¿Qué es un PIAS y un PPA? Aquí, las diferencias

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.6 basado en 9 valoraciones

Diferencias entre pias y ppa

¿Qué es un PIAS? ¿Y un PPA? Si estas siglas te resultan extrañas y poco atractivas, es el momento de quitarte esa idea de la cabeza: son dos soluciones de ahorro para tu jubilación que ofrecen las aseguradoras, como Plus Ultra Seguros. Por eso, aquí te explicamos su significado y las diferencias entre PPA y PIAS.

¿Qué es PIAS y PPA?

PIAS significa ‘Planes Individuales de Ahorro Sistemático’. PPA, en cambio, son las siglas de ‘Planes de Previsión Asegurado’. Solo con esta aclaración, las diferencias no se comprenden, no te preocupes. Pero antes de entrar a detallarlas, conviene saber qué tienen en común ambos productos:

  • Son seguros de ahorro a largo plazo que ofrecen rentabilidad: el cliente paga de forma periódica (mensualmente, trimestralmente, etc.) y en el momento cobrar recibirá la cantidad ahorrada más los intereses que se hayan generado (a lo que hay que restar las correspondientes obligaciones fiscales).
  • Se benefician de ventajas fiscales durante la aportación y durante el cobro, tras la jubilación.
  • Su pago periódico no sustituye la obligación de cotizar a la Seguridad Social.
  • Su cobro, por tanto, tampoco sustituye a la pensión, sino que es complementario de ésta.

5 diferencias entre PIAS y PPA

La primera gran diferencia es el momento del vencimiento: el dinero acumulado con un PIAS se puede rescatar según diferentes calendarios, con un periodo mínimo de 10 años desde la primera aportación. Los PPA, en cambio, se rescatan en el momento en el momento en el que el tomador se jubila, queda declarado con incapacidad permanente o dependencia severa, o bien fallece.

La segunda diferencia tiene que ver con la rentabilidad: los PIAS tienen un interés variable, revisable cada 6 meses, mientras que los PPA ofrecen un interés fijo e invariable desde el momento de la contratación.

En tercer lugar, el modo de cobro también cambia: los PIAS se cobran como renta vitalicia, mientras que los PPA se pueden cobrar de diferentes maneras (mediante un solo pago del importe total, una renta periódica o una solución mixta).

La fiscalidad es la cuarta diferencia importante. El PIAS tributa como rendimientos de capital mobiliario desde el momento en que el beneficiario lo cobra, pero los PPA van tributando mientras se van pagando. Concretamente, como rendimientos de trabajo, pues reducen la base imponible del tomador en su Declaración de la Renta (IRPF).

Una quinta diferencia, importante para aquellos que manejen grandes cantidades, es el límite de las aportaciones. Mientras los PIAS presentan un máximo 8.000€ anuales (y 240.000 € durante toda la vida del producto), los PPA tienen un límite máximo de 12.500€ para mayores de 50 años, y de 10.000€ para el resto, ambas cifras anualmente.

PIAS o PPA, ¿qué debo elegir?

Elegir entre PIAS o PPA no es una elección fácil y depende de muchos factores. Sobre todo, las condiciones de cada producto, pues hay unos PIAS más rentables que otros, al igual que los PPA. También influirá el importe de las aportaciones del cliente. Por tanto, conviene hacer cuentas y proyecciones a futuro para visualizar cuál es la opción más adecuada.

De forma general, se puede decir que dedicar los propios fondos a un PIAS es una decisión que puede reportar mayores beneficios en un plazo de tiempo menor, pero también suele ser una opción más arriesgada porque su rentabilidad es variable y sujeta a la situación del mercado. Por el contrario, los PPA, al tener una rentabilidad fija, son más adecuados para ahorradores conservadores, que valoran la tranquilidad.

En esta sección dedicada a los productos de ahorro y jubilación encontrarás lo que Plus Ultra Seguros puede ofrecerte en la actualidad. Y si quieres valorar si te interesa más un PPA o un PIAS, puedes echar un vistazo a este artículo de nuestro blog.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

    1. Hola Jesús!

      El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito está destinado a proteger las inversiones realizadas en productos bancarios. En el caso del PIAS, al tratarse de un productos financiero exclusivo de las compañías aseguradoras, la protección se realiza desde la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que velará porque el margen de solvencia de cada compañía sea suficiente para cumplir con los compromisos adquiridos, así como del Consorcio de Compensación de Seguros, que gestionaría las devoluciones en caso de quiebra de la entidad.

      Esperamos haberte ayudado.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 9 =