Consejos para crear un hogar sostenible

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Un hogar sostenible es aquel que ha sido construido siendo respetuoso con el medio ambiente

Hacer un uso eficiente de los recursos que utilizamos para comer, vestirnos, ducharnos, etc. y evitar utilizar energías contaminantes en casa son pasos importantes para preservar los pulmones verdes de nuestro planeta.

Un hogar sostenible es aquel que ha sido construido siendo respetuoso con el medio ambiente, con materiales nuevos que no impactan negativamente en el ecosistema, y al mismo tiempo es eficiente energéticamente para gastar justo lo necesario.

Nos referimos también a  aquellos hogares donde sus miembros actúan acorde con los principios de respeto por el entorno y hacen un consumo responsable de los recursos, e incorporan electrodomésticos “verdes”, es decir, aquellos que gastan y “ensucian” lo mínimo.

Ventajas de tener un hogar sostenible

– Mejora la salud de los miembros de la familia: La piel seca, las alergias,  resfriados, etc. son a menudo provocados por un uso indiscriminado, por ejemplo, de la calefacción y/o el aire acondicionado.

En un hogar sostenible se hace un consumo responsable de los sistemas tanto de refrigeración como de calefacción, y se ha demostrado que a medio y largo plazo, este consumo responsable contribuye a que disminuyan los casos de asma, tos, erupciones, catarros, etc.

– Ahorro para el bolsillo: Cuando se utilizan energías “verdes”  se acaba ahorrando dinero. Si a ello sumamos electrodomésticos eficientes, el gasto de electricidad también es mucho menor, y como  consecuencia, el importe de las facturas se reduce considerablemente.

– Menos elementos contaminantes al exterior: Una casa sostenible contribuye a evitar el recalentamiento del planeta y la amenaza del cambio climático, emitiendo  menos gases contaminantes  a la atmósfera.

4 consejos para mejorar la sostenibilidad de tu hogar

– Bombillas de bajo consumo: las bombillas LED o de bajo consumo colaboran con el medio ambiente. Incorpóralas porque además duran más.

– Adquiere electrodomésticos eficientes: Cuando tengas que renovar la nevera, lavadora, microondas, etc. fíjate que cuentan con la clasificación energética A++ o A+++. Consumen hasta un 70% menos de energía.

– Llena el lavavajillas y la lavadora: No malgastes el agua. Si tienes que hacer la colada o limpiar la vajilla y la cubertería, espera a tener la cantidad suficiente para encender estos electrodomésticos.

– Aísla adecuadamente puertas y ventanas: ¿Notas que el frío en invierno y el calor en verano se cuela por los marcos de las ventanas? ¿O por la puerta? Busca la manera de aislar adecuadamente puertas y ventanas  para no malgastar en calefacción o aire acondicionado.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 12 =