¿Qué hacer en caso de incendio en casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

ue hacer en caso de incendio en casa

Una de las peores situaciones a las que podemos enfrentarnos en nuestro hogar es un incendio. Por esa razón, es muy importante estar informado sobre el protocolo de actuación en caso de incendio, además de saber qué se debe de hacer en estos casos, y es que, una decisión precipitada podría tener graves consecuencias para nuestra vivienda y familia.

En este post te explicamos todo sobre qué hacer y cómo debe de ser la prevención ante el riesgo, y te indicamos qué es lo que tienes lo que hacer en caso de incendio en el hogar.

Los incendios en el hogar

Las compañías de seguros están estrechamente vinculadas al riesgo de incendio en el hogar, una situación que puede tener consecuencias catastróficas en tu vivienda.

Los daños pueden ser asumibles pero también pueden suponer la bancarrota de una economía del hogar con ingresos medios si el incendio termina arrasando con una buena parte de la vivienda o en su totalidad, dejándola inhabitable.

Por tanto, contar con un seguro de hogar es una medida fundamental en nuestros días, teniendo en cuenta la envergadura que puede adquirir el desembolso económico y la situación general que puede vivir una familia tras ser víctima de las llamas.

La cobertura de incendio en el seguro de hogar

La mayoría de las personas, somos conscientes de la importancia que tiene proteger nuestra vivienda ante los incendios. Y, en consecuencia, muchos son los que buscan un seguro de incendio para la casa con la intención de contar con un respaldo atento a estas necesidades y sobre todo para este tipo de siniestros.

¿Te parece importante a ti también? Entonces, te interesa saber que, en realidad, no existe un seguro de incendio con esta cobertura básica únicamente, sino que el incendio es una garantía que se incluye junto a otras básicas en todos los seguros de hogar. ¿Qué podemos destacar de esta cobertura? ¡Toma nota!

  • La cobertura de incendio se activa en caso de incendios accidentales y producidos por causas externas.
  • La cobertura de incendio viene acompañada con una cobertura básica muy importante que la complementa.Hablamos de la responsabilidad civil, para hacer frente a los daños ocasionados a terceros, como los producidos por un incendio en el edificio de la comunidad donde vivimos pero que ha tenido origen en nuestra vivienda.
  • En el supuesto de poder contar con un seguro de incendio en el hogar que incluyera solamente esta cobertura, no tendría sentido. La garantía de incendio es básica e indispensable, pero insuficiente para sufragar todos los gastos y restaurar los daños ocasionados por el siniestro. Para poder optar a esta protección integral, deberemos contar con las coberturas que ofrecen los seguros de hogar más completos, gracias a sus garantías opcionales y amplios límites.

¿Cómo prevenir un incendio?

Los incendios se pueden prevenir si tomas las medidas adecuadas. Llevarlas a cabo solo es cuestión de interiorizar algunos hábitos sencillos en nuestro día a día:

  1. Utiliza enchufes y conexiones normalizados, evita sobrecargarlos con bases múltiples de enchufes.
  2. Desconecta los aparatos eléctricos después de usarlos.
  3. Mantén cualquier objeto inflamable fuera del alcance de los niños. Ellos no conocen los peligros del fuego, conciéncialos.
  4. En caso de ser fumador, evita a toda costa fumar en la cama, puede caer ceniza encendida y prenderle fuego a las sábanas.
  5. Las velas, mucho cuidado. No las dejes desatendidas en ningún momento y apágalas si te vas a dormir.
  6. Cuidado en la cocina: cierra siempre la llave del gas después de usarlo. Las habitaciones que tengan cocinas, calentadores o estufas que lo utilicen, deben tener siempre ventilación al exterior.
  7. Las estufas pueden provocar incendios. No las pongas cerca de muebles o cortinas, tampoco pongas la ropa encima para que se seque.
  8. Cuidado con los productos inflamables, no los utilices cerca de puntos calientes como las cocinas o los hornos.
  9. No dejes la plancha desatendida sobre la ropa ni sobre la tabla de planchar, se quemaría y, por tanto, produciría un incendio. Desenchúfala al terminar.
  10. Es aconsejable instalar un detector de humo en casa y, en caso de detectar olor a gas, no enciendas ningún interruptor. Abre las ventanas, cierra la llave del gas y avisa inmediatamente a la compañía suministradora o a los bomberos.

Zonas con mayor riesgo de incendio en el hogar

Cualquier estancia de la vivienda está expuesta al riesgo de incendio, pero hay zonas que tienen más posibilidades de ser el foco del mismo:

La cocina

La cocina es el punto de la vivienda más peligroso en relación al origen de incendios. Aquí se combinan diferentes elementos que pueden dar lugar al desastre con mayor facilidad: grasa, fuego, gas y electricidad.

