Requisitos para pedir hipoteca para una segunda vivienda: que necesitas saber

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

pedir segunda hipoteca

¿Estás pensando en comprar una segunda vivienda? Muchas personas se lo plantean para tener un lugar de vacaciones estable, otras para tener un sitio donde desconectar a lo largo del año, e incluso hay quien planifica su retiro y compra esta vivienda para la jubilación. Sea alguno de estos u otros los motivos por los que quieres hacerlo, debes saber que los requisitos para que te concedan una hipoteca para una segunda vivienda son algo distintos a los de la vivienda habitual.
También necesitarás tener un seguro específico, que cubra lo que pueda ocurrir de forma adecuada.
¿Sabes cuáles son los requisitos para pedir la segunda hipoteca? ¿Qué trámites debes efectuar? Este es el tema principal del artículo.

Etapas y requisitos para pedir una hipoteca

Las etapas para solicitar una hipoteca de segunda vivienda son las mismas que para pedir la primera. Se tiene que solicitar al banco, tasar la propiedad y evaluar la viabilidad del préstamo.
Hasta aquí todo normal. Sin embargo es importante destacar que los requisitos para una hipoteca de segunda residencia son más exigentes que para la vivienda habitual. Y lo son por motivos evidentes:

  • Una segunda vivienda suele estar destinada a períodos de descanso y vacaciones. Por eso la ubicación hace que en caso de tener que venderla, sea más complicado. Lo normal es que estas estén en una zona tranquila de montaña o en un pueblo costero, aunque no son siempre estos casos, pues puedes contar con una segunda vivienda en tu misma ciudad u otra.
  • En caso de que haya problemas económicos, la prioridad es siempre la primera vivienda. Por eso se considera que una segunda hipoteca es más arriesgada.

Por eso, los requisitos para pedir hipoteca de segunda residencia son:

  • Ingresos elevados. Mantener dos viviendas supone un gasto grande, por lo que se tienen que justificar unos ingresos más altos que con la vivienda habitual.
  • Menos financiación. En el caso de la primera vivienda, lo habitual es conceder hasta el 80% de la tasación, incluso más en determinados casos. Al pedir segunda hipoteca esto puede bajar hasta un 60% más o menos, de modo que hay que aportar más capital propio para que concedan la hipoteca.
  • Plazos de financiación. La hipoteca para segunda residencia tiene un plazo de amortización más corto. Como máximo unos 20-25 años.
  • Tasas de interés. También en esto los requisitos para que te concedan una hipoteca se endurecen, siendo más altos que los de tu casa familiar.

Además de esto, es evidente que no puedes tener impagos ni deudas atrasadas. Lo ideal sería que tuvieras tu primera hipoteca pagada, aunque con un buen historial crediticio puede ser suficiente.

Documentación y trámites

La documentación y los trámites para pedir la segunda hipoteca son los mismos que para la primera vivienda:

  • NIF.
  • CIRBE, para comprobar el riesgo hipotecario.
  • Declaración de la renta del último ejercicio.
  • Vida laboral.
  • Avales (propiedades, informes financieros de avalistas, etc.)
  • Información bancaria más reciente.
  • Contrato laboral y nóminas (si trabajas por cuenta ajena) o declaración del IVA (si eres autónomo).
  • Préstamos que se hayan contratado.

Además de esto, dependiendo de la entidad se pueden solicitar otros documentos. Con todo ello se comenzarán los trámites para solicitar la hipoteca de segunda residencia.

Cómo elegir el seguro de vida hipotecario

Ya hemos dicho que uno de los requisitos para que te concedan una hipoteca de segunda vivienda es contratar seguros. Uno de ellos es un seguro de vida vinculado a la hipoteca, para que en caso de que ocurra algo, no queden deudas pendientes.

Algunas entidades bancarias tratan de hacer que firmes la póliza con ellos, pero tienes que saber que puedes elegir el seguro de vida hipotecario que más te interese.

En Plus Ultra te ofrecemos un seguro de vida específico para amortizar la deuda al pedir segunda hipoteca en caso de fallecimiento o invalidez permanente. Consulta aquí las condiciones y verás que son más interesantes que las de la entidad hipotecaria.

Una segunda hipoteca, mejor cuando se acabe la primera

Lo ideal es plantearse una hipoteca para segunda residencia cuando se haya amortizado la vivienda habitual. Así habrá más posibilidades de que te la concedan, e incluso de poder negociar mejores condiciones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =