El mantenimiento de tu coche: ¿cómo debes hacerlo?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 2 valoraciones

Tareas de mantenimiento del coche diésel y gasolina

Saber cómo realizar un buen mantenimiento del coche es excelente para alargar la vida a tu vehículo. Independientemente del tipo de combustible que utilices, necesitarás realizarlo cada cierto tiempo y dependiendo del número de kilómetros recorridos: la sustitución del aceite y los filtros son fundamentales. Sin embargo, hay diferencias entre un coche gasolina y un diésel. Por ejemplo, el cuidado del filtro del combustible no es tan importante en los primeros como sí lo es en los diésel, ya que sus inyectores juegan un papel crucial en su funcionamiento y además su avería te puede salir bastante cara. En este post te detallamos las claves para una puesta a punto según el tipo de combustible.

Qué tener en cuenta para el cuidado de un coche de gasolina

El cambio del filtro del combustible cada cierto tiempo es una de las tareas de mantenimiento imprescindibles para los vehículos que funcionan con los combustibles convencionales. No obstante, existen otras que son esenciales si tu coche es de gasolina:

La revisión de las bujías

Las bujías son las responsables de encender el motor en un coche de gasolina. Si se averían, directamente el vehículo no arranca y hay que cambiar todo el juego, por lo que la reparación puede tener un precio bastante elevado.

¿Cómo se comprueba el estado de las bujías? Si quieres asegurarte de que están en buen estado, debes revisar que no haya restos de aceite o de otras sustancias en ellas.

Cambio de correas de distribución

Si tu coche es de gasolina, es aconsejable cambiar la correa de distribución cada 150.000 kilómetros. Además, éste es el motivo por el que los vehículos de gasolina gastan más en combustible.

Cabe destacar que muchos coches nuevos ya no necesitan de correa de distribución. Por ejemplo, los coches híbridos no la llevan y tampoco necesitan embrague ni otros elementos, por lo que el mantenimiento de un coche híbrido es mucho más económico.

El funcionamiento del embrague

El embrague de los coches de gasolina suele ser bastante delicado, ya que durante la conducción se suele castigar más el pedal para realizar el cambio de marchas. Ten en cuenta de que la reparación del embrague es una de las más caras que puede salirte. Se trata de un pellizco importante que puedes ahorrarte si cuentas con un seguro de coche a todo riesgo.

El efecto de los frenos

Las pastillas y los discos de freno suelen desgastarse con especial facilidad en los coches de gasolina, debido a que su motor es muy ligero. Se trata de piezas que cambiarás en algún momento, por lo que debes vigilar si tu coche frena correctamente o si por el contrario ha llegado el momento de cambiarlas.

Lo más importante para el mantenimiento de un coche diésel

En el caso del mantenimiento de un coche diésel, existen tareas importantes, pero que no son esenciales, como por ejemplo el cambio de las correas de distribución, que puede esperar hasta los 200.000 km o más. Sin embargo, hay otras que son vitales para los coches diésel:

Cambio del filtro de combustible

Tal como adelantábamos en la introducción, el cambio del aceite y el filtro del combustible es fundamental para un coche diésel, debido al cuidado que requieren los inyectores de su motor.

Revisión de los sistemas de anticontaminación

Los sistemas de anticontaminación que llevan los vehículos diésel pueden dar lugar a muchos problemas y la reparación suele ser cara. Además, este sistema necesita de una limpieza de residuos con productos específicos, una de las razones por las que el mantenimiento de estos coches tiene un precio más elevado.

 Cómo cuidar el interior del coche

El mantenimiento del interior de tu vehículo también es importante, no solo por estética, sino también para garantizar el buen funcionamiento de sus elementos, así como una conducción segura:

  • Limpia los filtros del aire acondicionado para evitar la respiración de polvo y otras partículas que pueden ser perjudiciales para la salud.
  • Limpia bien los cristales, tanto interiores como exteriores para una correcta visibilidad.
  • Limpia adecuadamente el cuadro de mandos para ver con claridad valores como el nivel de combustible o la velocidad.
  • Retira las alfombras y aspira los restos de suciedad para mayor comodidad de todos los viajeros.
  • Limpia la tapicería con el producto adecuado dependiendo del tipo de material.

Conclusiones

Las tareas de mantenimiento de tu vehículo son esenciales para un correcto funcionamiento y para tener coche durante más años. Es importante que te fijes en el tipo de combustible de tu vehículo y le prestes atención a determinados elementos que se pueden averiar con más facilidad y suponerte un desembolso considerable.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − ocho =