9 cosas que podemos hacer en casa para que nuestros hogares sean más sostenibles

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 2 valoraciones

El cambio climático es un tema del que se habla mucho en los últimos años. Lluvias irregulares, sequías, cambios extraños de temperatura y otros fenómenos muestran con claridad que los efectos del cambio climático están aquí, y si queremos evitar su avance todos debemos poner de nuestra parte. Si no lo hacemos, será irreversible y afectará tanto a nuestra vida como a la de las futuras generaciones.

¿Cómo está afectando el cambio climático ahora mismo? ¿Qué podemos hacer para mejorar la sostenibilidad en el hogar? ¿Puede el seguro de hogar ayudar en algo?

Cómo están afectando los efectos del cambio climático

Los efectos del cambio climático se notan, y mucho. ¿Cuántas veces has tenido la sensación de que el clima cambia con demasiada frecuencia? Olas de calor más fuertes y frecuentes, se pasa del calor al frío casi de un día para otro o incluso ver las cigüeñas (donde las puedes ver) todo el año porque no emigran en busca de mejores temperaturas en invierno indican que se está perdiendo el equilibrio.

Pero hay más, las dificultades para sacar adelante las cosechas, de las que dependemos para vivir (al fin y al cabo todo comemos, ¿verdad?), sequías en unas zonas del mundo mientras en otras hay inundaciones, o un aire cada vez más contaminado que afecta a nuestra salud.

Lo triste es que aunque todo esto se ve, apenas se le da importancia a cómo cuidar el planeta para revertir la situación.

Consejos para un hogar sostenible

Lo bueno es que todos podemos poner de nuestra parte y tener hábitos sostenibles para que en nuestro hogar cuidemos del medio ambiente. Aquí tienes 9:

  1. Clasifica los residuos para reciclar. Puede ser un poco molesto lo de tener varios cubos de basura para separar, pero el reciclaje es una de las claves para tener una casa sostenible. Una vez que empiezas, te das cuenta de que es mucho más fácil de lo que te imaginas y además sientes que estás ayudando al medio ambiente.
  2. Haz una lista de la compra y apuesta por los productos a granel. Media cebolla envuelta en plástico y metida en una bandeja de porexpán no es un hábito sostenible. En vez de eso, elige productos de temporada a granel para eliminar el abuso de residuos. Además, cada vez hay más tiendas que venden cosas de este modo, como frutos secos, pasta o legumbres. Si a esto le sumas llevar una lista de la compra reducirás el desperdicio de alimentos.
  3. Aprovecha las sobras. Hablando del desperdicio, si te sobra algo de comida no la tires y aprovéchala para preparar otros platos. Te sorprenderá la cantidad de cosas que solemos tirar y que sirven para hacer recetas alucinantes.
  4. Vidrio en vez de plástico. Muchas veces guardamos cosas en tuppers para tenerlos en la despensa o en la nevera. En vez de usar plástico elige los de vidrio, que además de durar mucho más tiempo se reciclan al 100% cuando ya no sirven.
  5. Controla el consumo de agua. Hábitos sostenibles como ducharse en vez de llenar la bañera, llenar la lavadora y el lavavajillas antes de ponerlos en marcha o colocar aireadores en los grifos reduce el consumo y ayuda a cuidar de un recurso cada vez más escaso.
  6. Monta un huerto urbano. Si tienes un jardín o una terraza en la que colocar macetas, puedes cultivar verduras y hortalizas para tu consumo. Y si no tienes tanto sitio, busca un rincón donde sembrar plantas aromáticas para enriquecer tus platos. Sentirás como cuidar el planeta tiene sus recompensas.
  7. Revisa tu armario. ¿Cuántas prendas tienes que no te has puesto desde hace años? Igual hay cosas que llevan la etiqueta colgando todavía. Si quieres ser más responsable con el planeta, vende lo que no te pones o dónalo para que otras personas con menos recursos puedan vestirse. ¡Ser solidario es ecológico! Y si necesitas comprarte ropa nueva, mira en tiendas de segunda mano. Además de cuidar el planeta lo harás de tu bolsillo.
  8. Bombillas LED. Cambiar todas las bombillas de la casa por luces LED puede ayudarte a reducir el consumo energético de forma considerable. Piénsalo: si una bombilla incandescente normal tiene unos 60 W y pones LED de 5 W, por lo que gasta una sola bombilla, iluminas toda la casa. Y encima reduces tu huella de carbono al tener un hogar sostenible.
  9. Sube las persianas. La luz natural es la mejor, nos carga las pilas y además, ¡es gratis! ¿Verdad que no se puede pedir más?
  10. Un seguro de hogar preocupado por el cuidado del medio ambiente

    En Plus Ultra queremos ayudar a mantener nuestro planeta en las mejores condiciones posibles, y por eso nuestro seguro de hogar te ofrece la posibilidad de contar con coberturas como la responsabilidad medioambiental, que cubre los daños y perjuicios a terceros por contaminación y daños a recursos naturales producidos de forma accidental. Así contribuimos a proteger el entorno y reparar los daños imprevistos. Como ves, un seguro puede preocuparse por la sostenibilidad y ayudarte en cierto grado en cómo cuidar el medio ambiente.

    Hagamos que nuestro planeta sea mejor

    Además de los 9 hábitos sostenibles que hemos mencionado, existen otras medidas para reducir la contaminación que todos podemos poner en práctica. Por ejemplo, si necesitas cambiar de coche apuesta por uno menos contaminante, como los eléctricos o los de gas. No tires cosas al suelo y utiliza las papeleras de forma correcta (ya las hay incluso para separar residuos).

    Disfruta de un planeta más sostenible, y aunque creas que con el esfuerzo de uno solo no se consigue nada, poco a poco nos vamos sumando más personas y con nuestro ejemplo podemos hacer que otros muchos hagan lo mismo.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =