Cómo conseguir más clientes para tu empresa

Cómo conseguir clientes

Puede que tu empresa ya esté plenamente constituida. Y que dispongas de todos los recursos (humanos y materiales) para desarrollar la actividad. Puede incluso que ya tengas un seguro RC profesional y todo el engranaje del plan de crisis bien engrasado. Pero quizás te falte lo más básico para que todo pueda salir adelante: una clientela lo suficientemente amplia como para que tu negocio sea rentable. Por eso, en este artículo te contamos algunas pautas sobre cómo conseguir clientes. ¡Ponlas en práctica y verás que tu teléfono echará humo!

Llegar a tus clientes

En los comienzos, probablemente tus clientes no lleguen a tu negocio, sino lo contrario: serás tú quien tenga que ir a por ellos. Y para eso, debes buscarles allá donde se encuentren. Por tanto, hazte las siguientes preguntas básicas: ¿cómo es tu cliente ideal o ‘buyer persona’? ¿En qué ámbitos se mueve? ¿Cuál es su poder adquisitivo medio? ¿Qué espera de un negocio como el tuyo? ¿Calidad, precios bajos, flexibilidad en los servicios?.

Cómo captar esos clientes

Una vez que ya sabes dónde están tus clientes y cómo es su perfil aproximado, es el momento de llevar a cabo tu estrategia de captación. Lógicamente, esa estrategia dependerá de muchos factores: tu sector, el tipo de cliente (particular o empresarial), el volumen de la venta, etc. En función de ello, estas son algunas de las técnicas que puedes poner en práctica:

  • Marketing viral en Internet y medios digitales: acciones promocionales originales en redes sociales, vídeos online, aplicaciones de mensajería, etc.
  • Mailing: pese a la mala fama que ha alcanzado últimamente, el email marketing puede tener un muy buen índice de retorno de la inversión, siempre que los destinatarios hayan dado su visto bueno a la recepción de los correos.
  • Publicidad: es uno de los más clásicos. Si tienes recursos económicos para invertir en ella y si diseñas bien la campaña, dará sus frutos. Es mejor que vaya acompañada de ofertas realmente interesantes, como 2×1, grandes descuentos, etc.
  • Puerta fría: consiste en abordar al potencial cliente en persona y en su ubicación física. Puede ser interesante cuando el cliente es una pyme o una gran empresa y tu producto está especializado en su sector. Será más efectivo si logras personalizar la oferta para que el potencial cliente perciba que esa visita no es una parada más en tu ruta comercial, sino que has tomado el tiempo de informarte sobre ella y adaptar la propuesta.
  • Acciones divulgativas: como realizar conferencias, reuniones promocionales o jornadas de puertas abiertas.
  • Trabajarse unos buenos prescriptores: aunque no se trate de una acción directa hacia el potencial cliente, labrarse una buena imagen ante las personalidades y entidades influyentes en tu sector acabará dando sus frutos a medio y largo plazo.

Y después, ¿qué?

Ok, ya has tomado buena nota de cómo ganar más clientes e incluso ya los estás consiguiendo. Pero eso no es suficiente, pues a continuación se te presentarán tres situaciones relacionadas directamente con ello, que debes saber gestionar para que todos los esfuerzos anteriores no sean en balde.

En primer lugar y si todo va bien, deberás realizar una labor de selección. Sí, has oído bien. A medida que tu volumen de clientes aumente, notarás que hay unos ‘mejores’ y otros ‘peores’. Deshacerte sutilmente de los menos interesantes (por ser demasiado exigentes, conflictivos, etc.) favorecerá un aumento continuo de la clientela ‘buena’, sin lastres.

La siguiente situación es complementaria de la anterior: la fidelización de los buenos clientes. Para ello deberás realizar un seguimiento personalizado de ellos, con ofertas y productos especiales, haciéndoles ver que realmente quieres que se queden contigo.

Y la tercera situación se da con independencia de las dos anteriores: la tasa de churn o churn rate. Se refiere a aquellos clientes que pierdes, y se trata de algo que todas las empresas sufren. Incluso si estás haciendo tu trabajo realmente bien y esos clientes están contentos contigo. Pero por otras circunstancias ajenas a ti, se van. Por ello, te recomendamos que nunca dejes de pensar en cómo ganar más clientes, pues te hará falta para compensar esa pérdida de clientes que siempre se produce. Que sea mayor o menor, ¡depende de ti!

Como también depende de ti estar bien cubierto ante eventualidades e incidencias. Infórmate de un seguro RC profesional con Plus Ultra y que nada frente tu crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *