Los seguros de salud que te garantizan el acceso a medicina terapéutica

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Con los seguros de salud, desde fisioterapia hasta homeopatía

 

Los problemas de salud afectan a diferentes áreas de nuestra vida diaria, influyendo en nuestro trabajo, en nuestra vida familiar y en las relaciones con los demás, así como en el desarrollo habitual de nuestras actividades. Por suerte, los seguros de salud nos garantizan el acceso a la medicina terapéutica, para ayudarnos a tratar enfermedades crónicas y dolores persistentes que puedan comprometer nuestro bienestar.

La medicina terapéutica

La medicina terapéutica es una especialidad muy amplia encargada de la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades físicas y mentales y que tiene la finalidad de minimizar y hacer desaparecer sus síntomas.

Para lograr que una enfermedad se revierta en su totalidad, la medicina terapéutica no necesita recurrir necesariamente a tratamiento farmacológicos, sino que también engloba otra serie de prácticas, como son el reposo, una alimentación cuidada o ejercicios físicos específicos.

Su relación con los seguros de salud es clara y es que estos productos persiguen precisamente eso, mejorar el estado de salud general de las personas para garantizar su bienestar de forma efectiva, sea cual sea su dolencia. Por eso, los seguros médicos con amplias garantías permiten el acceso a la medicina terapéutica, tan importante en áreas como la lucha contra el cáncer, la medicina deportiva, la rehabilitación o la preparación al parto. A continuación, te presentamos alguna de las especialidades mejor valoradas.

Radioterapia y quimioterapia

La radioterapia y la quimioterapia son tratamientos contra el cáncer; y aunque con frecuencia se compaginan ambos, se diferencian en varios aspectos.

Por un lado, la radioterapia tiene una finalidad terapéutica paliativa, donde se trabaja la radiación sobre el punto concreto donde se encuentra el tumor para reducir su tamaño, retrasar su avance y mejorar los síntomas. También se aplica sobre la zona operada para reducir la posibilidad de reaparición.

La quimioterapia, por su parte, persigue un fin curativo por medio de la administración de fármacos quimioterapéuticos por diferentes vías, como la endovenosa o la vía oral. A diferencia de la radioterapia, este tratamiento no actúa solamente sobre una zona, sino allí donde las células cancerígenas se dividen más rápidamente.

Fisioterapia y rehabilitación

La fisioterapia ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Es especialmente efectiva para reparar contracturas musculares, desviaciones de la columna, discapacidades o lesiones tanto deportivas como laborales o consecuencia de accidentes de tráfico.

Aunque habitualmente se asocia esta especialidad con la administración de masajes; lo cierto es que la fisioterapia engloba muchas más actividades, como es la aplicación de calor o frío, de corrientes eléctricas, la práctica de estiramientos y ejercicios determinados, etc.

Rehabilitación y fisioterapia están estrechamente relacionadas, ya que se trata de la parte dedicada a la recuperación física del paciente. Para restaurar el bienestar psicológico, social y laboral, la rehabilitación también se apoya en la logopedia o la terapia ocupacional.

La homeopatía

La homeopatía es un método terapéutico dedicado a la prevención y tratamiento tanto de enfermedades agudas (gripe, migrañas…), como crónicas (ansiedad, alergia, dermatitis…) y al alivio de efectos secundarios de tratamientos agresivos.

La homeopatía se considera una especialidad individualizada en cada paciente, ya que la administración del medicamento homeopático no es específico de una enfermedad en concreto, sino que se adecúa a la forma que tiene cada paciente de enfermar y de reaccionar a los fármacos según su cuadro clínico, constitución física y sensaciones frente a la enfermedad.

Lo importantes es un buen cuadro médico

Más allá de las características de las distintas ramas que podemos encontrar dentro de la medicina terapéutica, lo más importante es saber que nos ponemos en buenas manos. Un seguro de salud comprometido con el bienestar de sus asegurados, además de garantizar el acceso a estos tratamientos, pone a su disposición los médicos especialistas de su cuadro médico.

Este cuadro médico es la mejor garantía de que seremos atendidos por profesionales reputados, con la formación y experiencia necesarias para tratar nuestras dolencias. El acceso a la medicina terapéutica, junto a la medicina preventiva o el seguro dental, son aspectos que completan un seguro de salud de máximas garantías.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 16 =