¿Quién puede hacer aportaciones a un plan de pensiones?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 3 valoraciones

Resuelve tus dudas sobre aportaciones al plan de pensiones

 

Cada vez más personas son conscientes de la necesidad de ahorrar para el futuro y dentro de las múltiples alternativas de ahorro a largo plazo que nos ofrece el mercado, hacer aportaciones a un plan de pensiones se presenta como una opción muy atractiva para tener una jubilación más tranquila. Sin embargo, es posible que tengas ciertas dudas sobre este tema. En este post vamos a explicarte quién puede ser partícipe de un plan de pensiones, para que puedas encontrar el que más de adapta a tu perfil.

¿Quién puede hacer aportaciones a un plan de pensiones?

Puede que esta sea tu primera pregunta. Y la respuesta es muy sencilla. Cualquier persona física, sin límite de edad, puede contratar un plan de pensiones. No hay una edad mínima, por eso es muy conveniente empezar a pensar en nuestro ahorro futuro desde el inicio de nuestra vida laboral. Cuanto antes empecemos a hacer aportaciones, y teniendo en cuenta que la ley establece la cantidad máxima que podemos aportar al año, menor será el esfuerzo.

¿Qué tipos de planes de pensiones existen?

Ahora que ya sabes que cualquier persona puede contratar un plan de pensiones, es necesario conocer qué tipos de planes de pensiones existen y cuáles son las condiciones de sus aportaciones.

-Planes de pensiones individuales: se contratan a través de una aseguradora o de una entidad financiera y el capital aportado y el interés generado se recuperan una vez llegada la jubilación o en caso de invalidez, desempleo o enfermedad.

-Planes de pensiones de empleo: Se constituyen en algunas empresas para sus trabajadores, y tanto la empresa como los trabajadores partícipes pueden hacer aportaciones.

-Planes de pensiones asociados: Son puestos en marcha por asociaciones, sindicatos, etc., para sus socios y afiliados y también recogen los supuestos de jubilación, invalidez o fallecimiento. Sólo los partícipes pueden realizar aportaciones.

¿Puedo hacer aportaciones a más de un plan de pensiones?

Teniendo en cuenta el punto anterior, es posible que a lo largo de tu vida te encuentres con la posibilidad de ser partícipe de más de un plan de pensiones y debes de saber que nada te impide invertir en más de un instrumento de ahorro para tu jubilación.

Puedes hacer aportaciones a uno o a varios planes de pensiones, sin importar su modalidad. Es decir, puedes contratar un plan de pensiones individual y al mismo tiempo ser partícipe del plan de pensiones de tu empresa.

Depende de tu perfil como ahorrador y el riesgo que quieras asumir, también puedes diversificar tus inversiones a través de distintos planes de pensiones individuales, ya sean de renta variable, variable mixta, renta fija mixta, a largo plazo, a corto plazo o garantizados.

Y si estoy desempleado, ¿puedo hacer aportaciones?

A diferencia de las pensiones públicas, que se calculan en función de la vida laboral y el salario percibido; los planes de pensiones particulares no tienen estos requisitos. Aunque seas una persona en situación de desempleo, puedes contar un plan de pensiones y deducirte en el IRPF las aportaciones anuales que ingresas en tu plan.

Además, si tienes un plan de pensiones y no trabajas, tu cónyuge puede deducirse esas aportaciones en la Declaración de la Renta con un límite de 2.500 euros anuales.

Y como ya hemos indicado más arriba, si tienes contratado un plan de pensiones pero te encuentras en situación de desempleo de larga duración, puedes rescatar el capital aportado para cubrir tus necesidades actuales.

¿Los jubilados pueden hacer aportaciones a un plan de pensiones?

Aunque el plan de pensiones es un ahorro para nuestra jubilación; es posible que cuando termine tu vida laboral todavía desees seguir haciendo aportaciones extra durante un tiempo. En ese caso, puedes seguir haciendo aportaciones siempre que no hayas iniciado el cobro de la prestación por jubilación.

Según la legislación vigente, un trabajador que siga dado de alta puede tramitar la solicitud de una pensión de jubilación hasta tres meses antes de que se produzca el retiro para empezar a cobrar desde el día en que se produce el cese en el trabajo.

Hasta que no solicitas la pensión pública, puedes seguir haciendo aportaciones al plan privado, pero si pasan más de tres meses, perderás los efectos retroactivos que corresponden desde tu fecha de jubilación. Lo mismo ocurre si cuentas con más de un plan y quieras beneficiarte del cobro de uno mientras haces aportaciones a otro.

Como puedes ver, cualquier persona puede hacer aportaciones a uno o varios planes de pensiones, lo que convierte a estos productos en un instrumento de ahorro muy flexible y muy ventajoso para nuestro futuro.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *