¿Empiezas a emprender? El primer paso es contratar un seguro para comercio

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Contratar un seguro para comercio y emprender

Hoy en día son muchas las personas que se plantean crear un negocio, ser su propio jefe, valerse por ellas mismas. Personas que invierten mucha ilusión y esfuerzo para que todo salga bien. Sin embargo, además de las licencias, los permisos y los contratos, algo que no hay que descuidar a la hora de emprender es el hecho de suscribir un buen seguro para comercio con el que protegerse ante cualquier imprevisto que pueda surgir en tu empresa y durante el desarrollo de su actividad. En este artículo vamos a hablarte sobre la importancia de adquirir un seguro de comercio al iniciar tu nuevo proyecto.

¿Para qué me sirve un seguro para comercio?

Como emprendedor primerizo, debes saber que hay muchos factores que pueden generar problemas y situaciones imprevistas en las empresas. Dependiendo del tamaño que tenga dicho negocio y la capacidad económica de la que dispongas, algunos supuestos podrían llevarte a la bancarrota si no dispones del respaldo adecuado.

¿Qué coberturas me ofrece esta póliza para comercios?

Para hacerte ver la importancia de que contratar este tipo de seguro es una de las primas necesidades que debes cubrir, a continuación te haremos una lista de las coberturas disponibles que ofrece un seguro de comercio para que, sin importar el sector de actividad comercial de tu negocio, puedas ver frente a qué situaciones te protegen:

– Robo: Para empezar, obtendrás protección frente a robos, expoliación y desperfectos en tu empresa, atraco a clientes o empleados, robo de bienes de empleados, dinero en efectivo dentro de cajas registradoras y caja fuerte, entre otras situaciones.

Daños: Las coberturas de incendio, daños meteorológicos o actos vandálicos, entre otras, te protegerán frente a los gastos de reparación de daños derivados de estos agentes causantes. Además también podrás protegerte con la cobertura de daños eléctricos que harán frente a los desperfectos ocasionados por corrientes anormales, como subidas de tensión o cortocircuitos,  que pueden dañar la instalación eléctrica de tu local, así como los distintos aparatos electrónicos que utilices en tu actividad.

Roturas: La garantía de rotura de cristales se encarga de retirar, reponer y recolocar aquellos cristales, mármoles, rótulos y loza que se rompa o resulte dañada.

Daños por agua: Estos siniestros suelen ser los más comunes, y es muy recomendable protegerte frente a los desperfectos provocados por la rotura de tuberías o bajantes, escapes de agua que provoquen inundaciones. Esta garantía se hará cargo de la localización de la avería y su reparación.

Desperfectos por robo al continente: Esta cobertura se encarga de devolver a su estado inicial todo aquello que pertenece al continente, es decir a la estructura del establecimiento, y que haya sido dañado o perjudicado a causa de un robo, por ejemplo, se ha perforado la pared para robar el cobre del cableado o destrozado el escaparate con un alucinaje, etc.

Lucro cesante: En el caso de que debas detener tu actividad comercial por un siniestro cubierto por tu póliza o porque unas obras en la vía pública impidan el acceso al local, tu seguro puede contar con esta garantía con la que obtendrás una indemnización para hacer frente a la pérdida de ese beneficio.

Ante las consecuencias que generan estas situaciones, un seguro para comercio garantizará tu tranquilidad desde el primer momento.

¿Puedo adaptar este seguro al tipo de negocio que quiero iniciar?

La idea y el modelo de negocio que has puesto en marcha son únicos; al igual que también lo son todos los negocios ubicados en diferentes sitios y dedicados a sectores muy variados y completamente distintos los unos de los otros. Por eso, las compañías de seguros ofrecen una flexibilidad extraordinaria y permiten adaptar sus coberturas a las necesidades concretas de cada comercio. Sabiendo que puedes proteger tu negocio y medio de vida de forma personalizada, no olvides incluir la contratación de un seguro para comercio en tu lista de imprescindibles.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − dos =