Cómo mantener tu piscina durante la temporada otoño/invierno

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones
  • El primer paso para mantener la piscina es hacer una revisión completa tras el uso durante el verano.
  • En la limpieza de la piscina hay que tener en cuenta dos elementos: el agua y los mecanismos encargados de filtrar y bombear cuando está en uso.
  • En las piscinas y su uso pueden ocurrir accidentes, por lo que es muy recomendable contratar un seguro que te cubra en alguno de esos supuestos.
(Última actualización 4 de noviembre de 2020)

El verano se ha terminado, y con él la temporada de baños en la piscina. Pero quienes tienen una en tu vivienda habitual, hay que hacer un mantenimiento adecuado durante todo el año. Invernar la piscina de la manera correcta hará que durante el verano esté en perfectas condiciones, por ejemplo evitando que el agua se ponga verde. Las cubiertas de piscina son imprescindibles para evitar que caigan cosas, pero saber cómo mantener una piscina limpia fuera de temporada requiere más.

Hace algunos años, hacer el mantenimiento de la piscina durante los meses fríos suponía bastante trabajo. Había que vaciar y limpiar o depurar el agua de forma permanente con bombas para la piscina. Hoy se puede realizar otro tipo de trabajo de mantenimiento, conocido como invernar la piscina, mucho más respetuoso con el medio ambiente y económico. Un proceso que permite que el agua permanezca en la piscina sin problema durante el tiempo que no se utiliza.

Revisar tu piscina después de la temporada de verano

El primer paso para mantener la piscina es hacer una revisión completa tras el uso durante el verano. Es muy importante asegurarse de que no hay fugas, grietas ni averías en los equipos de filtrado del agua, como la bomba o los difusores.

También es fundamental hacer una limpieza de las canalizaciones encargadas de recoger el agua que sale del vaso, si las hubiera. Por ejemplo, retirar los restos de tierra, hojas o césped que se puedan haber colado y producir atascos.

Para evitar que el agua se ponga verde, lo ideal es llevar a cabo un proceso desinfectante con productos específicos, en función de si el mantenimiento de la piscina lo piensas hacer con o sin cloro. Este tratamiento se hará dos veces, una justo cuando termina el verano y otra previa a la primavera, alrededor del mes de febrero.

El control del Ph del agua es esencial. Los valores deben estar siempre entre un 7,2 y un 7,6 para prevenir la formación de algas. Si no es así, necesitarás corregir el Ph con algún producto regulador.

Invernar piscina: cómo hacer el invernaje correctamente

Además de la limpieza de paredes y fondo de la piscina, y el ajuste del pH del agua, hay otras tareas que realizar durante el tiempo en el que esté fuera de uso. Existen productos específicos para invernar la piscina, diferentes en función de si eliges cómo mantener la piscina limpia sin cloro o con productos clorados.

Existen productos específicos para invernar la piscina y realizar su mantenimiento.

El objetivo del invernaje es que el vaso de la piscina se mantenga lo más limpio posible, conservar el agua en buen estado y evitar que se congele, o al menos que al congelarse no cause daños.

Cómo mantener una piscina limpia

En la limpieza de la piscina hay que tener en cuenta dos elementos: el agua y los mecanismos encargados de filtrar y bombear cuando está en uso. Para mantener la piscina en invierno hay que cuidar muy bien ambos elementos.

Por ejemplo, durante la temporada de otoño/invierno se deben revisar filtros, bombas y otros mecanismos para asegurarse de que funcionan de manera adecuada. Ponerlos en marcha cada 5 o 6 semanas permitirá hacer esta comprobación, además de limpiar el agua de nuevo. Una vez hecho esto, asegúrate de que no hay exceso de agua en los elementos para evitar que las bajas temperaturas causen daños debido a la congelación.

Productos que necesitas

Para mantener la piscina limpia durante la temporada otoño/invierno necesitarás algunos productos específicos que te ayudarán a controlar el Ph y evitar el clásico agua verde de las piscinas producido por la presencia de algas y otros organismos.

Los productos para la invernación de la piscina se pueden encontrar en forma líquida o granulada. Estos evitarán que tengas que estar limpiando las paredes y el agua durante todo el invierno, aunque se recomienda analizarla por lo menos un par de veces durante el tiempo en el que no se utilice.

