Ligadura de trompas o vasectomía: pros y contras de cada una de ellas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

Existen varias formas para evitar futuros embarazos y, en esta ocasión nos vamos a centrar en diversos tipos de operación para no tener hijos de forma definitiva. Vamos a hablar tanto de la ligadura de trompas como de la vasectomía. Conocer las ventajas y desventajas de cada una es indispensable antes de tomar una decisión como ésta y, además es importante que cuentes con los profesionales en asistencia sanitaria para recibir la información que necesitas y tratamiento personalizado durante el proceso.

La ligadura de trompas y cómo afecta a la mujer

La ligadura de trompas es un método de esterilización permanente para la mujer que evita la concepción. Se trata de una intervención quirúrgica en la que las trompas de Falopio y el útero dejan de estar conectados. La principal consecuencia que se produce en el cuerpo femenino es la reducción casi total de la posibilidad de tener hijos, ya que si te sometes a una ligadura de trompas, la efectividad es alta, con un mínimo tanto por ciento de riesgo de embarazo durante el primer año. ¿Cuáles son las claves de esta operación? ¡Toma nota!

  • La ligadura de trompas se puede realizar mediante la obstrucción de las trompas de Falopio, cortándolas o extirpándolas totalmente.
  • El embarazo natural no podrá producirse una vez realizada la operación, especialmente en el caso de la extirpación total de las trompas.
  • Es una intervención que se realiza frecuentemente con laparoscopia y con anestesia general.
  • La hospitalización no suele ser superior a 24 horas y la recuperación tiene lugar en casa durante 10 o 15 días como máximo.
  • Tras la operación la regla puede continuar con normalidad sin riesgo de complicaciones, según constatan las investigaciones.

La vasectomía y lo que repercute al hombre

La vasectomía es un método de esterilización permanente para el hombre que consiste en una operación en la que se cortan o se obstruyen los conductos en el escroto que comunican los testículos con el exterior, impidiendo que el varón pueda dejar embarazada a mujer alguna. La vasectomía tiene una efectividad de prácticamente el 100%. ¡Presta atención a los puntos principales de la vasectomía!

  • La vasectomía consiste en el bloqueo de los conductos deferentes o en una incisión de los mismos.
  • El hombre no podrá volver a tener hijos nunca más tras someterse a la operación, especialmente en caso de que se realiza mediante la técnica quirúrgica del corte.
  • La vasectomía es un procedimiento rápido que se realiza con anestesia local y suele necesitar solo un día de hospitalización. La recuperación en casa no supera los 3 o 4 días en la gran mayoría de los casos.
  • Tras la operación, los espermatozoides permanecen en los testículos alejados del semen.
  • Transcurridos tres meses el cuerpo reabsorbe los espermatozoides, de manera que podrás tener eyaculaciones con la misma cantidad de semen pero sin espermatozoides.

Pros y contras de ambas intervenciones

¿Quieres someterte a una operación para no tener más hijos? Valora los pros y los contras y garantiza la mejor decisión. La vasectomía y la ligadura de trompas coinciden en ventajas y desventajas muy similares:

  • Ventajas:
    • No tendrás que volver a usar ningún otro método anticonceptivo.
    • Es una esterilización permanente.
    • Es una intervención fácil y de recuperación rápida.
  • Desventajas
    • Si el día de mañana decides tener más hijos, tendrás que volver a someterte a una intervención para reconstruir las trompas de Falopio o los conductos deferentes para lograr un embarazo natural y en algunos casos el proceso es irreversible. Por ello, antes de someterte a una intervención de este tipo, debes tener muy claro si en un futuro ya no querrás tener más hijos.
    • No previene de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Conclusiones

La ligadura de trompas y la vasectomía son métodos de esterilización permanente que se realizan mediante una operación fácil y de recuperación rápida. La principal consecuencia es la imposibilidad prácticamente total de concebir hijos de forma natural sin apenas más repercusiones. Lo más importante antes de someterse a este tipo de intervención es tener muy claro que no se desean más embarazos en el futuro, ya que se trata de un procedimiento irreversible en la gran mayoría de las ocasiones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − uno =