Cómo actuar tras un accidente laboral

accidente laboral

Los accidentes en el lugar de trabajo son habituales en muchos sectores. Desgraciadamente, es un riesgo con el que muchos trabajadores conviven. ¿Qué hacer en el caso de que suframos un accidente laboral? Desde Plus Ultra te explicamos cómo debes actuar en este caso.

Pasos a seguir ante un accidente en tu trabajo

Ante cualquier accidente en el lugar de trabajo, lo primero que debe hacerse es informar al responsable en la empresa y ser atendido inmediatamente. Si la empresa tiene un servicio de atención médica propio, debemos acudir a él inmediatamente. En el caso contrario, iremos a la Mutua de Accidente de Trabajo que la propia empresa haya contratado, con el volante de asistencia médica correspondiente. Si no se cuenta con ninguna de las opciones anteriores, o el centro de la Mutua se encuentra cerrado o lejos y el trabajador debe ser tratado con urgencia, debemos contactar con el 112 o acudir al centro médico más cercano. Es importante especificar, en cualquiera de los casos, que se ha sufrido un accidente laboral.

Debemos especificar que los accidentes laborales no solamente son aquellos que suceden en el lugar de trabajo, sino también aquellos que suceden durante el desplazamiento hacia el trabajo o volviendo del mismo y también aquellos desplazamientos en jornada laboral como parte de la actividad desempeñada. Por ejemplo, si como empleados se nos encarga ir a hacer una transferencia al banco y, de camino, nos ocurre un imprevisto, también se consideraría un accidente laboral. De todos estos supuestos, quedan excluidos aquellos en los que el empleado asuma riesgos innecesarios como, por ejemplo, de camino al puesto de trabajo alterar de forma incoherente la ruta de su trayecto.

¿Quién es el responsable?

En definitiva, el factor esencial que determina el tipo o grado de responsabilidad que haya tenido la empresa en el accidente laboral de un trabajador es si la empresa contaba o no con las medidas de seguridad necesarias. En caso contrario, la responsabilidad será de la compañía y el empleado dispondrá de un plazo de un año para reclamar su indemnización desde el día del accidente o desde que se haya recuperado parcialmente o se haya estabilizado.

Hay que tener claro y es importante resaltarlo, que no todos los casos de accidentes en el lugar de trabajo son susceptibles a indemnización por parte de la empresa. Tan sólo será su responsabilidad en aquellos casos concretos en los que el accidente haya ocurrido por acción y/u omisión imputable a la propia compañía. En esos casos, sí podremos reclamar una indemnización.

Un accidente laboral de mayor o menor calibre puede sucederle, por desgracia, a cualquiera y en cualquier lugar y momento. Por eso, lo mejor es contar con un seguro flexible y que proteja a nuestra familia en el caso de que nos suceda algo grave. También es interesante tener un seguro de accidentes que proteja el bienestar de tu familia complementando las indemnizaciones y servicios médicos que te puede ofrecer la empresa en caso de sufrir este tipo de accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *