Cómo evitar el jet lag

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

cómo evitar el efecto jet lag, cómo evitar el jet lag, cómo se puede evitar el jet lag

El jet lag es el desequilibrio que sufre nuestro cuerpo cuando alteramos su ritmo circadiano (encargado de regular las horas de actividad/sueño), de ahí que también se conozca como “disritmia circadiana” o “síndrome de los husos horarios”. Lo  puedes notar si haces un viaje transoceánico pero… si sigues leyendo te desvelaremos maneras para evitar el jet lag.

Síntomas del jet lag:

  • Curiosamente, las mujeres tienen más propensión a sufrir los efectos del jet lag, que los hombres. Y, a medida que vas madurando, también los sientes más; alguien de 20 años, posiblemente lo note menos que una persona de más de 50.
  • Lo primero que notas es sueño. Si viajas hacia el Oeste, lo sentirás de día, mientras que si viajas hacia el este, te será más difícil dormir cuando toca, de noche.
  • Como no duermes bien, vas más cansado. Uno es consecuencia del otro.
  • Y… como no duermes bien y vas más cansado, suele florecer el mal humor, la dificultad para concentrarse, las confusiones o las pequeñas pérdidas de memoria.
  • Tu estómago, también lo puede notar presentando dolor, náuseas o diarreas.
  • Y por último. Debido básicamente a la deshidratación derivada del largo vuelo, dolores de cabeza, sequedad de boca o de garganta.

Cómo evitar el efecto jet lag:

  • Tomar el sol es nuestro gran aliado para paliar los efectos del jet lag. Una vez llegado a tu destino haz actividades al aire libre, anda, come fuera de los restaurantes…
  • Sigue los horarios de tu nuevo destino. Por muy cansado que estés, no te quedes durmiendo en el hotel. ¡Tienes demasiadas cosas que descubrir, la motivación es también una gran ayuda para evitar el jet lag!
  • Un truco que te recomendamos es que días antes ya te vayas acostumbrando al horario, eso es: si viajas hacia el oeste, come y acuéstate más tarde de lo que haces normalmente. Por el contrario, si viajas hacia el este, te toca madrugar y desayunar bien temprano.
  • Come sano y bebe mucho. Los zumos de naranja ricos en vitamina C te ayudarán a tener una mejor digestión y a activarte.
  • Durante el vuelo puedes dormir, pero también recuerda que debes estirar las piernas cada dos horas como máximo y evita, en lo posible, la ingesta de alcohol y cafeína ya que son estimulantes que no ayudan a mantener el ritmo circadiano.
  • Puedes recurrir a algún tipo de medicación, en caso de que tu médico te lo haya recetado. La ingesta de melatonina, sustancia natural que produce tu propio cuerpo, funciona muy bien a ciertas personas, pero nunca te mediques por libre puede ser nocivo para tu salud. Con Plus Ultra contarás con la mejor asistencia sanitaria cuando lo precises.
  • Los primeros desayunos fuera de tu hogar, mira de que sean contundentes en proteínas. Huevos, carne, almendras ( que contienen melatonina), avena… son alimentos que te darán ese extra de fuerza que tu cuerpo necesitará para evitar el jet lag.
  • Evita dormir entre horas. Nada de siestas. Hasta las 21h no te acuestes y así irás regulando tus horas de sueño.
  • Por último, en el momento de acostarte controla: temperatura de la habitación ( sobre unos 20-21 grados es la idónea), apaga aparatos eléctricos, concilia el sueño de manera apaciguada: lee un rato, escucha música suave, toma una ducha templada, bebe un vaso de leche tibia

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =