El papel del seguro de comunidades ante daños por agua

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 1.7 basado en 3 valoraciones
  • Lo primero que hay que hacer es identificar el origen de los daños por agua.
  • El seguro para comunidad de propietarios trata de descargar a los residentes de este tipo de gestiones cubriendo los gastos de localización y reparación de tuberías de distribución comunitarias.
  • Para determinar si la indemnización de daños por agua corresponde al seguro de la comunidad de propietarios o al de una vivienda en concreto, se debe determinar el origen del siniestro.
(Última actualización 18 de agosto de 2020)

De todos los siniestros que pueden ocurrir en un edificio, uno de los más comunes son los daños por agua. La rotura de una tubería, filtraciones o humedades a veces pueden producirse en las zonas comunes de una comunidad de vecinos y afectar a las viviendas, o viceversa. Cubrir estos daños es fundamental, pero ¿quién debe hacerse cargo, la comunidad o el seguro de hogar del vecino afectado? ¿Sabes qué cubre un seguro de comunidad de propietarios en estos casos?

Empecemos por ver cómo identificar el origen de los daños por agua.

Siniestro causado por daños de agua: cómo identificarlo

Imagina que en una comunidad de vecinos comienza a caer agua por el hueco de la escalera, una zona común del edificio. O que aparece una mancha de humedad en una pared, y no deja de aumentar.

Lo primero que hay que hacer es identificar el origen de los daños por agua, y para eso hace falta revisar de forma minuciosa todo el edificio. Algunas veces puede ser evidente, como un escape en una tubería que gotea de forma continua o una rotura. En otras ocasiones habrá que hacer un análisis más minucioso, como cuando se trata de una mancha de humedad.

Imaginemos que tras un día buscando el origen, el presidente de la comunidad identifica un pequeño escape en una tubería que provoca un goteo continuo, y decide notificar los daños por agua al seguro de la comunidad.

La compañía de seguros sabe lo importante que es solucionar la fuga cuanto antes, no solo por la incómoda situación que produce entre los vecinos, sino porque los daños por agua pueden afectar a la estructura del edificio.

El seguro para comunidad de propietarios trata de descargar a los residentes de este tipo de gestiones cubriendo los gastos de localización y reparación de tuberías de distribución comunitarias. Por lo que el importe final del servicio no repercutirá en los vecinos en ningún caso.

Cuál es el procedimiento de actuación ante este daño

Lo primero que hay que hacer cuando se producen daños por agua es avisar de inmediato a la aseguradora para notificar el siniestro. Y cortar la red general de agua en caso de que se vea que la cantidad que sale se debe seguro a una rotura.

La compañía atenderá el siniestro para que, en el menor tiempo posible, un profesional se acerque a la comunidad evalúe el siniestro y proceda a su reparación.

¿Qué hacer cuando se ha detectado el origen de los daños por agua

Una vez detectado el origen de la fuga o la humedad, habrá que reparar los daños ocasionados tanto por el agua como por la obra que se haya tenido que hacer para arreglarlo, dependiendo de los elementos que se hayan visto afectados.

Para determinar si la indemnización de daños por agua corresponde al seguro de la comunidad de propietarios o al de una vivienda en concreto, se debe determinar el origen del siniestro.

En algunos casos puede determinarse:

  • Los daños por agua en las zonas comunes se han producido en una vivienda.
  • Afectar solo a un vecino pero tener su origen en elementos comunes.

Por ello, lo primero que hará el profesional es comprobar si la tubería que ha causado la inundación, humedad, o cualquier otro tipo de daño, forma parte de la red general o no. Y por tubería también nos referimos a desagües, arquetas o similares.

Si no es posible detectar a simple vista la causa del daño, porque se trata de una gotera que afecta al vecino de abajo o porque es una mancha de humedad y no se ven las tuberías, habrá que abrir la pared para localizar la avería y ver si se trata de la parte de la instalación que corresponde a una vivienda o a la comunidad.

En caso de que la rotura corresponda a la instalación de un propietario, deberá ser su seguro del hogar el que se haga cargo del coste de la reparación y la indemnización de daños por agua causados en otras viviendas o en las zonas comunes del edificio.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Si se determina que los daños han sido causados por algún elemento de la red comunitaria, como una tubería general o la bajante del edificio por ejemplo, será la póliza comunitaria la encargada de cubrir todos los gastos y desperfectos que haya causado el agua.

Coberturas del seguro de comunidades

Existen diferencias entre el seguro de vivienda y un seguro de comunidad, como es evidente. Mientras que el seguro de hogar tiene como objeto atender lo que ocurra en el interior de una vivienda y sus ocupantes, dependiendo siempre de las coberturas contratadas, el seguro de comunidad de propietarios busca proteger a los residentes de un edificio frente a las reparaciones de cualquier siniestro que se produzca en una zona comunitaria.

Por supuesto, los daños por agua en el seguro de comunidad están incluidos. Esto significa que las zonas de uso general para todos los vecinos, como el rellano, la escalera o ascensores, pasillos y otros elementos que pueda haber, estarán cubiertas en caso de que haya daños por agua. No importa si se trata de escapes, desbordamientos, grifos que no se han cerrado bien o tuberías rotas, así como las filtraciones que se puedan generar.

las zonas de uso general para todos los vecinos están cubiertas en caso de que haya daños por agua.

Las coberturas del seguro de comunidades Plus Ultra se adaptan a las necesidades específicas de cada una, puesto que puede haber comunidades en un bloque, un conjunto de viviendas unifamiliares, con jardín o piscina, garaje, etc. Por eso, contamos con una serie de coberturas básicas:

  • Daños por incendios, explosiones o rayos. Ante un incendio en el continente del edificio, como las escaleras o un patio de uso comunitario, la compañía no solo se encargará de compensar la pérdida del inmueble público o la estructura. También cubre los gastos derivados de la extinción o daños por humo.
  • Desperfectos causados por fenómenos atmosféricos como fuertes vientos, granizo, lluvias torrenciales y similares.
    Actos vandálicos cometidos por terceros ajenos a la comunidad, como rotura de cristales, pintadas o puertas forzadas.
  • Daños por agua, uno de los siniestros más comunes y del que hemos hablado en este artículo. También contamos con una cobertura adicional para cubrir los gastos por desatrancos, y un novedoso servicio de prevención de atascos en tuberías comunitarias (consultar condiciones).

Además de estas, en Plus Ultra podemos cubrir otro tipo de siniestros en tu comunidad como daños eléctricos o servicios de urgencia, entre otros.

La importancia de tener un buen seguro de comunidad de propietarios

Como puedes comprobar, este seguro se encarga de proteger a una comunidad de vecinos frente a reparaciones y daños que se hayan causado en las zonas comunes del edificio. Además de otras garantías igual de beneficiosas, que suponen un alivio importante para los integrantes de la comunidad, sobre todo en los casos más graves o difíciles. El seguro de comunidades abarca los siniestros que se pueden dar con mayor frecuencia en un edificio o conjunto de viviendas, y ofrece coberturas para cada situación.

Si eres el presidente de la comunidad y no estabas convencido de si es necesario contratar una póliza para ti y tus vecinos, ya sabes cuáles son algunas de sus ventajas. Y puedes empezar a reconsiderar tu interés respecto a este producto.

Si tienes alguna duda sobre el seguro, la indemnización de daños por agua o cualquier otro asunto, puedes contactar con tu aseguradora para asesorarte de forma personalizada. Recibirás la guía adecuada a tus intereses y los de tu comunidad.