Cómo llevar al perro en el coche y evitar multas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.5 basado en 2 valoraciones
consejos para llevar al perro en el coche

Si tienes mascota y te encanta ir de aquí para allá con él, es importante que sepas cómo llevar a tu perro en el coche. La mayoría de españoles están concienciados acerca de las medidas de seguridad necesarias: el 87% de los dueños de perros utiliza algún tipo de sistema de retención. Sin embargo, todavía hay un 11% que lleva suelta a su mascota, exponiéndose a riesgos innecesarios.

Viajar en coche con tu perro puede brindarte la mejor compañía en carretera, pero es importante hacerlo de forma segura para garantizar vuestra protección, evitar accidentes y ahorrarte sanciones importantes. Por ese motivo, a continuación te indicamos cómo llevar al perro en el coche según prescribe la DGT.

Cómo llevar al perro en el coche, según la DGT

Para saber cómo transportar a un perro en coche, es importante tener en cuenta varios factores relacionados con nuestra mascota, el vehículo y los sistemas de retención más adecuados.

El uso de esta última medida de seguridad es especialmente importante: llevar suelto al perro es siempre muy mala idea, puesto que en caso de accidente puede hacerse daño a sí mismo, al conductor o al resto de pasajeros y a los demás usuarios de la vía. Para evitarlo, lo mejor es utilizar un separador entre la mascota y el conductor, además de un sistema de retención adaptado.

Por suerte, hay disponibles una gran variedad de sistemas de sujeción para mascotas:

  • Las rejillas rígidas.
  • Los transportines para el suelo del coche o el maletero
  • Los arneses de uno o dos anclajes

A la hora de elegir el sistema de retención, el factor más importante es el tamaño de nuestro perro. Si nuestro animal de compañía es pequeño, es recomendable colocarlo en un transportín en el suelo del coche; si es más grande, es necesario saber cómo llevar al perro en el maletero, pues se puede utilizar un transportín o arneses de seguridad.

En ambos casos, el transportín debe colocarse en posición transversal a la dirección del vehículo. Pero no tenemos porqué limitarnos a él: cuanto más reforcemos la seguridad en el vehículo, más fácil será evitar accidentes. En ese sentido, podemos combinar el transportín con una rejilla divisoria o algún arnés de refuerzo.

Aunque el uso de un sistema de sujeción es lo más importante, hay otras indicaciones que tener en cuenta. No debemos dejar a la mascota sola en el interior del coche: puede ser peligroso para ella si el coche está a una temperatura elevada. Además, es recomendable que coma ligero antes del viaje e hidratarse durante el recorrido para evitar que se encuentre mal.

Normativa sobre cómo llevar perros en el coche

No existe una ley o reglamento que regule detalladamente cómo llevar al perro en el coche y o dónde. El artículo 13.2. de texto refundido sobre la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, sólo establece que el conductor está obligado a colocar al animal de forma adecuada para garantizar la seguridad y mantener “su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción”.

La falta de concreción de la normativa hace que algunas situaciones sean ambiguas. Por ejemplo, aunque llevemos un arnés homologado para nuestro perro, es posible que esté demasiado holgado y la mascota pueda interferir en nuestra conducción. En ese caso, la interpretación de las medidas adoptadas dependerá del agente de seguridad, que podría sancionarnos si estima que no son suficientes.

Por ello, es importante sujetar bien a nuestro animal y colocar un separador para evitar distracciones o accidentes. Además de lo anterior, la normativa también indica que debemos llevar siempre la documentación propia del animal, la cartilla sanitaria de nuestra mascota cuando viajemos, así como su pasaporte para animales domésticos, además del microchip si nos desplazamos por la Unión Europea.

¿Cuáles son las multas con las que pueden sancionarte si no llevas correctamente a tu perro en el coche?

Aunque la normativa no sea demasiado específica, no llevar correctamente a tu perro en el coche puede ser motivo de sanción en muchos casos. Las multas más leves son de unos 80 euros, en el caso de que el animal no esté sujeto de forma correcta.

Sin embargo, las sanciones pueden ascender a los 500 euros si el perro está suelto e invade nuestro espacio de conducción. Ello se considera una infracción muy grave, que también deriva en una retirada de seis puntos del carnet de conducir.

Cabe señalar que, además de la sanción, llevar suelto a nuestro perro tiene otras desventajas. Además de los riesgos innegables que supone para nuestra seguridad y la de nuestra mascota, el seguro de mascotas puede negarse a cubrirnos ante un accidente puesto que hemos ignorado la normativa vigente.

Vela por la salud de tu animal de compañía

Por todo lo anterior, lo más importante es tomar todas las medidas necesarias para asegurarnos de que viajamos de forma segura y sin distracciones, y de que somos conocedores de cómo llevar al perro en el coche. Los sistemas de retención disponibles son más que suficientes para que podamos conducir sin problemas y disfrutar de la compañía de nuestra mascota.

Una vez que contemos con el sistema de protección adecuado, lo único de lo que tendrás que preocuparte es de que tu perro disfrute del viaje. Para ello, es recomendable consultar con un especialista para evitar que se maree: recuerda que el seguro de Plus Ultra Seguros incluye un cuadro veterinario, con expertos que velarán por la salud de tu mascota tanto en casa como durante vuestros viajes

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − diez =