Cómo practicar primeros auxilios en caso de asfixia

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.5 basado en 13 valoraciones

cómo practicar primeros auxilios en caso de asfixia

Se produce un caso de asfixia cuando existe un inadecuado suministro de aire a los pulmones y, por ende, hay una falta oxígeno en nuestra sangre. Entre las manifestaciones clínicas más frecuentes podemos encontrar tos o dificultad respiratoria y coloración morada de la piel.

 

¿Qué tipos de asfixia existen y cómo nos afectan?

 

La asfixia puede presentarse por varios motivos, entre ellos:

  • Ahogamiento por agua.
  • Obstrucción de las vías aéreas por cuerpo extraño.
  • Ambiente tóxico y/o falto de oxígeno.

Al detenerse el paso de oxígeno a los pulmones se deja de oxigenar la sangre y se pueden ocasionar daños irreparables en el cerebro e incluso puede provocar el fallecimiento de la persona, si no se reacciona de manera rápida.

 

¿Cómo dar primeros auxilios en caso de asfixia?

 

Como puedes ver la asfixia tiene múltiples causas y cada una de ellas requiere una forma de prestar los primeros auxilios de forma adecuada. A continuación te damos algunos pasos a seguir por si alguna vez te encuentras en una de las dos primeras situaciones.

Ahogamiento por agua

Los primeros auxilios en caso de ahogamiento tienen como primer objetivo drenar el agua u otros líquidos de los pulmones. Se debe actuar con rapidez, limpiando residuos de la boca, garganta y nariz. Si la persona sigue sin respirar procederemos a realizar la Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Realizando treinta compresiones cada dos insuflaciones. Tras esto, hay que mantener a la víctima en estado horizontal, con la cabeza hacia un lado para que, en caso de vomitar, expulse el líquido correctamente y no se ahogue. En el caso de que la víctima sea un bebé o un niño voltearlo boca abajo por un momento.

Obstrucción de las vías aéreas por cuerpo extraño.

Este es un tipo de asfixia común en los niños, ya sea con juguetes u otros elementos. En un adulto se da, principalmente a causa de los con alimentos. Colócate detrás de la víctima coloca tu puño derecho en la zona de su boca del estómago y con la izquierda cubre el puño, presiona el abdomen de la víctima rápido, fuerte y hacia arriba. En caso de bebés, colócalo boca abajo en tu antebrazo con la cabeza hacia abajo, sostén el pecho y mandíbula y da golpes fuertes y rápidos con la palma en medio de los omoplatos, sino funciona induce al vómito con los dedos.

En caso de encontrarte en una situación de asfixia, es importante dar aviso a emergencias, ellos te guiarán en lo que debes hacer. Por otra parte, contar con seguros de salud te aportará la tranquilidad necesaria para tus necesidades médicas y las de tu familia, para que estés seguro pase lo que pase.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 17 =