¿Cómo rellenar un parte amistoso?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.6 basado en 23 valoraciones

parte amistoso de accidente

El volumen de los accidentes de coche que se producen en España a diario sigue siendo elevado, aunque por otro lado sí se están reduciendo cada año el número de accidentes de tráfico con víctimas mortales.

En la mayoría de los percances leves con el coche, suele haber casi siempre implicado otro conductor. Quizás te has podido ver involucrado en uno de éstos, y sabrás que entre las partes implicadas hay que recoger una serie de datos para entregar a las aseguradoras de coche de cada conductor. Lo ideal es que estos datos se recojan en lo que conocemos como parte europeo de accidente. Es un documento sencillo en el que lo más importante es que queden identificados el conductor, el vehículo y la secuencia de los hechos que provocaron el golpe. Pero quizás a tensión que se genera en un momento incómodo como puede ser éste, hagan que rellenar estos datos parezca más complicado de lo que es.

¿Sabes cómo rellenar un parte amistoso? En nuestro país, un 30% de los conductores reconoce no saber hacerlo o no tenerlo del todo claro. Continúa leyendo y te explicamos cómo hacerlo.

¿Qué es un parte amistoso de accidente?

El parte europeo de accidente o más comúnmente conocido como parte amistoso de accidente es un documento válido en todo el territorio nacional (y también en todos los países que formen parte del Sistema de Certificado Internacional de Seguro) que permite agilizar los trámites necesarios con las aseguradoras para que la reparación del vehículo sea inmediata.

Cabe puntualizar que además de las garantías y la cobertura que te da tu seguro de coche ante un siniestro, es interesante disponer de un seguro de accidentes que te proteja ante todo aquello que no te esperas.

El contenido del parte amistoso de accidente

En este documento los conductores implicados detallan cómo se ha producido el accidente de la forma más sencilla posible para poder esclarecer responsabilidades y los daños producidos.

Un poco de historia

¿Conoces el origen de este tipo de partes? Para ello tenemos que remontarnos al año 1988, momento en que el sector asegurador español empezó a gestionar los accidentes de tráfico con daños materiales con la creación del Convenio de Indemnización Directa (CIDE).

¿El motivo? El convenio se creó con el objetivo de agilizar los trámites que determinan la responsabilidad de las partes y las circunstancias del accidente. Con anterioridad a esa fecha, los conductores implicados podían esperar hasta 3 meses para poder reparar sus vehículos o recibir el pago de la correspondiente indemnización.

La Ley actual que regula un parte de accidente de coche

Actualmente, la ley que regula el parte amistoso es la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (RDL 8/2004)  y se estipula que para que un siniestro pueda solucionarse a través del convenio CIDE, es necesario que sólo haya dos vehículos involucrados, que ambos cuenten con el seguro obligatorio y que se trate de un accidente por colisión directa. Los daños corporales y los materiales ajenos a los propios del vehículo quedan fuera de esta regulación.

¿Cómo hacer un parte amistoso?

Antes de nada, y lo primero que debes tener en cuenta si tienes un roce con otro vehículo, es que pongas en práctica el protocolo PAS: Proteger, Avisar y Socorrer. Una vez que te has asegurado de que todos los implicados están fuera de peligro y de que los posibles heridos están atendidos, es importante que te tomes un momento para concentrarte y cumplimentar la declaración amistosa de accidentes de la forma más precisa posible.

Deberás rellenar, en mayúscula y con letra legible:

  • Fecha, hora y lugar del siniestro (punto kilométrico de la carretera, nombre de la calle, etc.).
  • Facilitar los datos de los conductores, de los seguros y de los vehículos implicados directamente (siendo fundamental incluir la matrícula y el número de póliza de cada implicado).
  • Nombre, dirección y teléfono de contacto de posibles testigos que hayan presenciado el incidente, especialmente en el caso de que haya alguna disconformidad entre las partes implicadas.
  • Es importante detallar las circunstancias del accidente y para ello contamos con varias opciones:
    • Podemos elegir las casillas de las columnas centrales que más se ajusten a lo ocurrido. Es importante marcar solo las opciones correctas, ya que pueden llegar a determinar la responsabilidad del siniestro.
    • Otra opción es incluir un sencillo dibujo que confirme la versión de lo sucedido, indicando la dirección de los vehículos con flechas, el nombre de las calles o el punto de colisión.
  • En el reverso del parte amistoso, encontraremos varios campos en los que facilitar información de heridos si los hubiese, aunque sean leves, y también datos de otros vehículos implicados.

