Qué es un huerto urbano y cómo hacer uno en casa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4.8 basado en 15 valoraciones

Si vives en una ciudad, puede que pienses que hay que resignarse a ir al supermercado para tener vegetales frescos en casa. Y no te falta razón, aunque también es cierto que puedes disfrutar de un huerto urbano en el que cultivar algunos de tus alimentos. Todo depende del espacio que tengas en casa, pero incluso en pisos pequeños puedes incorporar uno.
¿Sabes lo que hacer, cómo montarlo y qué sembrar en un huerto urbano? En este post te daremos la respuesta.

Qué es y cómo montar un huerto urbano en casa

Se trata de un espacio destinado a cultivar vegetales dentro de una ciudad, en especial en viviendas particulares, aunque también existen huertos urbanos municipales que los ciudadanos pueden solicitar. En este caso nos centraremos en los primeros, que son con los que si vuelve a ocurrir una situación como la actual con el confinamiento durante semanas, puede permitirnos tener algunos alimentos frescos y saludables en casa, con los beneficios para el cuidado de la salud que esto supone.

Si estás pensando en montarte un huerto urbano ahora mismo tienes opciones de materiales y mesas de cultivo de sobra para elegir en grandes superficies como Ikea o Leroy Merlin, que de hecho a día de hoy, siguen enviando a domicilio con medidas de seguridad especiales durante la crisis sanitaria. Puedes consultar sus páginas web para informarte.

¿Cómo montar un huerto urbano?

Lo primero que hace falta es encontrar el lugar adecuado, que tenga mucha luz natural y una buena temperatura.

  • Si tienes un pequeño balcón o una terraza, busca el sitio donde los cultivos tengan al menos 8 horas de luz, y estén protegidos de corrientes de aire.
  • Si no tienes este espacio al aire libre, también puedes montar tu huerto en un macetero y colocarlo frente a la ventana.

Una vez que lo tengas ubicado, es el momento de elegir qué tipo de vegetales y hortalizas quieres cultivar. Lo ideal es elegir cultivos de temporada porque son más fáciles de cuidar y te permitirán aprovechar mejor las propiedades y beneficios nutricionales que proporcionan.

Huerto urbano: qué plantar

huerto urbano que plantar

Hay algunos cultivos que se adaptan muy bien como por ejemplo las cebollas, que ayudan además al sistema inmunitario a fortalecerse y luchar contra gérmenes y microbios. O las zanahorias, fundamentales para tener una buena vista gracias a su alto contenido en betacarotenos y vitamina A.

Los pimientos y las lechugas son otras opciones interesantes opciones para cultivar en nuestro huerto en casa, pues son vegetales que aportan vitamina C, un poderoso antioxidante muy beneficioso para el buen funcionamiento del organismo.

También podemos tener en cuenta la época del año en la que vamos a plantar nuestro huerto y elegir semillas de temporada. Así, teniendo en cuanto el calendario, os indicamos algunas de las más indicadas:

En invierno

La época más fría del año es perfecta para plantar verduras como las espinacas. También puedes plantar algunos dientes de ajo y recoger cabezas enteras a finales de primavera o principios del verano.

Las propiedades del ajo son bien conocidas, ya que se trata de un antibiótico natural, perfecto para mantener un sistema inmune fuerte. Las espinacas contienen vitamina A, C, E, K, además de vitaminas que forman parte del grupo B (B6, B2, B1) y vitamina B9 (ácido fólico) .

¿Sabíais que las hojas verdes de las espinacas son fuente principal de clorofila y carotenoides? Gracias a ellos podrás prevenir y reducir el riesgo de sufrir la degeneración en la mácula del ojo por el paso de la edad, además en ellas se presentan potentes antioxidantes beneficiosos para el cuerpo.

En primavera

¿Qué plantar en primavera en tu huerto urbano? Esta es una época muy buena para las berenjenas, los pimientos y los tomates (su temporada es desde el mes de octubre al mes de junio).
Las vitaminas A, B y C, potasio, magnesio, fósforo y calcio que pueden aportar, te ayudan a mantener unos niveles saludables de estos minerales y macronutrientes y cuidarte así de forma natural.

En verano

El verano es perfecto para el cultivo de hortalizas ya que es la época del año en la que hay más horas de luz, y este tipo de cultivos la necesitan en mayor cantidad. Puedes entonces aprovechar para plantar en esta época del año la col y sus variedades, entre las que destacan la lombarda, el brócoli o la coliflor, perfectas para hacer purés o cocinar al vapor, y con excelentes propiedades nutritivas como las vitaminas B, C, E y K, minerales como el calcio, mucha fibra, y como un aporte bajo de grasa.

En otoño

El Otoño es el momento de recoger los últimos frutos del verano y cultivar hortalizas como los rábanos o las acelgas. También es la época de cultivar los guisantes y las habas. Éstas últimas, en unos meses te aportarán cantidad de vitaminas esenciales como la B1 y minerales como el potasio, cobre, hierro, fósforo, zinc y magnesio.

¿Cuáles son los cuidados?

Saber cómo cuidar un huerto urbano es importante para aprovechar al máximo el espacio y conseguir buenos resultados.

Para ello, hay que prestar atención sobre todo al riego que necesita cada especie, la cantidad de luz a la que tiene que estar expuesto y contar con tierra de buena calidad para nutrirlas. Por lo demás, no es muy complicado mantener el huerto. Solo hay que dedicarle algo de tiempo todos los días y vigilar que no haya plagas que puedan afectar a las plantas.

Conclusiones

Tener un huerto en casa es muy fácil y además de disfrutar de tu afición mientras lo cuidas, te aporta otros tantos beneficios para tu salud gracias al aporte de vitaminas y minerales que puedes aportar en tu alimentación.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =