¿Cómo bajar barriga? Hacer abdominales no sirve y cuanto antes lo asumas, mejor

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones
  • Al realizar ejercicio, quemamos calorías de forma general, por lo que hacer ejercicios de abdominales no queman solo grasa de la barriga.
  • Los mejores ejercicios para reducir barriga se basan en el entrenamiento de fuerza y la actividad aeróbica de alta intensidad./li>
  • Una de las maneras más recomendables de tonificar los abdominales son los hipopresivos, basados en la tensión y la presión de estos músculos.

Es uno de los mitos más populares relacionados con el ejercicio: la idea de que hacer abdominales es la mejor manera de reducir la grasa localizada en la barriga. Nada más lejos de la realidad: realizar un ejercicio concreto no sirve para perder grasa en una zona concreta del cuerpo.

Desde luego, los abdominales pueden ayudarte a mantener la forma física, y pueden formar parte de una tabla de ejercicios para bajar tripa. Aun así, son insuficientes por sí solos, y deben acompañarse de otros cambios en tu estilo de vida. Por eso, en este artículo te señalamos los efectos de las abdominales, y te indicamos cómo bajar la barriga de una vez por todas.

¿Qué puedes conseguir si haces abdominales para perder barriga?

Lo primero que debemos dejar claro es que no es útil seguir una tabla de abdominales para perder barriga. Ello se debe a una razón sencilla, pero que muchas veces olvidamos: no hay ninguna manera de quemar grasa localizada. Al realizar ejercicio, quemamos calorías de forma general, por lo que hacer abdominales no queman solo grasa de la barriga.

Eso no significa que los abdominales no sirvan para nada: hacer abdominales ayuda a aumentar la resistencia y la fuerza de los músculos. Por lo tanto, es probable que tengamos los músculos más fuertes después de hacer abdominales durante un tiempo, pero seguirán cubiertos por la misma capa de tejido adiposo si no ponemos en marcha otras estrategias.

La combinación de ejercicio físico general y seguir una alimentación saludable favorecerán a conseguir tu objetivo.

Consejos para saber cómo perder barriga

En lugar de hacer abdominales para bajar la barriga, hay dos principios que debemos incorporar a nuestra rutina para conseguirlo. Por un lado, la nutrición es esencial: es imprescindible modificar nuestros hábitos alimenticios para llevar una dieta más saludable y equilibrada.

Por otra parte, la actividad física no puede faltar. Para ello, los abdominales no son suficientes, ni siquiera lo más recomendable. Lo mejor es seguir una tabla de ejercicios de fuerza que mejoren nuestra condición física general, en combinación con actividad aeróbica de alta intensidad. A continuación te explicamos cómo hacerlo.

Seguir una alimentación saludable

Cuando hablamos de alimentación saludable, no nos referimos a pasar hambre. Al contrario, se trata de comer mejor y más variado, incorporando los nutrientes necesarios para mejorar nuestra condición física. Hay una gran variedad de dietas que pueden ayudarnos a lograr nuestros objetivos, desde la dieta cetogénica hasta la dieta sin alimentos procesados.

Más allá de nuestras preferencias, la clave está en eliminar o reducir la ingesta de alimentos que contengan grasas saturadas y las bebidas azucaradas. Para desarrollar los músculos, es muy importante consumir una cantidad suficiente de proteínas. Estos nutrientes no sólo nos ayudarán a enfrentarnos al ejercicio, sino que ayudan a prevenir problemas como la sarcopenia.

Recuerda que ninguna dieta milagro puede reemplazar una alimentación sana. El único método infalible para perder grasa es llevar una dieta rica en frutas, verduras, carne magra, pescado y alimentos con fibra. No olvides beber la cantidad diaria recomendada de agua:la hidratación ayuda a la quema de calorías y al funcionamiento correcto del organismo.

¿Cómo seguir una tabla de abdominales para perder barriga?

Como hemos dicho, los mejores ejercicios para reducir barriga se basan en el entrenamiento de fuerza y la actividad aeróbica de alta intensidad. Aunque tu intención no sea ganar masa muscular, desarrollar los músculos puede ayudarte a lograr tus objetivos: cuanta más masa muscular tenemos, más energía consume nuestro cuerpo y más calorías quema.

