, otra de las razones para que te animes a pensar y elaborar esta cocina de aprovechamiento es el ahorro económico, ya que al no desperdiciar los alimentos tu bolsillo lo notará seguro. Y también porque de este modo evitamos acumular basura de forma innecesaria, una medida con la que cuidamos el medio ambiente.

Conclusiones

La cocina de aprovechamiento no es complicada, y se presta a dejar volar tu imaginación de maneras muy diversas. Te sorprenderá saber todo lo que puedes preparar si no tiras nada y aprendes a aprovecharlo. ¿Te apuntas a preparar platos con sobras?

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

  1. Qué buenas ideas las aprovechar las mal llamadas sobras…!
    La verdad es que hoy día se producen una cantidad de desperdicios que es abrumadora, y a veces da cosa tirar a la basura media comida que no se ha consumido pero claro luego la comida ya está tan buena recalentada en el microondas.
    Con estas ideas si que se puede reutilizar un poco la comida, a partir de ahora tendré mas cuidado con lo que tiro a la basura, ¡buen artículo!

    1. ¡Hola Rafael!

      Muchas gracias por tu comentario. Nos alegra que te haya gustado el artículo y que te sea de ayuda.

      Saludos,

      Plus Ultra Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =