Internet lento: causas y cómo solucionarlo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

internet lento cómo arreglarlo

El Internet lento es uno de los problemas informáticos más frecuentes en el hogar. Aunque a menudo tiene una solución relativamente sencilla, para encontrarla es preciso averiguar primero por qué baja la velocidad de Internet.

Sin embargo, no sólo debemos conocer bien los posibles orígenes de una velocidad de Internet lenta: también es bueno saber qué velocidad de Internet es recomendable para saber si nuestros aparatos electrónicos funcionan como es debido. En este artículo te indicamos cómo solucionar el Internet lento en tu vivienda y te ayudamos a calcular qué velocidad de fibra necesitas.

¿Cuáles son los motivos por los que el Internet va lento?

La conexión a Internet requiere del correcto funcionamiento de varios dispositivos. El fallo de alguno de ellos puede ser lo que provoca que Internet vaya lento, pero no es el único motivo posible. Entre los problemas más frecuentes que explican por qué el wifi va lento en tu vivienda, destacan los siguientes:

  • Mala cobertura: Si tu móvil u ordenador no está conectado a través de un cable, es posible que la conexión falle por interferencias en la cobertura de la red. Este problema puede producirse tanto si usamos datos móviles como si estamos alejados del router de wi-fi.
  • Terceros utilizando tu red Wi-Fi: Descargar o subir archivos a Internet utiliza un porcentaje alto del ancho de banda de tu wifi. Si nadie en tu vivienda está haciéndolo, es posible que algún vecino o cualquier tercera persona haya entrado en tu red y esté usándola sin tu permiso. Ten cuidado, porque la conexión compartida también te expone a que hackeen tu móvil o cualquier otro aparato conectado al wi-fi.
  • Malware: Otro de los peligros comunes de Internet es el malware, es decir, programas informáticos maliciosos que puedes haber instalado por accidente al descargar algún archivo sospechoso. El malware puede usar tu red en segundo plano sin que te des cuenta.
  • Problemas de router: Es posible que tu router sea de baja calidad y acabe fallando, saturándose o recalentándose tras un uso excesivo de la red. a lo largo del tiempo.
  • Problemas de proveedor: A veces, Internet va lento por la sencilla razón de que el proveedor de red ha fallado. Es fácil comprobar si el problema es general contactando al servicio técnico.
  • Páginas web con carga lenta: Aunque tu conexión sea buena, puede suceder que la página que tratas de visitar tenga un tiempo de carga muy lento. Esto sucede cuando está alojada en un servidor muy alejado geográficamente, o cuando incluye archivos muy pesados.

¿Cómo solucionar los problemas de Internet lento?

Cada uno de los anteriores problemas tiene distintas soluciones. Sin embargo, siempre es recomendable seguir estos primeros pasos antes de contactar con un servicio de asistencia informática:

  • Reiniciar el router: Apagar el router durante medio minuto y volver a enchufarlo puede mejorar problemas con el dispositivo o con el proveedor.
  • Actualizar: En ocasiones alguno de los componentes no está en su última versión, y es posible que sea eso lo que genera problemas de velocidad. Asegúrate de actualizarlo todo (y eliminar el malware con un antivirus) antes de investigar causas más concretas.
  • Llamar al operador: Tanto si es porque tu tarifa contratada ya no cuenta con suficientes megas como si el operador está sufriendo problemas técnicos, llamar al servicio técnico puede ayudarte a averiguar el motivo por el que tu Internet va lento.

Una vez seguidos los pasos anteriores, puedes tratar de descubrir si algún motivo más específico está provocando que tu conexión se ralentice.

¿Qué velocidad de internet es recomendable?

Antes de saber si nuestro Internet va lento, es preciso saber qué velocidad es recomendable. Por supuesto, todo depende del tipo de actividad que vayamos a realizar. En función de los archivos que vayamos a gestionar, se recomiendan las siguientes velocidades mínimas:

  • Streaming HD: 5 Mbps
  • Navegación básica: 3 Mbps
  • Videollamadas HD: 2 Mbps
  • Descargas: 40 Mbps
  • Juegos online: 8 Mbps

Aunque las anteriores son velocidades mínimas, pueden variar dependiendo del número de dispositivos que utilicemos y de la calidad de audio y vídeo que busquemos. En general, basta con una velocidad de 30 Mbps y 3 Mbps en subida y bajada respectivamente.

Cuenta con asistencia de un profesional

Para asegurarnos de que la velocidad de Internet es estable, lo más importante es contar con un equipo en buen funcionamiento y contratar una tarifa de un operador de confianza. Es normal que la velocidad se reduzca de vez en cuando: en esos casos, basta con revisar las posibles causas y mantener nuestro equipo lo más actualizado posible.

Si, a pesar de todo, tu conexión a Internet sigue dando problemas, es posible que el problema sea más complejo. En ese caso, no dudes contar con ayuda profesional: recuerda que el seguro de vivienda habitual de Plus Ultra Seguros incluye asistencia informática en el hogar para resolver todos tus problemas de conexión a Internet.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =