¿Qué pasos debo seguir después de un siniestro?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

¿Qué hago después de un siniestro con mi coche?

 

¿Qué ocurre si un día sufrimos un siniestro con nuestro vehículo? ¿Qué deberíamos hacer en esos momentos de incertidumbre, nervios y tanta tensión? ¿Conoces los pasos necesarios para notificarlo a tu seguro? Es importante, ante todo, intentar mantener la calma y asegurarnos de que tanto los ocupantes de nuestro automóvil como los del otro afectado por el accidente (si hay alguno), se encuentren en buen estado. A partir de entonces deberás seguir los pasos siguientes:

Primer paso: los chalecos reflectantes

Para empezar, deberás salir del coche y ponerte el chaleco reflectante. Si sois más de uno en el vehículo, tus acompañantes también deberán ponérselo. Esto es importante porque facilitará que otros conductores puedan verte en la lejanía y frenar o adecuar la velocidad ante u elemento inesperado (en este caso, tu coche siniestrado). Además, será imprescindible llevarlo puesto a la hora de colocar los triángulos de advertencia.

Segundo paso: los triángulos

Estos triángulos se utilizan para advertir a los otros vehículos de accidente a pocos metros y recuerda que deben reducir la velocidad o ir con más precaución. Tendrás que colocarlos a unos 50 metros del automóvil, lo que equivale a 100 pasos más o menos.

 Uno de ellos tiene que estar delante del coche y el otro detrás, siempre respetando la distancia señalada para que sea posible verlos a 100 metros de distancia, y si te encuentras en una carretera de sentido único o que tiene tres o más carriles, únicamente será necesario un triángulo y deberá estar en la parte trasera del automóvil.

Es importante que lleves siempre en el maletero tanto los chalecos como los triángulos además de los papeles del vehículo y los del seguro ya que es obligatorio tenerlos siempre dentro del coche. Si tienes cualquier duda avisa al servicio de emergencias.

Tercer paso: ¿Hay heridos?

Si hay algún herido, sea de forma leve o grave, llama a emergencias mediante el número de teléfono 112 y toma sus datos para poder cumplimentar el parte de accidentes posteriormente.

Cuarto paso: Llama al seguro

Ponte en contacto con la compañía de tu seguro de coche para informar de la situación.  Un asesor te dará la información que sea necesaria para afrontar las posibles consecuencias del siniestro así como también ayudarte durante esos momentos, en la medida de lo posible. Puedes pedir información sobre tus coberturas y activar otros servicios incluidos en tu póliza si la situación lo requiere.

Quinto paso: Recopila los datos necesarios

Apunta todos los datos que sean necesarios, la matrícula de tu coche y la del implicado en el incidente, la marca y el modelo. Si ha habido testigos, anota sus datos también. Es muy importante que tengas presente quien está implicado en el siniestro; si observas que alguno de ellos abandona el lugar de los hechos dándose a la fuga, intenta apuntar su matrícula y el modelo de ese vehículo.

Toma fotografías del sitio donde se ha producido el accidente y envía toda la información a tu aseguradora para que pueda encargarse de los trámites pertinentes como por ejemplo, localizar talleres de reparación, hospitales que estén cerca, etc.

Actualmente, gracias a la tecnología e Internet, existen formas muy rápidas y sencillas de mandar información de forma instantánea, además muchas aseguradoras ponen a disposición de sus usuarios Apps específicas para este tipo de situaciones.

Sexto paso: El parte amistoso de accidentes

Si se han realizado  los pasos anteriores, será el momento de rellenar el parte amistoso de accidentes. En este otro post te explicamos cómo debes rellenarlo y qué datos son los necesarios.

Algunas veces los conductores accidentados no se ponen de acuerdo en cuanto a quién es el responsable del siniestro o no está claro cuál ha sido el desencadenante del mismo y esto hace que rellenar el parte correctamente no sea posible. En los casos de conflicto lo ideal es avisar a la policía y que realice un atestado de la situación.

Recuerda que la contratación del seguro de coche es obligatoria para circular dentro del territorio español y que en caso de carecer de seguro en vigor y ser responsable de un accidente, deberás responder civil y penalmente por los daños personales y materiales ocasionados a terceros, además de los daños propios.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + ocho =