¿Cómo trasladar un fallecido a otra ciudad?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.5 basado en 6 valoraciones

transporte de cadáveres

El ajetreo de la vida, los trabajos en el extranjero lejos de todo, o el mismísimo amor, provocan multitud de movimientos de personas, incluso entre países. A veces, la vida conduce por senderos que uno jamás hubiese imaginado, y uno termina sus días en un lugar completamente alejado de la ciudad natal, donde permanecen los familiares y los amigos; aquellos que, en definitiva, tienen más motivos para despedirse de un ser querido.

Se trata de una situación cada vez más común en los tiempos que corren y que plantea una importante cuestión: ¿cómo trasladar un fallecido a otra ciudad? En este post se despejan todas las dudas: los pasos que debes seguir y el coste que supone el último viaje al punto elegido.

Los pasos hacia el descanso eterno en otra localidad

Si vas a trasladar el cuerpo de un familiar fallecido, lo primero que debes saber es que, por ley, es obligatorio que se haga en un vehículo homologado para garantizar unos requisitos sanitarios mínimos establecidos para dicha finalidad. Por tanto, es imprescindible contar con un coche fúnebre para realizar el traslado.

En caso de que se trate de las cenizas, hay más flexibilidad y puedes transportarlas por cualquier otro medio. Eso sí, debes tener toda la documentación requerida en tu poder y un embalaje adecuado.

El siguiente aspecto que debes tener en cuenta es si el traslado va a realizarse entre ciudades de una misma Comunidad Autónoma o no. Las condiciones son diferentes y, mucho más, si quieres llevarte el difunto fuera de España.

Traslado del cuerpo sin salir de una Comunidad Autónoma

Si la inhumación se va a producir en una localidad que se encuentra en la misma Comunidad Autónoma donde ha tenido lugar el fallecimiento, debes solicitar el certificado de defunción y dejar transcurrir, como mínimo, 24 horas. No debes tener en cuenta muchas consideraciones más, ya que la funeraria se hará cargo del resto, aunque es recomendable consultar la normativa de cada localidad.

Traslado del difunto de una Comunidad Autónoma a otra

La diferencia es, fundamentalmente, burocrática. Si el cadáver va a salir a otra Comunidad Autónoma es necesario, además, contar con un certificado de defunción para Sanidad, y otro para el Registro. A continuación, deberás firmar el contrato del traslado, donde figura el destino exacto y el estado de los restos.

En este caso, el desplazamiento puede tardar un poco más, ya que deberás esperar hasta que se autorice la cremación o la inhumación. Además, Sanidad debe aprobar el momento de la partida del fallecido.

Por otra parte, es imprescindible que haya una entidad o persona que se encargue de recibir el féretro con el cadáver en el punto de destino.

Traslado de los restos a otro país

El proceso de repatriación suele ser bastante más complicado. Si se trata del traslado de un cuerpo más allá de las fronteras nacionales, es importante que, previamente, conozcas los distintos requisitos de ambos países. Tu mejor fuente de información será la embajada; allí obtendrás lo imprescindible para realizar los trámites de manera correcta. Además, es importante tener en cuenta que no todas las funerarias ofrecen servicios de carácter internacional, por lo que debes elegir la que mejor se adapta a tus necesidades.

El precio del transporte de cadáveres nacional e internacional

Tal como habrás podido comprobar, el transporte de cadáveres es todo un mundo, y cada situación es diferente. El precio está condicionado por multitud de factores, por lo que puede variar mucho dependiendo de las circunstancias; pero, sobre todo, de la distancia entre el origen y el punto de destino.

En cualquier caso, lo ideal es contar con un seguro de decesos como el de Plus Ultra, que se haga cargo de todos los gastos y te evite estar al tanto del proceso en un momento tan delicado. No obstante, se pueden hacer estimaciones, teniendo en cuenta que solo el coche fúnebre puede alcanzar los 400€, aunque este valor puede variar dependiendo del tipo de vehículo elegido. En cuanto al traslado en sí, las funerarias suelen establecer un mínimo que ronda los 130€, y añaden alrededor de 1,80€ por cada kilómetro recorrido. Si se trata de traslados al extranjero, este plus suele ser de unos 3,60€ por cada kilómetro. Finalmente, dentro de una misma Comunidad Autónoma se puede establecer un mínimo aproximado de unos 550€ por traslado.

¿Te ha parecido interesante este post? ¡Suscríbete a la Newsletter de Plus Ultra para recibirlos directamente en tu email!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 8 =