Protege tu notaría con un seguro de oficinas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

El seguro de oficinas y los beneficios que reporta a tu notaría

¿Has pensado alguna vez en proteger tu notaría con un seguro de oficinas? Cuando nunca nos hemos encontrado con una situación fuera de lo habitual tendemos a dar por hecho que esto se mantendrá por mucho tiempo, pero lo cierto es que no hace falta que pase algo negativo para considerar la contratación de un seguro. Los siniestros llegan de forma inesperada y, si no estás protegido debidamente, podría suponer un grave problema para tu previsión económica. ¿Conoces todos los beneficios que puede aportar a tu notaría?

Los seguros de oficinas también se adaptan a tu notaría

Las aseguradoras se encargan de investigar continuamente la mejor forma de adaptar sus productos a cada tipo de negocio, por eso uno de los más contratados es el seguro de oficinas, ideal para todo tipo de empresas, como en tu caso, una notaría. ¿Por qué protegerla con esta póliza si casi nunca ocurre nada?

Es cierto que en una notaría es muy difícil que entre un ladrón, por ejemplo, ya que la seguridad está bien reforzada; sin embargo, con la cobertura de robos te asegurarás una mayor protección. Además, existen otros factores que no se pueden evitar, como los daños atmosféricos, los actos vandálicos en caso de tener la oficina a pie de calle o las roturas de cristales, entre otros. Por eso, hoy vamos a darte unos cuantos motivos para convencerte de que la contratación de un seguro de oficinas también es adecuada para tu notaría.

Un caso práctico

Jorge es propietario de una notaría que ha abierto hace dos meses en la ciudad. Como es una persona bastante prudente, desde el primer momento decidió informarse sobre cuál era el seguro más adecuado para su negocio. Sin duda, adquirió el seguro de oficinas adaptado a sus necesidades y a los posibles riesgos considerados por su aseguradora.

Hace unos días, una pareja acudió a él con el objetivo de revisar algunas de las cláusulas del contrato de compraventa del inmueble que querían adquirir y posteriormente, realizar la firma ante el notario. Durante la visita, este les ofreció un vaso de agua a cada uno; una hora más tarde y a causa de un descuido, uno de los vasos se derramó encima de la mesa mojando los documentos de los clientes, y produciendo un cortocircuito en los cables del ordenador por el contacto del agua. 

En otra situación, el notario debería hacerse cargo de la reparación de su propio equipo; sin embargo, gracias a la contratación de un seguro de oficinas, con la cobertura de avería de maquinaria y equipos electrónicos, el derrame de líquidos se encuentra cubierto y, por lo tanto, los gastos que ocasione este problema repercutirán únicamente en la aseguradora.

Las coberturas del seguro de oficinas más adecuadas para tu notaría

Como has podido comprobar, en una oficina los siniestros pueden ser ocasionados por los detalles más pequeños. Pero también puedes encontrarte con problemas mayores. El hecho de trabajar manejando las leyes vigentes y amparándote en las mismas puede provocar que algunas veces las confundas por otras de muy similares y sigas incorrectamente un procedimiento. En estos casos, la cobertura de Responsabilidad Civil puede protegerte ante posibles indemnizaciones a causa de las equivocaciones cometidas o por haber facilitado una información no del todo correcta y que haya llevado a un cliente a cometer otro error, entre otros casos.

En situaciones en las que debas acudir a juicio, también puedes protegerte con la cobertura de defensa jurídica, que se encarga de cubrir los honorarios de un buen abogado para que defienda tus intereses en el tribunal.

¿Y si hay una avería tan grave en las tuberías que es imposible acudir al puesto de trabajo durante 3 semanas a causa de la inundación producida? En este caso las dos coberturas que  resultarán un alivio para ti serán, por una parte, la cobertura de daños por agua, que se encargará de compensarte por el contenido dañado y además cubrirá los gastos de localización y reparación del problema, y por otra, la garantía de lucro cesante, que se encarga de cubrir los beneficios que dejes de recibir por el tiempo que no puedes desempeñar tu actividad.

¿Te estás replanteando la opción de contratación del seguro de oficinas para tu notaría?  Estos son algunos de los mayores beneficios que puede aportarte esta póliza. Es recomendable que empieces a proteger tus intereses y asegures tus bienes de la forma más apropiada y, si en cualquier caso sigues dudando, siempre puedes acercarte a la oficina más próxima de tu aseguradora y solicitar el asesoramiento personalizado de uno de sus mediadores.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 20 =