¿Qué coche comprar? Claves para elegir el adecuado para ti

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 2 basado en 1 valoraciones

compra de coches

Una de las cuestiones que surgen cuando piensas en comprar tu primer coche o en cambiar de vehículo es “¿qué coche me compro?”. Hay quien duda sobre comprar un coche km 0, uno nuevo o de segunda mano. Otros no se deciden por el tipo de combustible que más les interesa.
En este post vamos a dar algunos consejos prácticos para decidir qué coche es el que más te conviene.

Elegir coche: la toma de decisión según tus necesidades

Teniendo en cuenta la cantidad de opciones disponibles, es normal tener miedo a tomar una mala decisión. Por eso, lo primero que tienes que hacer es pararte a pensar en lo que de verdad necesitas.

La decisión de qué coche comprar va más allá del gusto por una marca o modelo concretos. Tienes que analizar si el coche que crees que necesitas es de verdad lo que te hace falta. Si tomas una decisión sin pensar, puede que te quedes corto o te pases, y de un modo u otro acabes cuestionando la decisión que has tomado.

Por ejemplo, no es lo mismo un coche para viajar a menudo en familia que uno para ir y volver al trabajo. Como tampoco es igual conducir por carreteras bien asfaltadas que hacerlo por el campo.

Factores que deben influir en la compra de un coche

Para acertar cuando te preguntas cómo elegir coche, sobre todo hay que tener en cuenta 4 factores esenciales:

  1. El uso que le darás a tu coche nuevo.
  2. Qué tipo de carburante es el que mejor se ajusta a tus necesidades.
  3. Cuál es el equipamiento que consideras imprescindible para elegir el coche.
  4. El presupuesto del que dispones cuando vas al concesionario.

¿Qué uso le voy a dar?

Si lo que necesitas es un coche para ir y venir de trabajar, será suficiente con uno que no tenga un gran maletero, incluso un coche pequeño con 4 plazas porque no lo vas a llenar.

En cambio, si tienes una familia grande y piensas hacer infinidad de actividades con ellos o planeas irte de vacaciones en el coche, es evidente que te hará falta algo mayor, como un monovolumen para que quepa todo el equipaje y no se quede nadie en tierra.

Si buscas algo para todo uso, tendrás que buscar algo intermedio, dependiendo de las plazas que vayas a ocupar. Una berlina o un sedán con maletero mediano puede ser lo que te hace falta.

Por otro lado, si quieres disfrutar de salidas por el campo, lo que quieres es un 4×4. O un SUV en caso de que busques unas sensaciones parecidas pero no circules por caminos demasiado rústicos.

¿Cuál es el tipo de carburante que se ajusta a mis necesidades?

Esta es una cuestión bastante compleja en la decisión de qué coche me compro. Y lo es por varios motivos, no solo porque cada vez hay más coches con combustibles alternativos como los eléctricos o de gas. También está en el aire la posible extinción de motores diésel o los proyectos para electrificar el parque móvil a medio plazo.
Teniendo en cuenta esto, podemos decir que:

  • Si lo que buscas es potencia, la gasolina es la que mejor rendimiento tiene en larga distancia.
  • En caso de que quieras un coche grande, un motor de gasoil de momento es lo adecuado.
  • Los coches híbridos están a medio camino entre los de combustión y los eléctricos, por lo que empiezan a ser una opción si conduces tanto en carretera como si lo llevas por ciudad.
  • Para moverte solo por el centro o circular en tramos cortos, un motor eléctrico es la alternativa ecológica (y en algunas ciudades la única).

Tipo de motor y equipamiento indispensable

Relacionado con el combustible está el tipo de motor, que dependiendo del tamaño y peso del coche, de por donde circules y de lo cargado que lo lleves tendrá que ser más o menos potente.

Además, hay algunos elementos esenciales en función del tipo de conductor que seas, como el cambio automático si circulas mucho por ciudad, sensor de aparcamiento o conectividad con dispositivos móviles. Por no hablar de los sistemas de seguridad como el aviso de cambio de carril o la frenada de emergencia, que no puede faltar si compras un coche nuevo porque ya es obligatorio que lo incorporen, y que es interesante si te planteas otra opción.

Si lo que quieres es un coche que pueda usar otra persona cuando tú no lo necesites, cuanto más equipamiento y sistemas avanzados tenga, más tiempo tendrás para donarlo o incluso venderlo.

¿Cuál es mi presupuesto?

El bolsillo también es determinante en la compra de coches:

  • La segunda mano suele ser la opción más económica. Al tratarse de un coche usado y con algunos kilómetros (o bastantes), el precio se reduce de forma considerable.
  • Comprar coches de leasing también es una opción asequible, pues después de arrendar un coche, tienes la opción de adquirilo con mayores ventajas económicas.
  • Algo parecido son los coches de gerencia. Éstos son coches que han sido usados durante un tiempo y que se ofrecen a precios muy buenos casi siempre con pocos kilometros.
  • Los coches de kilómetro 0 son coches nuevos, con menos de 100 kilómetros de rodaje. Lo bueno es que te ahorras el impuesto de matriculación y los concesionarios los ofrecen a muy buen precio.
  • Los modelos nuevos son los más caros, pero tienes la ventaja de que puedes elegirlo todo, desde el equipamiento hasta el color.

La elección del seguro perfecto para cada conductor

Una vez que te has decidido por el coche que te vas a comprar, tienes que pensar en el seguro adecuado para estar cubierto. En Plus Ultra cuentas con todas las opciones posibles de seguro, desde un todo riesgo con o sin franquicia, recomendable si quieres tener cobertura total o si has adquirido un coche nuevo, hasta un seguro a terceros básico, si el vehículo tiene ya algunos años, por ejemplo.

La opción de tener un seguro a tu medida, con asesoramiento profesional y una amplia red de talleres, como es el caso de la red de talleres Autopresto, es un mix perfecto para sentirte bien respaldado ante cualquier imprevisto con tu coche.. Coberturas como asistencia en viaje, defensa jurídica o responsabilidad civil están incluidas en nuestras pólizas, y podrás aumentar tanto la cobertura como los capitales en función de tu coche y la conducción que vayas a hacer.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − seis =