Una rutina de esta clase se centraría, sobre todo, en ejercicios globales que utilizan el peso del propio cuerpo, y que nos ayuda a ganar resistencia general, acelerando la pérdida de peso:

  • Planchas
  • Sentadillas
  • Zancadas
  • Flexiones
  • Burpees

Los ejercicios de fuerza queman grasa de todo el cuerpo, de forma global. A pesar de ello, una tabla de abdominales sí puede permitirnos tonificar la musculatura del vientre de forma aislada. Se recomienda realizarla en una rutina de media hora como máximo, o como complemento a la rutina general descrita anteriormente.

Una de las maneras más recomendables de tonificar los abdominales son los hipopresivos, basados en la tensión y la presión de estos músculos. Estos ejercicios son el complemento ideal a los ejercicios abdominales tradicionales, y se basan en poner los músculos en tensión sin realizar ningún movimiento.

La plancha es el ejemplo clásico y uno de los más efectivos: permite que la musculatura profunda se contraiga de forma isométrica. Sin embargo, hay muchos otros ejercicios abdominales hipopresivos, como:

  • La Elongación (apretar el abdomen de pie, con los brazos hacia arriba).
  • La cuadrupedia (a cuatro patas, activando el abdomen)
  • La coaptación (inclinar el tronco hacia adelante dejando caer los hombros).

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Cómo bajar la tripa de la menopausia?

La menopausia es uno de los casos en los que más difícil parece reducir la grasa abdominal. Ello se debe a que, durante esta etapa, el metabolismo se ralentiza y los estrógenos descienden, lo que a su vez aumenta la generación de células adiposas.

Afortunadamente, también es posible bajar la tripa de la menopausia. En esencia, el método para lograrlo es el mismo que en cualquier otra circunstancia: mejorar la alimentación y realizar actividad física con regularidad son los mejores aliados para mantener a raya la tripa.

Aunque no lo parezca, los ejercicios de fuerza también son imprescindibles en el caso de la menopausia. No solo nos ayudan a adelgazar, sino que previenen el deterioro cognitivo con el paso de los años. Es posible, sin embargo, que resulte algo más complicado o lleve más tiempo. Lo más importante es no desmotivarse, y dedicar al menos media hora cada día a hacer ejercicio, unos cinco días a la semana.

Si aún así vemos que los resultados tardan en llegar, es señal de que necesitamos aumentar nuestra quema de calorías. Por suerte, hay muchas maneras de hacerlo: una de las más placenteras es realizar actividades de ocio que impliquen movimiento, como bailar o caminar.

Además, podemos incorporar a nuestra dieta alimentos termogénicos como el jengibre. Esta planta ayuda a mejorar el riego sanguíneo y tiene un efecto diurético, por lo que contribuye a depurar el cuerpo. Además, nos aporta fibra y antioxidantes, muy útiles para acelerar la quema de grasas.

La nutrición, un aspecto esencial

Como has visto, los abdominales no son en absoluto la solución a la grasa abdominal. Por mucho que nos ayuden a tonificar la musculatura y mejorar nuestra forma física, no contribuyen a reducir la barriga. Si ese es tu objetivo, recuerda que lo más importante es integrar la tabla de abdominales en una rutina más amplia que combine la actividad cardiovascular con los ejercicios de resistencia.

Y, sobre todo, no olvides que la dieta es tanto o más importante que el tipo de actividad física que escojas hacer. Llevar una alimentación equilibrada no sólo te ayudará a adelgazar más rápidamente, sino que mejorará tu rendimiento físico y contribuirá a aprovechar mejor los efectos del ejercicio. Y recuerda que, si tienes alguna duda sobre cómo tu nutrición puede estar afectando a tu salud, si tienes contratado un seguro como el seguro de asistencia sanitaria, o Salud Bienestar de Plus Ultra Seguros te puede ayudar si tienes incluídos en la póliza algunos de los servicios como la atención médica telefónica, para resolver la consulta que necesites hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + once =