Pronto pago de las multas de tráfico y cómo pagarlas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

como hacer el pronto pago de las multas
Tanto si has sido víctima de una distracción al volante o has aparcado donde no debías, es muy probable que alguna vez hayas recibido una multa de tráfico. Seguro que has oído hablar del concepto de reducción de multas por pronto pago, pero quizás te preguntarás ¿cuántos días tengo para pagar una multa con descuento?

Si no sabes cuándo se aplica el descuento a una multa o no tienes claro cómo realizar el pago de una multa de tráfico, este post te ayudará a despejar todas tus dudas. Te explicamos los pros y los contras del pronto pago de multas y te indicamos cómo realizar los trámites necesarios.

Pros y contras de la reducción de las multas por pronto pago

El pronto pago de multas consiste en cumplir el plazo rápido que indica la Administración para el pago de una sanción. Las multas siempre incluyen un límite temporal durante el cual nos podemos beneficiar de una bonificación o descuento del 50% de la sanción. Por ejemplo, si la multa asciende a 80 euros, el pronto pago de la multa reducirá el importe a 40 euros.

Las ventajas del pronto pago para el conductor son evidentes: si sabes que has cometido una infracción, te supondrá un ahorro importante en el pago de las multas de tráfico en tan solo la mitad del importe. Sin embargo, la Administración también se ve beneficiada por el pronto pago de multas, puesto que también eliminan los trámites asociados a gestionar el cobro, así como los costes que conllevan.

El pronto pago de las multas sólo tiene una desventaja: realizarla implica que le damos la razón a la Administración, por lo que perdemos nuestro derecho a reclamar. Si no estamos conformes con el contenido de la sanción administrativa, nuestra única alternativa es interponer un recurso y presentar alegaciones.

Por supuesto, el recurso incluye la posibilidad de que la Administración rechace nuestras alegaciones y nos obligue a pagar el importe de la sanción. En ese caso, tendremos que pagar el 100% de la multa: no existe la posibilidad de beneficiarnos del pronto pago una vez que hemos planteado recurso.

¿Cómo pagar una multa de la DGT por Internet?

Lo primero que debemos hacer cuando recibimos una multa es comprobar qué organismo la emite. Puede habernos llegado una sanción de tráfico por parte de la DGT, pero también cabe la posibilidad de que provenga de un órgano administrativo local o autonómico. Antes de pagar una multa de la DGT online, comprueba que efectivamente proviene de la Dirección General de Tráfico.

En caso de que así sea, tendrás un plazo de 20 días naturales (es decir, incluyendo días festivos) desde que te haya llegado la notificación. Ese plazo se aplica a las sanciones en las que estás identificado como conductor del vehículo, por lo que si no se te identifica es posible que no puedas disfrutar de la reducción de la multa por pronto pago.

Si quieres pagar la multa de la DGT vía online, deberás dirigirte a la página “Pago de multas”. Apunta la fecha en la que has recibido la notificación y el número de expediente de la sanción, que podrás encontrar en el papel. También tienes la opción de leer el código QR de la multa y se guardarán los datos automáticamente.

A continuación deberás introducir el importe de la multa. Recuerda introducir el total: la bonificación del 50% se aplica automáticamente a posteriori. La página web solicitará el medio de pago y podrás aprovecharte del descuento por pagar con antelación.

Recurre tu multa con asesoramiento legal

Sin duda, el pronto pago es una opción muy beneficiosa cuando sabemos que hemos cometido una infracción y queremos reducir el coste de la sanción asociada. Sin embargo, la cosa se complica un poco más cuando no estamos de acuerdo con la multa impuesta por la Administración. En ciertas ocasiones, las alegaciones pueden llevarnos a un procedimiento más largo y tortuoso, al final del cual es posible que acabemos pagando el importe total de la sanción.

De todos modos, siempre tienes derecho a reclamar si no estás de acuerdo, y para ello puedes contar con la ayuda de tu seguro de coche si tienes contratada la cobertura de reclamación de multas de tráfico, donde al menos te podrán asesorar sobre el trámite.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + catorce =