Plan de limpieza y desinfección semanal: consejos para que la organización del hogar sea muy sencilla

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

A menudo, mantener la casa limpia y ordenada parece imposible. A medida que pasan los días, las tareas pendientes se acumulan, y cuando tenemos tiempo libre descubrimos que nos llevaría el fin de semana entero dejar nuestro hogar en buen estado. Eso nos lleva a estar más a disgusto en casa, y lo que es peor, a descuidar las condiciones de higiene de nuestro hogar.

El problema no es que sea una tarea ardua o complicada, sino que no nos organizamos correctamente. Para volver más fáciles las tareas domésticas, sólo hace falta un poco de constancia y planificación. La forma más fácil de conseguirlo es a través de un plan de limpieza y desinfección semanal.

En este post te enseñaremos a organizarte para mantener tu casa impoluta toda la semana. Si sigues todos los pasos que te indicamos, no te costará más de 20 minutos al día cuidar de tu hogar y disfrutar de más tiempo para relajarte en él.

¿Cuál es el plan semanal de limpieza ideal a seguir?


Un plan de limpieza y desinfección adecuado tiene en cuenta varios factores: la frecuencia con la que utilizamos los espacios, los días en los que los usamos y las tareas que más atención o tiempo requieren. Aunque estas circunstancias varían según tu estilo y ritmo de vida, casi todos seguimos ciertas tendencias generales. Por eso, es probable que el siguiente plan sea adecuado para ti, pero puedes modificarlo como prefieras. Te damos a continuación algunas pautas para que te sea más sencillo lanzarte a hacer una planificación semanal:

  • Lunes: Después del fin de semana, lo mejor es limpiar y ordenar el salón y el baño. Un repaso general de 10 minutos en cada espacio será suficiente: sólo tienes que recoger y aspirar o barrer en ambas zonas. Eso sí,el baño requiere más atención, por lo que también es conveniente que friegues el suelo, limpies el lavabo y desinfectes el inodoro.
  • Martes: Pasa 20 o 30 minutos limpiando los cristales de ventanas, puertas y espejos. No hace falta mucho para hacer que estén relucientes toda la semana; en algunos casos te bastará con pasarles un paño húmedo.
  • Miércoles: La cocina es otro espacio que sufre mucho a lo largo de la semana. Zonas como el fregadero o la vitrocerámica requieren de mantenimiento diario, pero no más de 10 minutos en total. Aprovecha el miércoles para limpiar otras partes de la cocina que no limpias tanto, como el cubo de basura, la nevera o el microondas.
  • Jueves: A mitad de la semana, toca repasar a fondo el baño. Además de lo que hiciste el lunes, puedes ordenar las estanterías, limpiar la bañera y los grifos y cambiar las toallas. Incluso si friegas el suelo, lo tendrás todo listo en media hora.
  • Viernes: Llega el fin de semana, y es el mejor momento de ordenar tu habitación para disfrutar de ella más tiempo. Después de recoger, cambia las sábanas, quita el polvo y barre o aspira todo el suelo (incluido el que está debajo de la cama).
  • Sábado: El dormitorio ya está listo, así que solo queda preparar las zonas comunes para los invitados. Quita el polvo, aspira el salón y ordenalo un poco. Que sea sábado no significa que tengas que invertir más de 20 minutos: lo importante es que esté listo para un fin de semana de ocio y relajación.
  • Domingo: Si haces batch cooking o te entretienes más cocinando el fin de semana, es conveniente que después vuelvas a limpiar la cocina para acabar la semana. Repasa la vitrocerámica y la encimera, limpia el fregadero y pasa la escoba y la fregona. Te sobrará tiempo para relajarte antes de volver a empezar la semana.

Desinfectar las zonas más habitadas del hogar


Con los anteriores consejos de limpieza del hogar, tu casa estará limpia toda la semana. Pero cuidado: no es lo mismo limpiar que desinfectar. La limpieza a fondo es sólo el primer paso para eliminar las bacterias de tu hogar. Después hay que tomar otras medidas de precaución para mantener las condiciones higiénicas perfectas.

Los métodos de desinfección dependen de la zona de la casa. Es importante tomar las medidas necesarias en función de la atención que requiere cada una, como indican los siguientes consejos:

  • Baños y cocina: Por la humedad y el uso frecuente, estas dos zonas son las que mayor esfuerzo requieren para su desinfección. Puedes optar entre utilizar lejía o amoniaco para desinfectar todas las superficies. Además de eso, es importante limpiar los armarios de ambos espacios para evitar atraer insectos y microorganismos.
  • Salón: Los sillones y sillas son de uso frecuente y atraen el polvo y las bacterias. Cambia y lava las fundas tan a menudo como te sea posible.
  • Cristales: No sólo deben limpiarse a menudo por estética, sino para que no acumulen gérmenes y ácaros. El amoniaco o el vinagre son buenos desinfectantes y desengrasantes.
  • Suelo y alfombras: Todas las superficies que pisamos son fuente de infecciones. Necesitarás barrer, fregar y aspirar el polvo una o dos veces a la semana como mínimo.
  • Objetos de uso frecuente: Además de las zonas de la casa, hay muchos objetos que utilizamos a menudo y que se ensucian más por ello. Desde los pomos y manillas a los mandos a distancia, es necesario aplicar amoniaco o alcohol para mantenerlos libres de gérmenes.
  • Ventilación: Abrir puertas y ventanas para ventilar es una tarea imprescindible. Para renovar el aire de todo el hogar no hacen falta más de diez minutos diarios.

Ventajas de tener una organización del hogar correcta


Basar la organización del hogar en un plan semanal tiene múltiples ventajas. Distribuir las tareas del hogar a lo largo de la semana nos permite dedicarle toda nuestra atención a una zona de la casa cada día. Al estar más organizados, ponemos mayor cuidado en la limpieza; además, la tarea se hace más llevadera porque es mucho más breve.

Por si eso no fuera suficiente, seguir un plan de limpieza hace que la casa se mantenga limpia siete días a la semana, en lugar de ir ensuciándose hasta el único día en que la limpiamos. Y lo que es más importante, dedicarle un poco de tiempo diario a la casa también hace posible que revisemos el correcto funcionamiento de nuestros electrodomésticos y de los demás elementos de nuestro hogar.

Mantén tu casa en perfecto estado con un buen seguro de hogar


Tan importante es la limpieza y el orden para estar a gusto en tu vivienda, como lo es estar protegido con un buen seguro de hogar, ante imprevistos que se puedan presentar en el día a día. Imprevistos como pueden ser la rotura de un sanitario, o una fuga de agua, o un simple giro mal dado mientras pasas la aspiradora en el salón, que genera una rotura en la pantalla de la televisión. Ante todos ellos puedes estar cubierto con garantías como la de roturas, que pueden incluir hasta la placa vitrocerámica de tu cocina, así como mármoles, granitos y los sanitarios del baño. Daños por agua cubiertos con una de las garantías más comunes del seguro, así como necesaria, y la cobertura de accidentes que puedes incluir en tu póliza, garantizando así estar cubiertas por tu seguro las roturas que se puedan provocar a consecuencia de algo accidental que ocurra en tu hogar.

Además, puedes contar con servicios como el bricolaje en el hogar, con el que tu seguro te ofrece hasta tres intervenciones al año de hasta 3 horas para que un profesional cualificado te ayude con algunas de esas tareas de bricolaje que en tu casa tú solo no puedes llevar a cabo, o porque no dispones de las herramientas necesarias.

Consulta con tu seguro seguro de vivienda habitual de Plus Ultra Seguros si tienes todas ellas incluidas en tu póliza, estás a tiempo de completarlo porque seguro que en el día a día te pueden venir muy bien y estarás protegido ante accidentes domésticos y podrás mantener tu casa en perfecto estado.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dieciseis =