Protégete este verano de incendios con tu seguro de coche

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Evita los incendios gracias a seguro de coche y a estos consejos

En verano los incendios son más comunes, ya sea por el calor o causado por otros factores, lo cierto es que tu vehículo también podría salir perjudicado. Estar cerca de una zona boscosa seca o sufrir un recalentamiento en el motor son hechos que podrían producir una catástrofe en tu coche. ¿Quieres protegerlo de sufrir un incendio este verano? Sigue nuestros consejos y consigue más seguridad para tu auto.

Prevenir los incendios en tu coche

En España, una media de 600 coches sufren un incendio cada año y la gran mayoría ocurren en grandes ciudades. La verdad es que es bastante improbable que tu coche vaya a incendiarse de repente, pero aun así, debes tener presente cuáles son los factores que pueden provocar incendios en vehículos.

Los automóviles contienen productos fácilmente inflamables, desde los lubricantes y los elementos eléctricos que lo hacen funcionar, hasta las moquetas y plásticos que lo conforman. Es por eso que, aunque sea improbable, pueden llegar a arder si las condiciones lo hacen propicio.

¿Qué puede provocar los incendios en los automóviles?

– A causa de un fallo en el motor

El motor es el primer elemento del que seguramente vas a sospechar si se produce un incendio en tu coche. Todos sabemos que en él se pueden llegar a concentrar hasta más de 100ºC, por eso si hubiese una fuga de combustible o aceite se quemaría, produciendo un humo espeso y oscuro o, incluso peor, fuego. Tanto si detectas humo como si se produce un incendio, debes salir del coche inmediatamente.

– Provocado por el sistema de escape.

El tubo de escape puede llegar a los 200ºC mientras conduces, por eso es posible provocar incendios con el mínimo encuentro con objetos fácilmente inflamables, como pueden ser hojas secas, hierba, papel, aerosoles, plásticos… Por ejemplo, si has estado conduciendo durante media hora y los tubos se han calentado excesivamente, intenta no estacionar en una zona con vegetación, ya que ésta prende con facilidad.

-Incendios alrededor de tu coche

Imagina que has aparcado tu coche en un descampado y muy cerca, se crea un incendio en un bosque. Si nadie se da cuenta y no lo extingue, podría llegar al lugar donde está tu vehículo y extenderse hasta él. Esta es otra de las causas más comunes que provocan incendios en los automóviles, y nunca puedes saber si va a ocurrir. Puedes intentar evitar este problema no aparcando en zonas con pastos verdes o sitios cercanos a un bosque ya que estos suelen ser los más propensos a sufrir un incendio.

– Fallo en el sistema eléctrico

Los aparatos eléctricos que están integrados en tu coche, por ejemplo, la radio o la alarma, pueden dar problemas si están en mal estado o sufrir cortocircuitos. En el peor de los casos, ello puede ocasionar los desafortunados incendios. Por eso es importante que hagas una revisión de estos cableados de forma periódica para evitar que sean un problema en algún momento.

¿Qué hacer si detecto fuego en mi coche y qué material deberíamos llevar en él para estos casos? 

1.- Detén el coche inmediatamente. Si no lo haces, el aire que entre por los conductos del aparato de refrigeración avivará el fuego haciendo que se extienda con más rapidez. Intenta parar en una zona apartada y lejana de la vegetación, por ejemplo, un área de descanso. 

2.- Para también el motor y la llave. Así evitarás que haya escapes y no se agravie la situación. 

3.- Evacuación de los ocupantes inmediata. Aleja a tus acompañantes a más de 50 metros del vehículo. Esto evitará que estén tan expuestos a los humos y al calor del incendio. Pide que llamen al número de emergencias o a los bomberos. 

4.- Extinguir el fuego. Hazlo tú únicamente si tienes los medios adecuados si es un fuego pequeño y no corres peligro. De no ser así, vuelve con tus acompañantes y esperad a los bomberos. 

5.- Notifica el incendio a tu aseguradora. Llama a tu compañía para que te informe de qué opciones tienes. Si tienes contratada la cobertura de incendios te resultará de gran ayuda en una situación como esta.

¿Qué materiales deberíamos llevar siempre en el coche?

Estos son algunos de los materiales que deberías llevar siempre en tu auto y que te ayudarán en caso de incendio:

– Pequeño extintor: para apagar fuegos leves.

– Triangulos de señalización: para indicar a los otros conductores que ha habido un incidente, en caso de sufrir un incendio en tu vehículo en la carretera.

– Chalecos reflectantes: para que los otros conductores te vean desde lejos cuando salgas al arcén.

Con la cobertura de incendios de tu seguro de coche estarás siempre protegido

Cuando hay incendios debemos procurar no estar cerca de ellos, ni siquiera con nuestros vehículos. Una pequeña chispa o llama podrían ser suficientes para traspasar el fuego a nuestro coche. Además, debemos mantener un control exhaustivo de los sistemas que integran el auto llevándolo al taller de reparación periódicamente. 

La cobertura de incendios se encuentra en los seguros Todo Riesgo y a Terceros y es una cobertura muy beneficiosa. Despreocúpate por los gastos que pueda ocasionarte la reparación de tu coche a causa de un incendio o explosión gracias a la protección que te ofrece tu aseguradora en todo momento.    

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =