La nueva ley de autónomos 2018, ¿en qué consiste?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Nueva ley de autónomos 2018

Con 2018 entra en vigor la nueva ley de autónomos, una de las más ambiciosas y beneficiosas para los trabajadores por cuenta propia. Es la llamada Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes el Trabajo Autónomo, y en las siguientes líneas te resumimos algunos de los puntos clave.

Novedades sobre el propio Régimen de Trabajadores Autónomos

Si te está rondando por la cabeza hacerte autónomo, esta nueva ley trae importantes novedades. Por ejemplo, la ampliación de la tarifa plana de 50€ durante 12 meses para nuevos autónomos, e incluso más allá si se dan ciertos requisitos, especialmente para menores de 30 años y para mujeres.

También se producen importantes bonificaciones, de hasta el 100%, en determinadas cuestiones relacionadas con la conciliación de la vida familiar y laboral: no solo tras la maternidad o la paternidad, sino también por cuidado de menores de 12 meses o personas en situación de dependencia, entre otros casos.

Novedades sobre la fiscalidad

Quienes ya sean autónomos en 2017, tendrán especial expectación por los cambios relacionados con la fiscalidad. Lo más destacado es la posibilidad de deducirse los gastos de hostelería y restauración, siempre que haya factura, sean necesarios para el desarrollo de la actividad y se paguen por medios electrónicos.

Con esta ley de autónomos, los que trabajen en casa también disfrutarán de una interesante ventaja: a partir de ahora podrán deducirse el 30% de los gastos de los suministros de su vivienda, como electricidad o gas, y en base a los metros cuadrados de su lugar de trabajo dentro de la casa.

Otras medidas de la nueva ley de autónomos

En realidad, la batería de medidas es mucho más amplia y toca también otros temas, como el de los accidentes de trabajo: ahora ya se considerarán como tal los que se sufran en los trayectos de ida o vuelta al lugar de actividad, siempre que sea el local declarado como sede fiscal (a excepción de la propia vivienda).

También hay importantes bonificaciones para las contrataciones y se flexibilizan decisiones como la elección de la base de cotización o las altas y las bajas del sistema.

En cambio, no se hace mención a otros aspectos como los daños y perjuicios a terceros. En algunas actividades seguirá siendo obligatorio tener un seguro de responsabilidad civil y en otras no, aunque siempre resulta recomendable. Por ello, Plus Ultra Seguros ofrece pólizas que se adaptan a sectores muy diferentes.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 10 =