¿Cómo actuar ante un coche sin batería?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 2.7 basado en 3 valoraciones

Como actuar ante un coche sin bateria

Introduces la llave, la giras como siempre, el motor de arranque empieza a activarse pero… nada: suena con menos energía que de costumbre o, incluso, se para. ¿Y ahora qué? Esa es la típica escena de un coche sin batería, pero no te preocupes porque tiene solución. Aquí te contamos brevemente qué debes hacer para salir del apuro.

Prevenir, mejor que lamentarse por un coche sin batería

Si estás leyendo este artículo ‘por si acaso’, quiere decir que eres previsor o previsora. ¡Enhorabuena! Toma nota de algunas buenas prácticas que puedes seguir para evitar la desagradable escena de las primeras líneas:

  • Cada vez que aparcas y cierras tu coche, asegúrate de que todo queda bien apagado, especialmente las luces. Por esa misma razón, no abuses de usar la radio con el motor apagado
  • No dejes tu coche parado durante muchos días, sobre todo en invierno cuando las temperaturas son más extremas, pues las baterías son sensibles a ello. Mueve el coche de vez en cuando, aunque sean trayectos cortos de 10 o 15 minutos
  • Revisa tu batería cada 6 meses. Lo harán en tu taller de confianza
  • Cambia tu batería, como mucho, cada 4 años

Opción 1: ¡trata de arrancarlo!

Si estás leyendo esto desde tu móvil, al volante de tu coche sin batería… ¡Paciencia! Lo primero que puedes hacer es conectar unas pinzas de arranque a tu batería desde la de otro vehículo (un vecino, un familiar, etc.). Importante: respeta los colores, es decir, el borne rojo con el rojo y el borne negro con el negro. De esta manera, es como si arrancaras tu coche con la batería del otro vehículo. Tras un trayecto de unos 20 minutos y si tu batería está solo descargada, se habrá cargado automáticamente con la corriente generada por el motor. También puedes comprar un kit de arranque, con el que evitarás la búsqueda (a veces infructuosa) de alguien que se preste a ayudarte con la batería de su coche..

Esto vale para un coche sin batería, pero si ésta ha quedado estropeada y no se recarga, tendrás que pasar a la Opción 3.

Opción 2: Do It Yourself

Esta opción, en realidad, no la recomendamos, salvo que tengas conocimientos técnicos avanzados sobre mecánica. Se trata de desmontar la batería, llevarla a un taller, pedir que te la carguen y volver a montarla. Si la batería está estropeada, te tocará cambiarla por una nueva.

Opción 3: Llama al seguro

Los seguros de coche, por supuesto, pueden salir a tu rescate. Con una llamada, te enviarán una de estas dos soluciones:

  • Un coche de asistencia que te arrancará la batería para que puedas iniciar tu marcha
  • Una grúa para que remolque tu coche hasta el taller más cercano

Y aunque hemos puesto esta opción como la última, en realidad puede ser la primera, sin ningún problema, si tu seguro de coche cubre este tipo de asistencia, como nuestra póliza a todo riesgo.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *