Distracciones al volante: precaución y cómo afrontarla

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones
(Última actualización 11 de marzo de 2020)
  • Las distracciones al volante es una de las razones por las que suceden accidentes de tráfico.
  • Mientras conducimos, debemos poner toda nuestra atención en la carretera, por lo que es importante evitar cualquier tipo de distracciones
  • Además del riesgo que suponen estas distracciones al volante, hay que recordar que son actos sancionables.

Una de las razones por las que suceden los accidentes de tráfico es a causa de las distracciones al volante. Un grave error que puede pasarnos factura no solo por los daños, en algunos casos muy graves, que podemos ocasionar, sino también por el hecho de que se nos puede multar debido a negligencias como utilizar el móvil o manipular el navegador. También podemos distraernos por otras circunstancias, dejando la precaución al volante de lado, y lo que es peor, poner en riesgo la seguridad en la conducción.
En este artículo te contamos las principales distracciones al volante y cómo evitarlas para para lograr una correcta seguridad en nuestros desplazamientos en coche. También te hablamos sobre la importancia que tiene un seguro de coche ante este tipo de situaciones y como pueden afecta las multas por ir mirando el móvil o fumar conduciendo.

Distracciones más comunes

Tener una distracción al volante se traduce en una falta de atención mientras conduces

Tener una distracción al volante se traduce en una falta de atención mientras conduces, que puede causar una salida de la vía o tener un choque con alguno de los vehículos que circulan por ella, u otras consecuencias que pueden llegar a ser graves. Por tanto, hay que tener siempre presente que debes evitar las distracciones mientras circulas con tu vehículo y centrar toda tu atención en la conducción que estás realizando.

Navegador o radio

La manipulación del navegador u otros aparatos electrónicos hacen que el conductor levante la vista de la carretera, aunque solo sea durante unos pocos segundos. Solo con este gesto, i el tiempo de frenada aumenta pues al no tener toda la atención puesta en la carretera, el tiempo de reacción del conductor es mayor n y la posibilidad de generar un incidente también aumenta.

Por tanto, si tienes que manipular un GPS por ejemplo, hazlo antes de comenzar la conducción, o si vas acompañado en el coche, que sea el copiloto quien se encargue de hacerlo. Si lo hacemos mientras conducimos, además de que aumentan significativamente las posibilidades de sufrir un accidente, también este gesto se considera una sanción grave por la que puedes ser multado.

Mirar el teléfono móvil

Los teléfonos móviles provocan algunas de las distracciones al volante más comunes, y a la vez más peligrosas que existen. Manipular el móvil mientras conduces multiplica por cuatro la posibilidad de que ocurra un accidente de tráfico, ya que al contestar una llamada o mandar un mensaje instantáneo nuestra vista y nuestras manos se apartan del volante mientras el vehículo sigue circulando.

Debemos ser tajantes en cuanto al uso del móvil mientras conducimos y limitar su uso cuando sea extrictamente necesario, haciendolo siempre fuera de la circulación de la carretera, con el coche parado en un lugar seguro.

Fumar al volante

Muchos conductores fuman mientras conducen. Además de ser este un hábito perjudicial para la salud, es también una peligrosa distracción que pone en riesgo la seguridad vial, pues encender el cigarrillo, por ejemplo, hace que se pierda la atención en la carretera, y tenerlo cogido con la mano hace que no controles con la misma fuerza el volante.

Vallas y carteles publicitarios

Desde hace un tiempo las vallas y carteles publicitarios que se encuentran en la carretera se han convertido en un peligro ante la posibilidad de distracción al volante. Muchos elementos atractivos que quieren captar la atención, hace que muchos conductores pierdan la concetración en su conducción y puedan provocar algún accidente.

Desde el 29 de septiembre de 2015, en el artículo 37 de la ley de carreteras regula este tipo de cartelería publicitaria y la señalética general permitida. Se centra en que fuera de tramos urbanos (autopistas y autoivas) está prohibido instalar cartelería en cualquier lugar visible desde la calzada, así como rótulos o cualquier tipo de imagen, diseño, formas o inscripción que capte la atención del conductor.

Por otro lado, el ministerio de fomento se reserva el derecho de instalar cualquier tipo de señales y carteles informativos no publicitarios, además de ordenar cualqueir tipo de modificación o retirada de los carteles en vías transitables.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Cansancio y sueño

El cansancio y la fatiga al volante son factores que a menudo influyen en salidas de vía o invasión del carril contrario. Lo recomendable es conducir bien descansados, habiendo dormido previamente las horas necesarias. También es importante evitar comidas copiosas antes de coger el coche, ya que provocan una sensación de somnolencia y falta de atención/reacción.

Para evitar el cansancio y mantener la precaución al volante, hay que realizar todas las paradas que hagan falta, mantener una buena hidratación y tener en el interior del vehículo una temperatura adecuada, que no nos afecte. Poner el climatizador demasiado fuerte, bien en cuanto a calor o a frío, puede hacer que no nos concentremos bien.

Otros factores

Si habitualmente hacemos una misma ruta, a diario para ir al trabajo por ejemplo, también puede ser el exceso de confianza el haga que bajemos la atención pasando por alto algunos factores de riesgo en la conducción.

Además, el mantenimiento y la puesta a punto del vehículo son importantes para llevar una conducción segura, pues unas ruedas y unas pastillas de freno en buen estado se adaptarán mejor al asfalto y a una frenada, por ejemplo.

Multas por distracciones al volante

Además del riesgo que suponen estas distracciones al volante, hay que recordar que son actos sancionables. Multas y/o retirada de puntos del carné de conducir e pueden llegar a ser bastante consrables..

Multa por conducir con el móvil

Utilizar el móvil mientras estamos conduciendo es una infracción grave que acarrea tanto una multa económica como pérdida de puntos del carnet. La cuantía de la multa está en torno a los 200 euros, que pueden reducirse a la mitad si se paga en el momento o durante los 20 días tras los que se nos haya notificado la sanción.

¿Cuántos puntos te quitan por usar el móvil? Hablar o manipular el teléfono al volante supone una pérdida de 3 puntos del carnet, y esta no se puede reducir. Sea que se pague o no dentro del plazo voluntario, los puntos se verán reducidos.

Multa por fumar conduciendo

Aunque lo cierto es que fumar conduciendo no se considera delito contra la seguridad vial, en caso de que un agente considere que se está produciendo una distracción al volante puede ponernos una multa.
Algo que sí se considera sancionable es arrojar una colilla desde un coche en marcha, con 200 euros de multa y la pérdida de 4 puntos del carnet.

Otras multas más comunes

Las multas más comunes, relacionadas con las distracciones al conducir, son superar la tasa de alcohol permitida, a una velocidad superior a la permitida o de forma temeraria, entre otras. La cuantía económica y los puntos que se pueden perder varían en función del grado de peligrosidad y riesgo que supone.
En cualquier caso, el objetivo de las multas es concienciarnos de la importancia de prevenir accidentes y velar por la seguridad mientras conducimos, manteniendo la atención en todo momento.

Precauciones al volante

Mientras conducimos, debemos poner toda nuestra atención en la carretera, por lo que es importante evitar las distracciones que hemos mencionado un poco más arriba, y otras que pudieran surgir, poniendo en peligro tanto nuestra seguridad como la del resto de personas que nos rodean.

Al asegurar tu coche, ¿cómo te cubre?

¿Qué es lo que cubre una póliza de seguro de coche?
Las coberturas del seguro de coche dependerán de las condiciones particulares recogidas en la póliza que tengas contratada. Desde un terceros básico hasta todo riesgo, lo importante es escoger un seguro a la medida de tus necesidades. Lo que debes tener en cuenta es que tu seguro de coche no se hará responsable de aquellas negligencias que cometas conduciendo, y que sabes que están prohibidas y que, además del daño que a ti, a tu coche y a un tercero puedan causar, son sancionables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − doce =