Ventajas e inconvenientes de rescatar tu PPA

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 2.8 basado en 11 valoraciones

Ventajas e inconvenientes de rescatar tu PPA 

¿Quieres empezar a ahorrar para tu jubilación? ¿Sabes qué es un PPA? ¿Conoces las ventajas e inconvenientes de rescatarlo? En este interesante artículo te contamos todos los pros y contras de realizar un rescate de tu Plan de Previsión Asegurado.

¿Qué es un Plan de Previsión Asegurado? ¿Para qué sirve?

Un PPA es un contrato de seguro individual con carácter voluntario y complementario a las pensiones de Seguridad Social. Es decir, es un seguro de ahorro en el que puedes ir realizando aportaciones a lo largo de tu vida con el fin de acumular una cantidad monetaria, que servirá de complemento para tu pensión pública por jubilación. A partir del momento en que te jubilas, ya puedes empezar a percibir las prestaciones, es decir, podrás hacer un rescate.

Rescate anticipado del PPA

No es únicamente en el momento de la jubilación cuando puedes rescatarlo, existe la opción de un rescate anticipado del PPA. En esta variante, tenemos varias opciones, como es el caso de que te encuentres desempleado durante un largo período de tiempo, o para hacer frente a un desahucio, o que estés en una situación de invalidez o dependencia severa. Ante todos estos escenarios, se podrá realizar el rescate de los fondos acumulados sin penalización alguna. Para los casos de fallecimiento, los beneficiarios designados podrán recibir la totalidad del capital aportado hasta ese momento y, además, un pequeño porcentaje adicional a modo de compensación.

¿Cuáles son las ventajas de rescatar mi PPA?

Rescatar un Plan de Previsión Asegurado ofrece algunas ventajas respecto a los Planes de Pensiones convencionales, por ejemplo:

El capital que has ido aportando, tiene una rentabilidad asegurada. Esto se debe a que este plan de pensiones tiene carácter de seguro; por tanto, las entidades están obligadas a garantizar un tipo de interés mínimo hasta el vencimiento; además de las revaloraciones adicionales.

Fiscalidad del Plan de Previsión de Asegurado, donde las aportaciones que hayas realizado podrán ser deducidas de tu impuesto del IRPF de forma que tributarán como rendimientos de trabajo.

Podrás cobrar las aportaciones de tres maneras:

  • En forma de capital: en una sola cantidad.
  • En forma de renta: en pequeñas cantidades y de forma periódica.
  • En forma mixta: cobrar una parte del PPA en forma de capital y el resto en forma de renta.

Entre las ventajas claras de contratar un PPA, se encuentra la fiscalidad en el momento de realizar las aportaciones. Y es que puedes desgravar en tu capital un máximo de 8000 euros al año, montante que se restará de tu declaración de la renta del año en cuestión.

Por ejemplo: Si inviertes 8.000 euros en tu PPA y tu salario es de 25.000 euros brutos, para Hacienda será como si sólo hubieses ingresado 17.000 euros. El resultado es que en ese momento estarías pagando 2.400 euros menos de impuestos (aplicando el 30% del tipo marginal de IRPF). Las particularidades que nos presenta el PPA, lo convierten en un producto ideal para inversores prudentes o que quieran garantizar una inversión mínima y segura.

Si te faltan unos 6 o 7 años para llegar a la jubilación, el uso de un PPA es una variante aconsejable, ya que tu dinero quedaría mejor asegurado.

¿Qué tener en cuenta al rescatarlo?

Uno de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de realizar el rescate de este producto, consiste en que en el momento en que ya has cobrado todo el capital acumulado del Plan de Previsiones Asegurado, deja de tener validez, es decir, se extingue una vez alcanzado el objetivo, que es llegar a la jubilación. Por eso, es aconsejable no rescatar el plan el mismo año en que te jubiles; espera un año más y benefíciate del mayor rendimiento posible del capital acumulado, porque no entrarás en el mismo régimen fiscal.

Además, a la hora de extraerlo, la mejor variante es en forma de renta, ya que las cuotas fiscales serán menores y tendrás un mejor rendimiento de tu capital. Por ejemplo, si extraes tu dinero en forma de capital, el porcentaje que se aplicará en el IRPF será mayor, por lo tanto, recibirás menos dinero. Es por ello que hay que prestar especial atención a las condiciones para no llevarse sorpresas.

También es importante que te informes bien sobre los detalles de tu aseguradora sobre este producto, ya que los porcentajes y tiempos pueden variar según dónde lo contrates. Todos exigen un mínimo de años para rescatar el PPA y, de hacerlo antes, recibirías lo que se llama “penalización del rescate del plan de pensiones”. Cuando analizamos todas las aseguradoras, podrás encontrar que casi siempre se establece una edad mínima, un mínimo y un máximo de cuotas mensuales.

La principal diferencia entre PPA y un plan de pensiones es la seguridad. Mientras que el plan de pensiones está compuesto por fondos de pensiones, el PPA se integra en una póliza de seguro, ofreciendo una rentabilidad garantizada y una seguridad sobre tu capital.

Otros productos de ahorro interesantes

Además del PPA, existen otros productos y seguros de ahorro muy eficaces y que presentan grandes ventajas fiscales como son los Planes de Pensiones, los PIAS o losSIALP.

En tu aseguradora de confianza te esperan todas estas opciones para tus ahorros. Empieza a acumular un capital con el que disfrutar de tu jubilación con tranquilidad y sin preocupaciones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 12 =