¿Sabes cómo quitar el gotelé de tu casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

formas de quitar el gotele de tu casa

Hace unas décadas, el gotelé era una de las técnicas más populares de decoración de paredes. Aunque antaño se usaba para ocultar las grietas en la pared y las imperfecciones de construcción, lo cierto es que hoy en día ha quedado algo obsoleta. Por ello, no es de extrañar que muchos se pregunten cómo quitar el gotelé de las paredes de su vivienda.

Si estás pensando en deshacerte del gotelé de tu hogar, debes tener en cuenta que no es tarea fácil. Afortunadamente, hay varias opciones posibles y no requieren demasiado material especializado. A continuación te indicamos cómo quitar el estucado de la pared o tapar el gotelé paso a paso.

Cómo quitar el estucado (Gotelé) de la pared

Alisar las paredes con gotelé no es tarea sencilla, puesto que el material no se retira con facilidad. En muchas ocasiones, quitar el estucado de la pared lleva mucho tiempo y el acabado no queda perfecto del todo. Por ese motivo, muchos optan por aplicar un panel a la pared en lugar de pintar después de quitar todo el estucado.

Por suerte, el material necesario no es demasiado abundante: bastará con un cubo, un mezclador de pintura, un rodillo, una espátula, una lijadora y masilla. Si decidimos cubrir el gotelé en lugar de quitarlo, también necesitaremos una pasta especial. Lo más importante, en todo caso, es cubrir bien todos los muebles, aberturas y enchufes de la vivienda para que no se ensucien durante el proceso.

Quitar el gotelé con lijadora es la forma tradicional

Si decidimos quitar el gotelé, usar una lijadora es uno de los métodos más habituales. Rasparlo es una buena opción cuando la pintura de la pared es al temple: este material es relativamente blando y permite que la pared se conserve en buen estado después de quitar el gotelé.

Pero primero debemos saber si el gotelé es al temple o plástico. Para averiguarlo, hay que rascar una parte de la pared y diluir el material en agua. Si no se diluye, es gotelé plástico; si se diluye con facilidad, es gotelé al temple.

Tapar el gotelé con yeso o pladur son otras alternativas más sencilla

Tapar el gotelé con yeso o pladur está especialmente indicado cuando la pared está pintada con acrílico, un material difícil de retirar. Para quitar el gotelé sin lijar, la mejor opción es taparlo con una pasta especial que puede ser en polvo o preparada, de modo que no necesita mezclarse con agua.

El único inconveniente es que la capa adicional de pasta hará que perdamos algo de espacio en la habitación. Aunque sin duda es una desventaja, puede valer la pena si queremos deshacernos del gotelé y lijarlo no es una opción.

Pasos para quitar el Gotelé

Aunque quitar el gotelé consume bastante tiempo, lo cierto es que los pasos a seguir no son complicados. A continuación te indicamos cómo hacerlo, tanto si escoges quitarlo con lijadora como si prefieres taparlo con pasta cubregotelé.

Paso a paso del raspado del estucado

Para raspar el gotelé, debemos hacer lo siguiente:

  • Pulverizar con agua o decapante: Si el gotelé es al temple, bastará con que pulverices la pared con agua para ablandar el material. No es necesario empapar la superficie, sólo humedecerla. El gotelé plástico es más resistente, por lo que será preciso utilizar algo de decapante para volverlo más blando.
  • Retirar con espátula: Hecho lo anterior, podrás pasar la espátula de abajo hacia arriba retirando el gotelé a lo largo de toda la habitación.
  • Tapar grietas con masilla: Todas las imperfecciones y grietas que hayan quedado expuestas después de quitar el gotelé pueden cubrirse con masilla. Después de aplicarla, es importante dejar secar la pared antes del paso siguiente.
  • Lijar la superficie: Por último, repasa todos los posibles desperfectos de la masilla usando una lija. Sólo quedará limpiar el polvo de la pared y aplicar una capa de pintura o vinilo según lo que prefiramos.

Paso a paso para tapar el Gotelé

Tapar el gotelé es bastante más sencillo que retirarlo. Después de preparar las puertas y ventanas con cinta adhesivo, debes hacer lo siguiente:

  • Preparar la pasta: A no ser que hayas comprado pasta preparada, deberás diluir la pasta en polvo en la proporción que indique el envase. Debe quedarte sin grumos.
  • Eliminar imperfecciones: Quita con una espátula todos los desconchones y desperfectos en la pintura para que el cubregotelé quede liso cuando lo apliques.
  • Aplicar la pasta: Utiliza la espátula y la llana para aplicar la pasta para quitar gotelé. Extiéndela de abajo hacia arriba, deja secar y aplica una segunda capa con pasta algo más diluida.
  • Alisar: Utiliza la espátula para eliminar cualquier exceso de pasta en la pared.

Ponte en manos de un manitas profesional

Quitar el gotelé es una reparación que a menudo podemos hacer nosotros mismos, pero puede hacerse difícil si no nos armamos de la paciencia suficiente. Además del tiempo que lleva, la preparación previa para evitar que se ensucie nuestro hogar puede hacer que el proceso se alargue incluso más.

Por ese motivo, en muchas ocasiones es mejor contar con un experto en bricolaje que nos ahorre molestias innecesarias. Recuerda que el seguro de vivienda habitual de Plus Ultra Seguros incluye el servicio Bricohogar con desplazamiento incluido: si cuentas con él, tendrás a tu disposición a profesionales que se encargarán de ayudarte con la reparación y puesta a punto de tu hogar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + veinte =