Además, los daños que pueden producirse, pueden llegar a ser bastante cuantiosos ante la presencia de electrodomésticos, muebles, encimeras, etc. Por tanto, el seguro de hogar para un incendio en la cocina juega un papel crucial.

Áticos, sótanos y garaje

Los lugares donde almacenamos ciertos objetos suelen tener un mayor riesgo de incendio. Por ejemplo, muchas personas guardan en el garaje, junto al coche, gran cantidad de sustancias inflamables, como gasolina, aceite y otros líquidos que podrían desencadenar un incendio ante la presencia de una pequeña chispa.

La ropa almacenada, los papeles archivados o cables desgastados que puedas tener, también pueden facilitar el origen.

El salón

El salón es otro de los puntos clave en la vivienda, cuando hablamos del foco de incendios. Una vela o una colilla mal apagada pueden ser factores desencadenantes muy peligrosos en esta estancia.

Los elementos eléctricos como una estufa o los fusibles también podrían sufrir sobrecalentamiento y ser los principales factores del inicio de las llamas.

Protocolo de actuación en caso de incendio

Si, a pesar de tomas estas precauciones pertinentes, se produce un incendio en tu hogar, es fundamental que sepas cómo debes actuar, siguiendo el protocolo correcto:

  1. Deberás ponerte en contacto rápidamente con el 112 para solicitar ayuda.
  2. Corta la corriente eléctrica y cierra la llave de paso del gas.
  3. Si el fuego es pequeño y dispones de un extintor, intenta apagarlo, pero si el origen del incendio es una sartén, utiliza la tapa (nunca agua) y apaga el extractor si está funcionando.
  4. En caso de ver humo tras una puerta cerrada, comprueba la temperatura tocando el picaporte para saber si hay un incendio tras ella. Si tienes que abrirla, hazlo lentamente y nunca de golpe, cerrando previamente las puertas y ventanas de la habitación que abandonas. De esta forma, si el incendio está cerca, evitarás que se oxigene causando una llamarada.
  5. Reúne a los ocupantes de la casa y si el fuego es grande, id agachados o gateando hasta la salida, cerrando todas las puertas de las habitaciones y salid lo antes posible de la casa. Avisad a los vecinos.
  6. No uses los ascensores, baja por las escaleras. En caso de que haya humo, respira a través de un paño humedecido.
  7. Intenta seguir estos pasos de forma tranquila y transmitiendo calma al resto de las personas que se hallaban en el domicilio.

¿Qué hacer después de un incendio?

Cuando el incendio ha sido apagado, debes tener en cuenta una serie de cuestiones imprescindibles para poder volver a la normalidad.

  1. En primer lugar, si tienes seguro, ponte en contacto con la compañía lo antes posible e informa de la situación, haciendo hincapié en las pérdidas y los daños que has sufrido por el incendio.
  2. Seguidamente, contacta con los bomberos y pregunta si es seguro volver a entrar la vivienda.
  3. En caso afirmativo, intenta localizar todo aquello que pueda serte necesario hasta que las cosas se normalicen. ¿Y qué tienes que buscar? Todos aquellos documentos que necesites para tu vida cotidiana: DNI, pasaporte, carné de conducir, tarjeta sanitaria, póliza de seguros, tarjetas de crédito, libretas de ahorro, abono de transporte…
  4. Si padeces alguna enfermedad, busca todos los medicamentos específicos para tu tratamiento.
  5. Saca de la vivienda lo básico que necesites para pasar unos días fuera si es necesario, como ropa, tus cosas de aseos y el cargador del móvil. También dinero, joyas y objetos personales de importancia como gafas, audífonos, lentillas, prótesis, etc.

Conclusiones

El incendio puede dar lugar a una de las situaciones más graves en la vivienda para una familia por lo que, contar con un seguro de hogar que incluya las coberturas básicas, entre las que se encuentra la garantía de incendio, es vital para proteger la economía familiar. Sin embargo, hablamos de una cobertura imprescindible que es conveniente completar con otras para obtener una protección integral en caso de incendio.

La cocina, el salón y las zonas de almacenamiento son las zonas de la vivienda con más riesgo de incendio. En ellas es aconsejable que potencies las medidas fundamentales de prevención. Y, si aun así el desastre se produce, conocer el protocolo de actuación en caso de incendio puede salvar gran parte del valor de la vivienda y, lo que es más importante, podría salvar tu vida y la de los tuyos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =