La tranquilidad que te ofrece un seguro médico con reembolso

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Sí al seguro médico con reembolso, especialmente si vives en zonas menos pobladas

Uno de los grandes beneficios de los seguros médicos privados reside en la agilidad que ofrecen a la hora de ser atendidos de una dolencia.  Un tiempo, sin duda, mucho menor que en la sanidad pública, donde una cita para ciertas especialidades puede demorarse durante meses.

Junto a las pruebas preventivas, ésta será una de las principales motivaciones para contratar un seguro de salud, incluso en sus coberturas más básicas. No obstante, los seguros médicos privados también nos ofrecen otra gran ventaja, como es la posibilidad de ser atendido por profesionales sanitarios fuera de su cuadro médico.

El cuadro médico hospitalario

El cuadro médico profesional de las aseguradoras está formado por un conjunto de centros hospitalarios con los que mantienen acuerdos. Sin embardo, las pólizas de salud que incluyen un cuadro médico cerrado no permiten disfrutar de servicios de medicina primaria o de especialistas que estén fuera de esta lista de médicos y clínicas, perdiendo así la oportunidad de ser atendido por un profesional elegido bajo el criterio personal, como puede ser nuestro médico de confianza.

Con los productos de reembolso de los seguros de salud podemos disfrutar de la interesante ventaja de salir del cuadro médico y escoger por quién y dónde ser atendido, incluso en cualquier parte del mundo e independientemente de si esa clínica mantiene acuerdos o no con la aseguradora. El paciente adelanta el importe y la aseguradora se lo reembolsará de forma total o parcial, según la póliza contratada.

Las ventajas del reembolso en la vida diaria

Siempre se dice que la salud es lo más importante, y es que es de ese tipo de cosas en la vida que se aprecia verdaderamente en el momento en el que una persona sufre alguna dolencia, una enfermedad o un accidente. El deseo de que esta situación se solucione lo antes y lo mejor posible crece cuando se trata de la salud de nuestra familia, especialmente si se trata de los hijos. Por eso la posibilidad de salir del cuadro médico con un seguro de reembolso es un servicio especialmente valorado en las áreas de pediatría y ginecología.

Imagina a María, una niña que tiene miedo de ir al hospital porque lo asocia con el dolor; pero que con su pediatra ya mantiene una relación de confianza. Tiene empatía con él y no se siente cómoda si es atendida por otras personas. Su madre, Patricia,  lo sabe; y quiere disfrutar de las ventajas de un seguro de salud privado pero sin perder por ello al pediatra de su hija. Para Patricia, la tranquilidad de poder mantener al pediatra que está viendo crecer a sus hijos y ayudando a que crezcan sanos es incalculable.

Del mismo modo, otra de las principales ventajas de poder salir del cuadro médico la encontramos en zonas menos pobladas, donde si los recursos de la sanidad pública son más escasos, también lo es la oferta médica de muchas aseguradoras. Ahora imagina que Patricia vive en un pequeño pueblo donde no tiene cerca ningún dermatólogo, pero tiene unas manchas en la piel que le preocupan. La lista de espera por la seguridad social para un especialista de este tipo es de meses en su ciudad y para la clínica más cercana del cuadro médico de su aseguradora está demasiado lejos. Con un seguro de reembolso Patricia encuentra el valor añadido de poder ser atendida por un dermatólogo cerca de su casa y sin listas de espera.

Aunque estas primas son más elevadas, de este modo siempre se estará pagando un precio inferior al real y, sin duda, mucho menor del que se hubiese pagado sin contar con esta cobertura.

El valor de elegir un servicio con libertad

Un buen cuadro médico siempre pondrá a disposición del asegurado un amplio abanico de médicos de cabecera y especialistas, pero gracias a la posibilidad de salir del cuadro médico, el asegurado disfruta de la libertad y la seguridad de poder ser atendido por quién desee, esté donde esté. El valor de un seguro de salud reside, por tanto, no en su precio, sino en su servicio.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *