¿Qué hacer si le has vendido un producto en mal estado a un cliente?

¿Te ha llegado una reclamación por un producto en mal estado?

Cuando te dedicas a vender productos es posible que, tarde o temprano, se origine un error en la producción o en su composición. Es complicado lograr la perfección y para las empresas tampoco es algo sencillo. Uno de los principales miedos de un empresario es recibir una reclamación por daños a terceros a causa de la venta de un producto en mal estado. Afortunadamente, las aseguradoras han desarrollado un producto perfecto ante estas ocasiones: los seguros de Responsabilidad Civil General. ¿Sabes en qué consisten? En este artículo te lo contamos.

¿En qué consiste un seguro de Responsabilidad Civil?

Los seguros de Responsabilidad Civil General se encargan de proteger a las empresas que reciben reclamaciones por daños de uno o varios clientes a causa de haber adquirido uno de sus productos en mal estado.

Ante un problema con tus clientes, como una demanda o reclamación de estas características, tu aseguradora te ofrece este beneficioso seguro con el que responderá por ti para que no sufras desajustes en tu negocio.

En el sector de la alimentación sobre todo, que un comprador se lleve uno de tus alimentos en condiciones inapropiadas (caducidad excedida, mala elaboración, en estado de putrefacción, etc.), podría acarrearte grandes problemas si ello produjese una intoxicación o cualquier tipo de enfermedad relacionada con el estado de la comida a un consumidor.

Lo mismo puede aplicarse a otro tipo de productos y de formas muy variadas, como un juguete mal limado que produce cortes o rasguños a los niños o incluso un aparato electrónico que explota de forma repentina, pero lo importante no es cómo ocurra, sino que, realmente llegue a pasar y las consecuencias afecten directamente a tu empresa.

Las aseguradoras pretenden blindar a sus asegurados con coberturas que resuelvan y faciliten las situaciones desfavorables en las que puedan verse involucrados, respaldándolos y sirviéndoles de apoyo económico ante la necesidad de desembolsar pequeñas o grandes cuantías a consecuencia de un error de producción, elaboración o incluso de caducidad, entre otros supuestos que pongan en entredicho su calidad.

¿Qué puede hacer por ti este seguro si le has vendido un producto en mal estado a un cliente?

Si un cliente presenta una reclamación por daños personales derivados de un producto en mal estado que adquirió recientemente en uno de tus establecimientos, lo primero que debes hacer es notificar esta situación a tu aseguradora.

Rápidamente, un mediador de seguros te mostrará las posibilidades con las que cuentas desde el primer momento que contratas un seguro de Responsabilidad Civil:

1-Respuesta ante reclamaciones y demandas. Si debes abonar una indemnización en favor del cliente perjudicado por un producto en mal estado de tu empresa, la aseguradora se hace cargo de desembolsar la cantidad convenida.

2-Defensa jurídica. Tu compañía correrá con los gastos que suponga contratar a un abogado para tu defensa ante el tribunal de un juicio por los daños ocasionados al consumidor de un producto de tu empresa; además, puedes acceder a un letrado de la red de abogados que ofrece la aseguradora si lo prefieres.

Como ves, ante una reclamación por daños a terceros derivados de la adquisición de uno de tus productos en mal estado, un seguro de Responsabilidad Civil puede protegerte de desniveles económicos en tu negocio, además de ofrecerte las ventajas ya mencionadas. ¿A qué esperas para proteger tu empresa íntegramente y olvidar el temor a las demandas?

 Todos podemos cometer un error,  por eso es importante prevenir ante esta clase de situaciones y contar con el apoyo de una buena compañía aseguradora nos ofrece facilidades y beneficios, respaldándonos y garantizando el bienestar propio y el de los bienes que más nos importan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *