¿Cómo motivar a los empleados con incentivos laborales?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

Técnicas de motivación laboral

La motivación de los empleados en una empresa es vital para aumentar la productividad. Y, puedes conseguirlo a través de incentivos laborales que mejoren la jornada de tus trabajadores.

Además, recuerda que es esencial para los intereses de todos la contratación de un seguro de comercio que contemple la responsabilidad civil que necesitas para proteger a tus trabajadores ante los posibles daños que la empresa pudiera causarles. En las siguientes líneas te explicamos cómo puedes influir en el estado de ánimo de tus empleados y, en consecuencia, hacer que tu empresa funcione mejor.

Motivación en el trabajo

La motivación en el trabajo es clave para que los trabajadores mantengan un estado de ánimo positivo y, en consecuencia que sean más productivos. Lo más importante, en definitiva es cuidar el capital humano y recordar que está compuesto por personas que tienen sentimientos y emociones.

Encontrar ese algo que les lleva a desarrollar sus tareas mejor y a superarse a sí mismos es fundamental para que una empresa consiga sus objetivos.

La empresa y su papel en la motivación de los empleados

La motivación laboral depende de la actitud de los trabajadores y, por tanto, es un trabajo interno que cada empleado debe realizar de manera individual, ya que las motivaciones pueden variar de una persona a otra. En cambio, no solo depende de ellos, la empresa también juega un papel fundamental, incidiendo en diversos aspectos para influir de manera positiva en sus trabajadores:

  • El espacio de trabajo
  • El ambiente laboral
  • La planificación de las tareas
  • La organización del tiempo libre
  • El establecimiento de los roles
  • La compensación económica

¿Qué son los incentivos laborales?

Los incentivos laborales son aquellos estímulos que se dirigen a los trabajadores de una empresa para mejorar la productividad y el rendimiento. El objetivo de este tipo de incentivos es que ellos mismos tengan el deseo de desarrollar su labor de la mejor manera posible.

Existen varias técnicas de motivación laboral que puedes aplicar para conseguirlo. Te adelantamos que las de tipo económico pueden mover a algunas personas, pero no siempre es así y, de hecho, en la mayoría de las ocasiones es imprescindible aplicar una combinación de diversas técnicas para mantener la motivación que buscamos. En el siguiente apartado te facilitamos numerosas formas de incentivar a tus trabajadores.

Tipos de incentivos en una empresa

Existen distintos tipos de incentivos en una empresa que pueden funcionar con tus trabajadores que podemos clasificar dependiendo de las técnicas que apliques. Elegir unos u otros dependerá de las características de los propios empleados y de la empresa:

  • Incentivos económicos. Hablamos de aquellos que tienen un carácter totalmente económico. Se trata de aumentos de sueldo, comisiones por cumplimiento de objetivos u otros incentivos donde el dinero es la principal fuente de estimulación.
  • Incentivos de bienestar. Reducir el estrés y el cansancio es vital para mantener a tus trabajadores motivados. ¿Cómo puedes conseguirlo? Si estableces un horario flexible, el tiempo suficiente de descanso durante la jornada e incluso dispones de espacios lúdicos para desconectar, puedes contribuir de manera muy efectiva a su bienestar dentro de la empresa.
  • Incentivos de reconocimiento. A todos nos encanta que nos agradezcan nuestro esfuerzo y que elogien nuestras cualidades. Conseguir que tus empleados se sientan reconocidos es posible si les felicitas por el trabajo bien hecho o si les pides consejo para demostrar su valía, por ejemplo.
  • Incentivos de recompensa. Los premios o regalos por llegar a los objetivos marcados son incentivos de recompensa. El buen asesoramiento a los clientes o la proposición de nuevas ideas también son acciones dignas de recibir una recompensa.
  • Incentivos de vinculación. Este tipo de incentivos consiste en organizar celebraciones, eventos deportivos o reuniones donde los trabajadores puedan disfrutar de un rato ameno. Así, se fortalece el vínculo entre la empresa y el empleado al mismo tiempo que se potencian las relaciones positivas entre trabajadores.

Conclusiones

La motivación de los empleados es fundamental para optimizar su rendimiento en la empresa. Y, los incentivos laborales son responsabilidad de la empresa y una excelente manera para conseguirlo. Puedes aplicar diferentes técnicas de motivación laboral que dan lugar a cinco tipos de incentivos:

  • Incentivos económicos
  • Incentivos de bienestar
  • Incentivos de reconocimiento
  • Incentivos de recompensa
  • Incentivos de vinculación

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 5 =