Ríos y pantanos como zonas de navegación: ¿qué permisos se necesitan?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

La navegación en aguas marítimas está regulada estrictamente, y requiere de una serie de documentos para acreditar nuestra capacidad para conducir una embarcación por las zonas de navegación permitidas. Sin embargo, no es la única opción que tenemos: también es posible navegar por varios ríos y pantanos del territorio español.

Puede que te preguntes si la misma normativa de embarcaciones de recreo se aplica a los ríos navegables de España, o si se necesita un permiso para navegar en pantanos. En este post despejamos todas tus dudas sobre la navegación en aguas interiores.

Breve introducción sobre las zonas de navegación

La Dirección General de la Marina Mercante establece siete zonas de navegación en España en función de su distancia respecto de la costa. Cuanto más lejos está la zona, más estrictos son los requisitos para navegar, como las licencias de navegación exigidas o las medidas de seguridad.

Así, las zonas de navegación se dividen de la siguiente forma:

  • Zona 1: Corresponde a la navegación sin límite de distancia y sólo se permite a quienes poseen el título de Capitán de Yate.
  • Zona 2: Abarca hasta 60 millas paralelas desde la costa y está permitida para Capitanes y Patrones de Yate.
  • Zona 3: Esta zona incluye el mar hasta 25 millas desde la costa y tiene los mismos requisitos de titulación que la zona 2.
  • Zona 4: A 12 millas de la costa, en esta zona también está permitida la navegación para Patrones de Embarcaciones de Recreo.
  • Zona 5: Hasta 5 millas de un puerto pueden navegar todos los títulos anteriores y el Patrón para Navegación Básica (Pnb).
  • Zona 6: Esta zona llega a 2 millas de un puerto y permite la navegación sin título para embarcaciones de menos de 5 metros o 6 si se trata de un barco de vela.
  • Zona 7: La última zona sólo incluye las aguas interiores y las protegidas como los puertos y las bahías, y puede navegar por ella sin titulación pero con ciertas condiciones que veremos a continuación.

¿Cuáles son los permisos para navegar en pantanos y ríos?

Por norma general, no se requiere ningún permiso de navegación ni titulación para navegar por ríos y pantanos en España. Existe, no obstante, una excepción importante: es preciso obtener un permiso para embarcaciones con motor o que tengan más de 2,5 metros de eslora. Además, las embarcaciones con motor deben tener contratado un seguro de embarcaciones de recreo, y en ningún caso el motor debe exceder los 50 caballos.

En los casos en los que debemos obtener permiso, sólo es necesario cumplimentar una declaración responsable. Mediante este documento, afirmamos que cumplimos con los requisitos necesarios para llevar nuestra embarcación y nos comprometemos a obedecer la normativa. Cuando la Administración aprueba nuestra solicitud, deberemos pagar una tasa mayor o menor en función del tamaño de nuestra embarcación.

¿En qué se diferencian con los permisos para navegar por mar?

La navegación por ríos depende de las distintas Confederaciones Hidrográficas de las Comunidades Autónomas, por lo que la normativa varía en función de la zona por la que naveguemos. Sin embargo, los requisitos son mucho más relajados que en la navegación marítima. En esta última, para embarcaciones de motor y barcos de vela de más de 6 metros, es obligatorio poseer titulación, matrícula de nuestra embarcación, certificado de navegabilidad y póliza de seguro entre otros documentos.

Algunos ríos navegables en España

Afortunadamente para los amantes de la navegación, los cinco ríos más importantes de España son navegables. Algunos de sus aspectos más destacados son:

  • Duero: El Parque Nacional de los Arribes del Duero es una de las zonas más vírgenes del territorio español, y se pueden realizar cruceros en catamarán por sus aguas.
  • Tajo: El río más largo de España es también navegable en parte. Muy cerca de Madrid, las embarcaciones pueden acercarse a los alrededores del famoso palacio de Aranjuez.
  • Guadalquivir: El Guadalquivir tiene hasta 657 kilómetros navegables. Es particularmente recomendable navegar por la Reserva Natural del Parque de Doñana, aunque se puede pasar por ciudades como Jerez o Córdoba recorriendo el río.
  • Guadiana: Desde este río puede visitarse uno de los puentes más largos de la Península Ibérica, el Puente Internacional del Guadiana, uno de los más largos de España.
  • Ebro: A lo largo de todo este río hay experiencias de navegación para aficionados y profesionales, que pueden recorrer su famoso delta cerca de Tortosa.

Recorre el país a través de sus ríos

Sin duda, recorrer la geografía española a través de ríos y pantanos es una idea fantástica para navegantes principiantes y experimentados por igual. Además, la relativa falta de restricciones hace que sea posible gozar del paisaje fluvial de España sin necesidad de titulación ni documentación excesiva.

Sin embargo, la seguridad es un factor importante cuando nos ponemos al timón. Para estar cubierto ante cualquier imprevisto, lo mejor es contar con un seguro de embarcaciones que nos proteja ante cualquier incidente durante nuestra travesía.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + siete =