La última fase del parte amistoso de accidente

  • Una vez completada la declaración debes firmarla, siempre que estés conforme con lo declarado en ella, y quedarte con una copia sin añadir ni modificar nada posteriormente, ya que invalidaría el documento.
  • Recuerda también que tienes un plazo de 7 días para entregárselo a tu aseguradora y aunque no es obligatorio rellenar el formulario oficial, con este documento nos cercioramos de recoger toda la información de forma precisa.
  • Además, gracias a las nuevas tecnologías, hay una forma muy sencilla de rellenar el parte amistoso y es gracias a la App para smartphone iDEA, respaldada por la Asociación Empresarial del Seguro en España (UNESPA), y la práctica totalidad de las compañías de seguros.

¿Y si una de las partes no firma?

Imagina que no te pones de acuerdo con el otro conductor y que alguno de los dos se niega a firmar el parte amistoso. ¿Qué sucede en este caso?

Desde el año 2000, el CIDE, mediante el Acuerdo Suplementario del Convenio de Indemnización Directa Español (ASCIDE), gestiona aquellos accidentes en los que no se firma el parte amistoso por ambas partes debido a la falta de acuerdo y la disparidad de opiniones.

Si estás en esta situación, no te quedará más remedio que resolver quién tiene la responsabilidad a través de un atestado, aplicando normas subsidiarias o bien judicialmente.

Procedimiento cuando no se firma un parte amistoso

  • En primer lugar, sería necesario avisar a la Policía Local o a la Guardia Civil para que levanten un atestado del suceso.
  • Recuerda llevar toda la documentación necesaria para agilizar el proceso y evitar una sanción.

Casos de frecuente necesidad de un atestado

  • También se suele realizar un atestado cuando hay implicados más de dos vehículos y cuando el siniestro es de cierta gravedad. En él se recoge el desarrollo de los hechos por parte de los implicados y de posibles testigos, junto con otro tipo de pruebas, como controles de alcoholemia o huellas de frenada de neumáticos en la calzada, etc.

Más allá de agilizar los trámites

Gracias al parte amistoso de accidente, puedes beneficiarte de una gestión mucho más rápida, ya que tu aseguradora puede realizar los trámites con mayor agilidad, consiguiendo que tengas tu vehículo reparado en poco tiempo. Pero, además, las aseguradoras te pueden ofrecer servicios adicionales que son mucho más atractivos cuando se llega a un acuerdo en el momento.

Los beneficios extra de una actuación rápida

Existen coberturas que son de gran utilidad para solventar la pérdida temporal del vehículo propio, como es la asistencia en viaje y el coche de sustitución. Este tipo de garantías, incluidas en los seguros de coche a todo riesgo más completos, son algunas de las que te pueden facilitar la vida enormemente justo tras un pequeño percance.

Conclusiones

Rellenar un parte amistoso de accidente es una solución sencilla que sirve para agilizar los trámites en percances leves donde haya otro conductor implicado. Además, tal como hemos explicado, puede servirte para beneficiarte inmediatamente después del siniestro, de servicios específicos que ofrecen las aseguradoras.

Si no sabías como realizarlo, esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y a partir de ahora sepas cómo actuar si te encuentras en esta situación.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

  1. Desearía recibir algunas protocolos de parte amistoso de accidentes.Para imprimirlos y tenerlos a mano.
    Me parece muy cómodo y practico.

    1. Hola Daniel,

      Puedes contactar con Atención al Cliente a través del teléfono 91 783 83 83 y solicitar el envío del documento. Para ello tendrás que identificarte como cliente con tu DNI, nombre y apellidos y verificarnos la dirección donde quieres que te lo enviemos.

      Si lo prefieres también puedes solicitarlo por e-mail a la siguiente dirección: atencion.cliente@plusultra.es

      Un cordial saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + quince =