¿En qué consiste el método lean startup?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 4 valoraciones

método lean startup

Eric Ries es el autor de un libro que está revolucionando el mundo del emprendimiento. En él se explica qué es el método lean startup, un sistema destinado a crear empresas de éxito o a lanzar nuevos productos con grandes tasas de venta.

Esta nueva metodología se basa en la necesidad del fracaso y el aprendizaje para alcanzar los objetivos. Se trata de una nueva filosofía empresarial que recoge la idea de que toda startup surge en un entorno de incertidumbre, donde el futuro es impredecible y, por tanto, los tradicionales planes de negocio dejan de tener tanto peso como hasta ahora. Te adelantamos que, para entender mejor qué es el lean startup, hay que abrir la mente y, para aplicarlo, se requiere coraje. ¿Te atreves?

Una nueva forma de conocer la viabilidad de un proyecto

Las personas familiarizadas con el emprendimiento saben que, para la puesta en marcha de cualquier producto o negocio, el primer paso es seguir un plan minucioso. Hay que tenerlo todo controlado: la visión de empresa, unos objetivos bien marcados y una estrategia excelente. Aparentemente nada puede fallar, pero lo cierto es que una compraventa no deja de ser una relación entre personas, y el ser humano es impredecible. El método lean startup no echa por tierra los clásicos planes de negocio, pero trae bastante aire fresco para conocer la viabilidad de un proyecto. Lo más importante es tener en cuenta que los planes no son estáticos, todos sus elementos pueden cambiar, incluso aquella visión comparable a una hipótesis. Cuando se emprende, se parte de una visión que puede ser acertada o no, y lo mismo ocurre con la estrategia. Descubrir si uno se halla en el camino correcto solo es posible a través de la práctica con clientes reales. Aplicar el método lean startup implica sacar al mercado productos sencillos, con la inversión mínima, planificando lo justo y analizando el comportamiento de esos primeros consumidores. El primer contacto con clientes reales servirá de experimento para saber si el negocio que se había creado es sostenible a partir de la visión inicial.

La aplicación del lean startup en tres pasos

La aplicación del método lean startup se realiza a través de un circuito de feedback que consiste en Crear-Medir-Aprender. Se trata de tres pasos que deben repetirse constantemente a lo largo de toda la vida de una empresa o producto:

La creación rápida de un producto sencillo

El primer paso consiste en la creación de un “producto mínimo variable”, aunque se debe tener en cuenta que, una vez haya salido al mercado, este puede cambiar. Así, la primera cuestión que se resolverá es si este resulta interesante para el consumidor.

El producto debe ser sencillo; pues, con frecuencia, la visión es errónea. Por ello, se debe dedicar el mínimo esfuerzo, probando la hipótesis inicial tan rápido como sea posible, y reduciendo así los costes de inversión. Cuando el producto está a la venta, se prueban dos hipótesis: en primer lugar, sobre la creación de valor y, en segundo, la del crecimiento del negocio. En pocas palabras, se conocerá la rentabilidad del producto inicial.

Medir a gran velocidad

Debes contar con un sistema para saber si estás progresando y aprendiendo todo lo que necesitas. Se trata de la contabilidad de la innovación. Esta consiste en recopilar datos de venta reales a partir del producto mínimo variable y estudiar las reacciones de los consumidores. En segundo lugar, debes realizar los ajustes necesarios, teniendo en cuenta que las modificaciones del producto no solo deben basarse en su optimización desde un punto de vista de diseño o de ingeniería, sino de lo que hayas aprendido y extraído sobre las preferencias de los consumidores.

Aprender: pivotar o perseverar

La experiencia propia te dará un aprendizaje muy valioso. Este te permitirá saber si estás en el camino correcto o no. Si estás obteniendo resultados positivos, deberás perseverar; de lo contrario, será conveniente corregir lo necesario de manera inmediata. A estos cambios repentinos se les llama “pivotes”. Cuando se realiza un pivote en la senda adecuada, se conseguirá desarrollar un negocio sostenible, aprovechando al máximo los recursos de los que uno dispone.

En Plus Ultra estamos totalmente de acuerdo en que los imprevistos existen, pero para que estos no te impidan emprender, te ofrecemos un seguro para pymes con las garantías que tu negocio necesita para perpetuarse.

¡Suscríbete a la Newsletter de Plus Ultra para recibir artículos tan útiles como este directamente en tu e-mail!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *