¿Qué es un traspaso de un plan de pensiones y cuáles son las diferencias según su tipo?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

Los planes de pensiones y los planes de ahorro son las dos principales herramientas con las que contamos para planificar nuestro futuro de cara a la jubilación. Sin embargo, es posible que cambiemos de idea después de haber contratado alguno y queramos retirar el dinero o realizar un traspaso: quizás no nos convence el producto en el que hemos invertido o creemos que es demasiado arriesgado contar con una única forma de ahorro.

Si es así, no te preocupes. Aunque el rescate de un plan de pensiones puede realizarse sólo en determinados casos, la ley siempre te da la alternativa de traspasar tus fondos a un plan distinto. En este post te explicamos qué es y cómo traspasar un plan de pensiones, y repasamos los diferentes tipos que existen así como el riesgo de inversión que conllevan.

Qué es un traspaso en lo que a planes de pensiones se refiere

Cuando hablamos de traspaso de un plan de pensiones, nos referimos al traspaso de tus “derechos consolidados”. Este término se refiere al conjunto de dinero que ya hemos invertido en el plan, además de los beneficios que se han generado a partir de esa suma.

La ley de fondos y planes de pensiones permite realizar un traspaso total o parcial. En el primer caso, todos los fondos del plan anterior se trasladan a otra herramienta de ahorro, mientras que el segundo está recomendado para quien quiera retirar parte del dinero y diversificar así sus inversiones.

En cualquier caso, los traspasos están permitidos de forma general. Esto significa que se pueden realizar dentro de la misma entidad gestora o utilizarse para invertir en una distinta. En cualquiera de los dos casos, el traspaso del plan de pensiones no conllevará un coste fiscal adicional para ti.

Cómo traspasar un plan de pensiones

Aunque esté permitido en la mayoría de los casos, el traspaso de un plan de pensiones también está sometido a un conjunto de requisitos y plazos establecidos en el contrato y en la normativa vigente. Normalmente, los pasos serán los siguientes:

  • Solicitud: Tendrás que ponerte en contacto con la entidad a la que desees realizar el traspaso de tu plan. Asegúrate de especificar qué clase de traspaso quieres hacer y el tipo de herramienta de ahorro que prefieres.
  • Comunicación entre entidades: Acto seguido, la entidad pondrá en marcha la movilización de los fondos. Para ello, se comunicará con la compañía que gestionaba tu plan anterior.
  • Transferencia del traspaso: Por último, la entidad gestora de origen enviará los fondos a tu nuevo plan. Deberá hacerlo dentro de un plazo de cinco días hábiles después de recibir la solicitud de la nueva entidad gestora.

Por supuesto, si lo que quieres es realizar un traspaso de plan dentro de una misma compañía, el proceso es mucho más rápido. Afortunadamente, el procedimiento no implica ningún gasto tributario ni penalización, por lo que podrás mover tus ahorros e invertirlos en los productos que desees.

Tipos de planes de pensiones: diferencias entre PPA y PPI

Por supuesto, para tener claro cómo traspasar un plan de pensiones debes saber las diferencias entre las distintas formas de ahorro. Como hemos mencionado, hay dos herramientas básicas: el plan de pensiones individual o PPI y el plan de previsión asegurado o PPA.

Los dos planes comparten varias similitudes. En primer lugar, tienen el mismo objetivo fundamental: el ahorro de fondos de cara a la jubilación. Eso implica que en ambos casos, el rescate del dinero está sometido a restricciones: sólo se recuperará el dinero una vez llegue la jubilación, o en ciertas circunstancias extraordinarias. Algunas de ellas son el desempleo prolongado, la incapacidad laboral total y permanente o la enfermedad grave. Además, tanto los PPI como los PPA tributan de forma similar. Ambos permiten la misma deducción en el IRPF, y cuentan con límites de inversión anual.

Más allá de estos puntos en común, hay dos diferencias importantes entre ellos. La primera es su forma jurídica: al contratar un plan de pensiones, invertimos dinero en un fondo de pensiones, mientras que un PPA forma parte de una póliza de seguro. Esta diferencia tiene como consecuencia unas garantías diferentes: los PPA garantizan que se recuperará todo el dinero que se ha invertido en ellos, además de un interés mínimo. En cambio, los PPI pueden ofrecer garantías de capital y rentabilidad, pero no es obligatorio que lo hagan. Por eso a menudo ofrecen distintos tipos de riesgo de inversión, como veremos a continuación.

Esta diferencia hace que, en general, sea más conveniente invertir en un PPA cuando el tipo de interés es más alto: tendrás más seguridad de recuperar tu inversión. Por suerte, la decisión que tomes es totalmente reversible: los dos planes son compatibles y puedes traspasar tus fondos de uno a otro tantas veces como quieras.

Tipos de riesgo en un plan de pensiones: riesgo bajo, medio y alto (30/70 – 50/50 – 70/30)

Como hemos mencionado, el concepto de un plan de pensiones se basa, entre otras cosas, en el tipo de riesgo que ofrece. Los planes de renta fija son de riesgo nulo: tu capital está asegurado pero tu inversión no tendrá rentabilidad. Más allá de esto, están los planes mixtos: en ellos, una parte del dinero de la pensión se invierte en activos de renta variable (o acciones) con la esperanza de que dé beneficios.

Los planes mixtos son muy variables en función del riesgo que ofrecen. En los planes de riesgo más bajo se invierte un 30% de la cuota en acciones, mientras que el resto va a renta fija privada o pública, que tienen una rentabilidad más fácil de garantizar.

Para inversores menos conservadores, también existen los planes de riesgo medio o 50/50, en los que la pensión se reparte equitativamente entre un tipo de fondos y otro. Y por último, los planes de riesgo alto o 70/30 permiten invertir la mayor parte del plan en renta variable, lo cual supone arriesgar nuestros fondos pero puede reportarnos beneficios mucho mayores.

Déjate asesorar por profesionales

Ahorrar para la jubilación es una decisión importante. Escojas el plan que escojas, el traspaso de tus fondos a un plan más adecuado siempre es una posibilidad. Siempre estás a tiempo de escoger la opción más conveniente para ti y para tu capital.

En todo caso, lo mejor que puedes hacer es consultar tus dudas con un profesional. Los expertos en inversión de Plus Ultra Seguros te explicarán al detalle sus planes de previsión asegurados y sus planes de pensiones para que tengas claro en qué invertir. Gracias a su asesoramiento especializado, sabrás que estás tomando la decisión correcta para tu futuro.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + diecisiete =