¿Sabes cómo debes reciclar en casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

tipos de reciclaje por colores

Desde hace siglos el concepto de reciclaje se ha aplicado, pero no es desde 1970, año en el que se celebró, en Estados Unidos, el primer Día Mundial de la Tierra. En España, no fue hasta 1982 cuando se instaló el primer contenedor de vidrio, a partir de ahí es cuando se inició la andadura hacia el reciclaje.

Llevamos ya bastantes años reciclando, pero aún hoy hay muchas personas que tienen dudas sobre cómo reciclar en casa. Hablamos de una tarea vital para el medio ambiente y que además, si la gestionas bien, puede evitarte complicaciones. A continuación te explicamos cómo gestionar el reciclaje en casa. Recordarte que es conveniente contar siempre con un buen seguro de hogar que te ayude a resolver las complicaciones que puedan ocurrir en tu vivienda, por diferentes causas y motivos del día a día.

Tipos de reciclaje: cómo y dónde se debe de reciclar cada elemento

Si quieres reciclar correctamente en casa, lo ideal es que los colores de los cubos de reciclaje que tienes dentro coincidan con el color de los contenedores de la calle. En su defecto, les puedes poner pegatinas que te ayuden a identificar los diferentes tipos de reciclaje:

Colores de los cubos de reciclaje

¿Cómo se recicla el plástico? ¿Qué elementos debemos incluir en el contenedor verde? Revisamos los detalles más significativos de los cubos de reciclaje por colores:

  • Contenedor amarillo: en éste debemos depositar todos los plásticos y los envases como por ejemplo, los bricks. Igualmente las latas y las tapas de los frascos van en este contenedor.
  • Contenedor verde: aquí debemos incluir todos los vidrios: botellas de vino, botes de conservas, envases de zumos, etc. Todas ellas deben ir sin sus tapones o corchos correspondientes. Además, recuerda que los cristales de las copas o los frascos de colonia, por ejemplo, deben ir al contenedor de los residuos orgánicos, puesto que no son vidrio sino cristal, y no es lo mismo.
  • Contenedor azul: en este contenedor debemos depositar todo lo que sea papel y cartón. Las cajas de zapatos y los folios usados son algunos ejemplos. Ten en cuenta que si tiras un cuaderno en este contenedor, deberás retirar antes las anillas y si te deshaces de un libro de texto con las pastas forradas, debes quitarle el forro antes de depositarlo en el contenedor azul.
  • Contenedor negro: el contenedor de los residuos orgánicos suele ser de color negro aunque puede variar dependiendo de la localidad donde residas. En éste debes depositar todos aquellos residuos que no encajen con ninguno de los cubos de reciclaje anteriores. Hay algunas excepciones que veremos en el siguiente apartado.

cómo reciclar
 
 

Otro tipo de reciclaje

Existen elementos que pueden ser especialmente contaminantes para el medio ambiente, por lo que debemos depositarlos en contenedores especiales. Además, otros pueden ser peligrosos a la hora de manipular, por lo que debemos trasladar al punto limpio.

  • Dónde reciclar las pilas: las pilas se reciclan en contenedores de reciclaje selectivo que suelen estar situados en la puerta de grandes supermercados. Es importante llevarlas allí porque así son trasladadas a plantas donde se separa el mercurio del resto de los materiales de la pila para su aprovechamiento.
  • Dónde reciclar la ropa: existen grandes contenedores en las calles donde podemos depositar la ropa usada. El destino que se le da a esta ropa tiene un fin social en el que intervienen Organizaciones que se encargan de que llegue a personas que la necesitan.
  • Dónde reciclar el aceite: el aceite es un gran contaminante para el medio ambiente. Algunas personas lo aprovechan varias veces en la cocina pero debemos recordar que el aceite muy reutilizado puede ser perjudicial para la salud. Lo más acertado es almacenar el aceite usado en garrafas y llevarlas a un punto limpio cada cierto tiempo.

Asistencia del seguro de hogar: ejemplo de mal reciclaje del aceite

El aceite usado merece una mención particular porque además de ser altamente contaminante es un gran enemigo de nuestras tuberías. Hay familias que tienen la mala costumbre de tirarlo por el fregadero, lo cual puede producir corrosión en las tuberías a medio o largo plazo. Además, el aceite usado mezclado con otro tipo de residuos que circulan por las tuberías como los detergentes, pueden ser causa de atascos importantes en nuestra vivienda. Recuerda que si tienes un atasco de este tipo, el seguro de hogar, como puede ser el de Plus Ultra, puede cubrir los daños ocasionados por el agua derramada en muebles, paredes, electrodomésticos, etc, siempre que entren dentro de tu póliza contratada.

Conclusiones

El reciclaje es una práctica que todos deberíamos incorporar en nuestros hogares. Sin embargo, no es suficiente con tener voluntad de hacerlo, es necesario contar con el conocimiento preciso para reciclar de manera correcta y evitar efectos contaminantes que podemos desencadenar sin ni siquiera ser conscientes. Además, debemos tener en cuenta que una mala gestión de los residuos puede incluso perjudicarnos a nosotros mismos, tanto en el ámbito sanitario como en el material.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 6 =