Para efectuar una invernación adecuada, los productos químicos se pueden colocar en dosificadores flotantes que se rellenan y distribuyen el producto de forma regular. Así evitas tener que repartir por la piscina el producto y te aseguras de que tiene la dosis correcta.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Otro producto fundamental para mantener la piscina es una lona o cubierta, que evitará que caigan hojas y suciedad en el agua.

Si las temperaturas en invierno bajan bastante y se puede congelar el agua, también tendrás que colocar algún bidón vacío o flotador por la piscina, que eviten que el hielo se expanda en exceso y raje las paredes.

Paso a paso para hacer el invernaje

Esta es la lista paso a paso sobre cómo mantener una piscina limpia tras el verano:

  • Realizar una limpieza profunda tanto del interior del vaso de la piscina como de todo el perímetro.
  • Analizar el Ph del aguapara asegurarse de que está en los valores correctos, y en caso de que no lo esté utilizar un producto específico para regularlos.
  • Limpiar filtros, bomba y tuberías para garantizar que el funcionamiento siga siendo el adecuado.
  • Añadir un invernador, bien mediante un dosificador o repartiendo el producto por toda la piscina.
  • Poner bidones o flotadores en varias zonas para evitar que la congelación del agua cause daños.
  • Cubrir la piscina con una lona que evite que en el agua haya hojas y otro tipo de suciedad.
  • Efectuar tareas complementarias durante la temporada de otoño/invierno, como poner en marcha el filtro cada pocas semanas, o volver a añadir el producto químico elegido cuando se acerca la primavera.

¿Y en las piscinas cubiertas?

Si tienes una piscina cubierta y la piensas utilizar durante todo el año, es fundamental tenerla a punto cuando empieza a hacer frío, ya que no es lo mismo bañarse en verano que hacerlo durante el invierno.

Por ejemplo, tras las tareas de limpieza después del verano, comprueba los calentadores para asegurarte de que funcionan de manera adecuada.

También tienes que controlar el Ph a diario y hacer las correcciones necesarias para mantener el agua en perfectas condiciones.

Revisa los filtros cada mes, más o menos, utiliza productos específicos que eviten la proliferación de algas, hongos y similares, que son frecuentes con el agua a temperatura templada si no está tratada.

¿Cómo actúa el seguro de hogar ante alguna incidencia con la piscina?

En las piscinas y su uso pueden ocurrir accidentes, por lo que es muy recomendable contratar un seguro que te cubra en alguno de esos supuestos, como es el caso del seguro de hogar de Plus Ultra. También es probable que algún incidente meteorológico u otro problema cause daños en las instalaciones, algunos de los cuales pueden estar incluidos en las coberturas del seguro de vivienda siempre que la piscina forme parte del continente. Así, el seguro de hogar te puede incluir problemas como escapes accidentales, roturas, atasco o heladas, dentro de las condiciones generales establecidas en la póliza.

Pongamos un ejemplo:

Debido a una sobrecarga de tensión en la red eléctrica, la bomba de la piscina se avería. Los daños provocados en estos elementos pueden estar cubiertos según las condiciones particulares de tu póliza, , siempre y cuando la piscina esté listada como parte asegurada de la vivienda, y se haya realizado el mantenimiento correspondiente.

En cualquier caso es importante revisar las exclusiones que aplican a las piscinas y se indican en las condiciones generales del seguro de hogar, como podría ser, en algunos casos, la reparación de tuberías dañadas por agua y que se encuentren los vasos de piscina, que podrían no estar cubiertas.

Si la piscina la tienes instalada en tu casa de campo o en tu casa de la playa, es decir en tu segunda vivienda, asegúrate también de tener un seguro de vivienda secundaria que te cubra la misma, y en su caso si la tienes incluída, la piscina.

La segunda vivienda suele estar largas temporadas vacía y cerrada, y no por ello está libre de que puedan ocurrir accidentes que generen algún daño o desperfecto. Por ello es importante contar con un completo seguro de hogar para vivienda secundaria, con el que podrás estar cubierto y tranquilo. Si ya lo tienes, te recomendamos revisar las coberturas que tienes incluidas, y que en caso de siniestro, te cubran por completo para que puedas estar tranquilo.

Mantén tu piscina en invierno para disfrutarla en verano

Ahora que sabes cómo mantener una piscina limpia cuando acaba el verano, es esencial que lo tengas en cuenta para que al llegar de nuevo la temporada puedas volver a disfrutar de un buen chapuzón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =