Cómo cuidar tu sistema inmune a partir de los 40 años

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3 basado en 2 valoraciones

sistema inmune fuerte a partir de los cuarenta

El cuerpo tiene varios sistemas que lo ayudan a estar protegido y tener soporte, y uno de los más importantes es el sistema inmune. Se puede decir que es la primera línea de defensa frente a ataques externos como virus o bacterias entre otros. Por eso, si se debilita nos encontramos en peligro, y a partir de cierta edad es aún más importante porque de ello depende tanto tu salud como una buena recuperación.

A partir de los 40 empieza a ser muy importante conservar un sistema inmune fuerte, por lo que debes prestar atención a ciertas señales y seguir algunas pautas con las que recuperar defensas.

Cómo saber si nuestro sistema inmune está debilitado

Cuando algo no funciona como debe en el cuerpo, este se encarga de dar avisos para que pongas remedio. En el caso del sistema inmune, algunos de los síntomas que te indican que estás perdiendo defensas son los siguientes:

  • Sensación de cansancio continuo. Puedes sentir cansancio debido a muchas cosas, pero cuando esta sensación es continua, y nada más levantarte tu cuerpo está agotado o te cansas en cuanto haces algo, puede ser debido a que tu sistema inmune se está debilitando.
  • Resfriados frecuentes. Si te pasas todo el año con resfriado, te duele a menudo la garganta o eres de las primeras personas que se contagian de gripe, deberías consultar con tu médico para ver cómo está tu nivel de defensas.
  • Heridas que cicatrizan lentas. Una herida que tarda en cerrarse es una señal de que en tu cuerpo hay algo que no funciona del modo adecuado. Si el sistema inmune está débil puede que se infecten con facilidad.
  • Alergia. Cuando el cuerpo se debilita, es más propenso a que elementos como el polvo o el polen lo afecten.

Estos y otros síntomas, como dolor en las articulaciones o calambres, se relacionan casi siempre con tener defensas debilitadas. Una consulta con el médico te ayudará a confirmar si lo que necesitas es proteger el sistema inmunitario o si es por otra causa.

Consejos para proteger el sistema inmunitario

Tanto si notas que necesitas recuperar defensas como si te sientes bien, aquí tienes unos consejos sobre cómo mantener el sistema inmune fuerte y cuidar de tu salud:

Cuida tu alimentación

Para proteger el sistema inmune es fundamental que sigas una alimentación equilibrada, sana y variada. El exceso de grasas saturadas y azúcares o la falta de nutrientes esenciales puede llevarte a sufrir graves problemas de salud como obesidad, diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión o cáncer.

Para proteger tu sistema inmunitario necesitas reducir el consumo de ultraprocesados y aumentar el de alimentos frescos, sobre todo:

  • Fruta y verdura fresca, como los cítricos. Estos aportan una alta cantidad de vitamina C, antioxidante esencial para fortalecer las defensas.
  • Proteínas saludables. Carne magra y legumbres son fuente de estas proteínas.
  • Cereales, mejor si son integrales. Son ricos en fibra, que ayuda a depurar el organismo, y cubren tus necesidades de carbohidratos.
  • Las grasas son buenas en su justa medida. Evita las grasas saturadas, pero no dejes de consumir grasas saludables como las del aceite de oliva, que además tiene vitamina E, esencial para el organismo.

Estas pautas son aún más importantes a partir de los 40 porque a esa edad se empiezan a producir algunos cambios y comer mal afecta al sistema inmune.

Controla tu estrés

El estrés hace que el cuerpo produzca cortisol, una hormona que en poca cantidad ayuda a recuperar defensas pero que en exceso bloquea el sistema inmunitario.

Es evidente que no puedes eliminar el estrés por completo, lo que sí hace falta es tenerlo bajo control y reducir las fuentes que te mantienen en un estrés continuo, porque tu organismo se verá afectado.

Actividad física

El sedentarismo es otro gran enemigo de tu sistema inmune, así que deja a un lado los dispositivos electrónicos y haz algún deporte, o al menos sal a caminar un poco cada día.

La actividad física estimula tus defensas, reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y te hace sentir mejor porque genera endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad por sus efectos en el organismo.

Aumenta la felicidad

Una mente negativa tiene efectos devastadores en tu sistema inmunitario porque el organismo está ligado y lo que sucede en la mente tiene repercusión a nivel físico. Por ello necesitas buscar el modo de ser más feliz y disfrutar de sensaciones positivas.

Una forma de hacerlo es mantener una vida social agradable, y lo mejor de todo es que lo puedes unir al punto anterior, quedando con tus amigos para hacer un poco de deporte, por ejemplo.

¿Cuándo pedir ayuda a tu asistencia sanitaria en caso de tener un sistema inmune debilitado?

Si sientes que tu sistema inmunitario se está viendo afectado, no lo dejes y ponte en manos de especialistas que te ayuden a recuperar tus defensas.

Con el seguro de salud Plus Ultra Seguros tienes un completo y extenso cuadro médico que se encargará de hacerte las pruebas y darte las pautas adecuadas para proteger tu sistema inmune ante posibles amenazas. Si experimentas algunos de estos síntomas, es recomendable acudir a un especialista para hacerte un chequeo, pues una revisión a tiempo es fundamental para localizar posibles problemas de forma temprana, para que tengan una solución más rápida y eficaz.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =