Protege tu Responsabilidad Civil como ciclista aficionado

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4 basado en 5 valoraciones

Los ciclistas pueden cubrir su responsabilidad civil con los seguros de hogar y de coche

La bicicleta ha tomado las calles. Cada vez es más habitual cruzarnos con amantes de la bici que utilizan este medio de transporte por ocio o como alternativa para desplazarse por la ciudad. Para dar respuesta a los nuevos ciclistas, las ciudades cada vez se adaptan mejor para su uso con la creación de carriles bici y semáforos especiales. Sin embargo, el hecho de que circulen tanto junto a peatones como a otros vehículos nos obliga a plantearnos: ¿qué ocurre con la Responsabilidad Civil de los ciclistas no profesionales?

En este artículo te explicamos por qué es importante disponer de la cobertura de responsabilidad civil si te desplazas en bicicleta y en qué modalidades de seguros pueden incluir la defensa judicial.

¿Por qué necesito cubrir mi RC si soy un ciclista aficionado?

Este tipo de cobertura no es obligatoria para los ciclistas ocasionales o no profesionales, sin embargo, es muy recomendable por el hecho de que nunca sabes cuándo puedes verte envuelto en un accidente, sea de mayor o menor gravedad. En este sentido, la cobertura de Responsabilidad Civil y defensa jurídica te protegerá en los siguientes supuestos:

-Las reclamaciones por daños y perjuicios dirigidas hacia nosotros por terceros. Es decir, en el supuesto de que atropelles a un peatón o provoques que otro ciclista caiga de su bicicleta, entre otras posibles situaciones.

-Las reclamaciones por daños y perjuicios sufridos por nosotros, causados por terceros. Las ciclistas están obligados a circular junto a motos, coches, camiones o autobuses, y con frecuencia son los menos respetados de la carretera.

Si te ves envuelto en una de estas dos situaciones, es importante que sepas que si cuentas con una cobertura de Responsabilidad Civil, tu aseguradora  se hará cargo de los siguientes conceptos:

  • Tasas, derechos y costas judiciales.
  • Honorarios y gastos de abogado.
  • Derechos y suplidos del procurador.
  • Gastos notariales y de poderes para pleitos.
  • Honorarios y gastos de peritos.
  • Fianza y gastos judiciales.

Todos los ciclistas mantienen una relación muy especial con sus bicicletas y sería una pena ensombrecer este vínculo por la necesidad de hacer frente a estos gastos de manera personal. Las aseguradoras no solo ponen los medios para proteger nuestra economía ante reclamaciones de terceros, también nos ofrecen su respaldo y el asesoramiento de abogados profesionales especializados en la materia.

¿Qué seguros necesito contratar?

La cobertura de Responsabilidad Civil y defensa jurídica que necesitas como ciclista puedes encontrarla en tu seguro de coche y tu seguro de hogar:

  • Seguros de coche: Como ciclistas, también tenemos la obligatoriedad de cumplir con las normas de circulación, lo que hace que incluso puede acarrearnos una multa si cometemos alguna infracción. En este sentido, la relación entre conductores de coche y ciclistas es clara, y por esa razón, con los mejoras pólizas también quedas protegido por la Responsabilidad Civil de tu seguro de coche, en caso de tenerlo contratado.
  • Seguros de hogar: Muchas veces no somos conscientes de hasta donde alcanza la cobertura de Responsabilidad Civil de nuestra póliza de hogar; pero lo cierto es que también abarca situaciones que puedan derivarse de nuestra esfera privada donde hagamos uso de nuestra bicicleta. En otro post ya te comentábamos que si tu hijo hace alguna travesura con la bicicleta queda protegido; en este artículo te desvelamos que tú también.

¿Puedo complementar esta cobertura con alguna más?

La mejor opción a la hora de contratar esta clase de seguros es completarlos lo máximo posible, ya que en una bicicleta estás mucho más expuesto a sufrir daños y accidentes. Por eso, es recomendable que complementes tu cobertura de responsabilidad civil con la de asistencia médica, que cubre los gastos de asistencia urgente o primeros auxilios, gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos, rehabilitación, estancia y manutención en hospitales, entre otros casos.

Lo más importante para prevenir los accidentes: sigue las normas

Es imprescindible para tu propia seguridad que tengas en cuenta las normas de circulación que te corresponden al utilizar este medio de transporte y que se aplican en tu localidad. Como has visto, existe tanto la posibilidad der ser causante como víctima de un accidente cuando vamos en bicicleta y la primera medida para prevenirlo somos nosotros mismos. En caso de que algo más ocurra, tu asegurada, a través de los seguros de hogar y de coche, se encarga de defensa jurídica para que puedas seguir pedaleando sin problemas.

Recuerda que en el blog también puedes saber más sobre cómo puedes protegerte en caso de accidente practicando deporte, gracias a los seguros de accidentes o seguros para deportistas federados.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =