Cómo detectar un infarto antes de sufrirlo

Infarto agudo de miocardio prevención y tratamiento

Ya lo decíamos en un post anterior: el infarto de miocardio, o infarto a secas, es algo que nos debemos tomar muy en serio para prevenirlo. Pero a veces llega sin esperarlo. En esos momentos es fundamental actuar con rapidez y serenidad. Y para ello es preciso saber cuáles son los síntomas del infarto y cómo actuar tras ello. En este post abordamos lo primero, reseñando las principales evidencias de su aparición o, cuando menos, señales de alerta que sirve de posible anuncio.

En ocasiones, algunas de ellas pueden experimentarse por otras muchas razones, incluso de poca importancia. Pero nadie mejor que tú para darle credibilidad a esas señales: si sientes o sospechas que algo ‘raro’ pasa, no dudes en actuar, especialmente si tienes un seguro médico de apoyo, con profesionales que también te explicarán con más detalle cómo detectar un infarto.

Dolor de pecho, el más evidente

Se trata, sin duda, del síntoma más evidente y conocido. Suele ser un dolor o una presión intensa en la zona torácica, que puede incluso extenderse a brazos, hombros o espalda. A veces puede ser prolongado, incluso de 15 minutos. Si es menor o intermitente, no bajes la guardia. Al contrario, tómatelo como un momento valioso para actuar y acudir al médico.

Fatiga y dificultades respiratorias

¿Te ocurre que te sientes más fatiga de lo normal, llegando incluso a respirar con dificultad y con tos? Si no lo puedes achacar a la estación del año, a un ejercicio físico o a la contaminación, no sería una mala idea acudir a la consulta de tu médico. Especialmente si ya tienes una cierta edad.

Indigestión y náuseas

Si eres víctima de un repentino corte de digestión o sufres náuseas y vómitos sin explicación aparente, anda con la mosca detrás de la oreja, pues estos son síntomas que rara vez se asocian al infarto pero que sí pueden tener relación.

Sudoración excesiva

Si no es un día especialmente caluroso y no estás haciendo ejercicio físico, una sudoración excesiva puede significar una respuesta natural de tu organismo al aumento de la temperatura corporal fruto del sobreesfuerzo del corazón al bombear sangre por las arterias obstruidas.

Y por supuesto, la pérdida de conocimiento se debe interpretar siempre como una señal de alarma, ya sea por un infarto o por cualquier otro problema. Toma nota de las opciones de seguros médicos de Plus Ultra y elige la póliza de salud que mejor vaya contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *